Compartir
Publicidad

Tesla sigue sin ser rentable y ya acumula más de 1.000 millones de dólares en pérdidas en lo que va del año

Tesla sigue sin ser rentable y ya acumula más de 1.000 millones de dólares en pérdidas en lo que va del año
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tesla acaba de presentar sus resultados financieros correpondientes al segundo trimestre de 2019, donde, tal y como lo anticipó Elon Musk, hubo pérdidas, esto a pesar de haber batido récords en entregas y aquella reestructura 'hardcore'. Eso sí, Elon Musk sigue adelante y asegura que este 2019 Tesla volverá a ser rentable.

En resumen, Tesla reportó unas pérdidas más altas que lo esperado por los analistas, las cuales ascienden a 408 millones de dólares, que es menos si las comparamos con los 702 millones que perdieron durante el primer trimestre del año. Con esto, la compañía de Elon Musk ya suma 1.110 millones de dólares en pérdidas en lo que llevamos de 2019.

Una recuperación frente al primer trimestre de 2019

Los analistas esperaban unas pérdidas de 35 céntimos por acción, pero la compañía terminó reportando pérdidas de 2,31 dólares por acción, lo que llevó a Tesla a caer en la bolsa hasta un 11% en las operaciones después del cierre. Aquí hay que destacar que de los 408 millones de dólares de pérdidas, 117 millones corresponden a "reestructuración y otros cargos", donde se incluyen los cierres de algunas tiendas, despidos, cambios de precio y que algunos modelos de coches se dejaron de vender.

Sin embargo, no todo son malas noticias, ya que Tesla también presentó un importante aumento en los ingresos del 40% respecto al primer trimestre, que se traducen en 6.300 millones de dólares. Este aumento llegó gracias al repunte en las ventas del Model 3 y las entregas récord de 95.356 vehículos.

Model 3

Adicional a esto, Tesla está reportando 5.000 millones de dólares en efectivo, la cantidad más alta en su historia y que fue impulsada gracias a la venta de bonos y una oferta pública de acciones de 2.400 millones de dólares, lo que se tradujo en un importante tanque de oxigeno para la compañía.

Tesla también mencionó que las ventas de los Model S y Model X se han estancado en gran medida, algo que se esperaba tras el lanzamiento del Model 3 y sobre todo tras la eliminación de los beneficios fiscales por parte del gobierno estadounidense, que ha terminado por afectar los modelos más costosos de Tesla.

Esta caída en las ventas de los Model S y Model X también afectan a Tesla en el sentido de que al ser coches más costosos, representan un mayor margen de ganancia, mientras que en el Model 3 este margen es muy reducido.

Ahora lo siguiente para Tesla es la apertura de su tercera Gigafactory, que estará en Shanghai y que servirá para producir el esperado Model 3s para China, con el que estiman cerrar el año con al menos 400.000 vehículos entregados. Además, esperan repuntar con las ventas de Europa, con lo que la compañía confía en que puede ser plenamente rentable durante la segunda mitad de 2019.

Tesla dejó claro que por supuesto buscarán obtener ganancias en el trimestre de este año, pero que su principal objetivo será aumentar el volumen, ampliar la capacidad y generar efectivo. Por lo que preparan a sus inversores ante nuevas posibles pérdidas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio