Compartir
Publicidad

Un estudio pone a prueba la legendaria regla de los cinco segundos para recoger un alimento del suelo

Un estudio pone a prueba la legendaria regla de los cinco segundos para recoger un alimento del suelo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que no le haga caso al diablo, que antes de cinco segundos no pasa nada, y frases como estas son las que muchos de nosotros hemos escuchado durante toda nuestra vida cuando algún alimento se nos cayó al suelo, y nos animaron a recogerlo y seguir ingiriéndolo. Bueno, si tú eres de los había estado aplicando esta regla durante mucho tiempo te tenemos malas noticias.

Aunque el sentido común nos dice a todos que algo que se cayó al suelo ya no es apto para ser consumido, miles de personas siguen creyendo en el mito de los cinco segundos, y es por ello que el profesor Donald Schaffner microbiólogo de la universidad de Rutgers se quiso tomar las cosas en serio y al mejor estilo de los cazadores de mitos, puso a prueba esta antigua creencia para desmentirla y al mismo tiempo encontrar que tanto de verdad había en ella.

Los resultados del estudio del extenso estudio realizado por Schaffner son concluyentes y para nada sorprendentes. Prácticamente cualquier alimento que se caiga al suelo sin importar el tiempo que pase en él, adquiere bacterias que obviamente no son buenas para nosotros. Y para comprobarlo de una manera en la que no le quedara duda a nadie utilizó alimentos secos y alimentos húmedos como panes, sandias cortadas a la mitad, gomitas y pan con mantequilla entre otros. Cada uno de estos alimentos se arrojó al suelo y luego se recogió de regreso antes de los 5 segundos en 20 pruebas diferentes. Igualmente se utilizaron distintos tipos de suelo, como madera, baldosas y alfombra para un total de 2.560 pruebas individuales de bacterias tomadas.

Aunque el estudio comprobó lo que ya sabíamos, también mostró que la regla de los cinco segundos encierra un poco de verdad, pues si un alimento seco y poco pegajoso como un pan se cae a una alfombra tiene un nivel de contaminación inferior a lo que sucedería si se cae a un suelo liso como una baldosa. No significa que sea seguro recogerlo y comerlo de regreso, sino que el nivel de contaminación presente es inferior. De otro lado un alimento húmedo o pegajoso como un pan con mantequilla o una sandía cortada a la mitad va a recoger muchísimas bacterias al caer casi a cualquier tipo de suelo, siendo las baldosas uno de los peores escenarios.

A la final si toda tu vida habías venido aplicando esta famosa regla y no había pasado nada, el verdadero responsable de que no pasara a mayores, es tu sistema inmunológico. Sin embargo es mejor no jurársela todo el tiempo y dejar de lado la confianza. Ahora al menos ya podrás comprobarles a tus amigos de forma científica que la dichosa norma de los cinco segundos no es cierta.

Foto amazenglish

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad

Ver más artículos