Compartir
Publicidad
Publicidad

General Motors anuncia que sólo se centrarán en fabricar coches eléctricos

General Motors anuncia que sólo se centrarán en fabricar coches eléctricos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se veía venir, más después de que varios fabricantes han anunciado en los últimos meses sus intenciones por abandonar la gasolina y centrar esfuerzos en motores eléctricos. Hoy, General Motors, uno de los fabricantes de coches más importantes del mundo, dio un vistazo a sus planes durante la siguiente década, donde nos hablan de un futuro totalmente eléctrico y sin emisiones.

La mañana de este lunes, Mark Reuss, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de productos, compras y cadena de suministro de GM, ofreció una charla en su campus técnico en Warren, Michigan, donde dio a conocer parte de la estrategia que seguirá la compañía a partir de ahora.

"GM cree que el futuro es totalmente eléctrico"

Esta nueva estrategia comienza con el lanzamiento de dos nuevos coches eléctricos durante 2019, que serán acompañados por al menos 20 nuevos modelos para 2023. Sin embargo, Reuss no adelantó una fecha concreta para abandonar la gasolina y el diésel, ya que esto dependerá de cada región y mercado. Pero lo que es un hecho es que la investigación y desarrollo de la compañía estará centrado en coches eléctricos.

Junto a este anuncio, GM también presentó su nueva plataforma SURUS, la cual se basa en células de hidrógeno bajo un concepto de cuatro ruedas impulsados con dos motores eléctricos. Esta nueva plataforma dará vida tanto a coches comerciales como a vehículos de entrega, ambulancias y camiones.

Los nuevos modelos que serán lanzados durante la siguiente década serán una mezcla de entre coches eléctricos con baterías de litio y coches con pilas de hidrógeno. Este movimiento apunta a entrar de lleno en aquellos mercados que ya han anunciado la futura prohibición de vehículos de combustión interna, como el caso de Francia, Gran Bretaña, Holanda y Noruega, pero sobre todo de China, que está próximo a sumarse a dicha prohibición y que será determinante para el desarrollo de los coches eléctricos.

Chevy Bolt

La decisión de ir dejando poco a poco los motores a gasolina y diésel se apoya en las buenas ventas del Chevy Bolt, donde a pesar de perder 9.000 dólares en cada coche, están seguros que la caída constante en los precios de las baterías hará que este mercado se masifique y puedan diversificar el mercado con varias opciones. Por ello creen que es buen momento en apostar en ello antes de que sea demasiado tarde.

Con esto, GM se suma a Volvo, Jaguar, Aston Martin, Mercedes-Benz y Lincoln al pasarse al lado verde y apostar por completo en los coches eléctricos. ¿Quién será el siguiente?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos