Compartir
Publicidad
Thunder Power, el fabricante chino de coches eléctricos que tiene en la mira a Europa antes que a China
Automóvil

Thunder Power, el fabricante chino de coches eléctricos que tiene en la mira a Europa antes que a China

Publicidad
Publicidad

Durante décadas, los fabricantes europeos han dominado el sector automotriz mientras que los japoneses y estadounidenses se han mantenido muy cerca con modelos realmente interesantes. La llegada del coche eléctrico está por cambiar todo este panorama, ya que China está apostando en grande y a día de hoy no hay nadie que fabrique más vehículos eléctricos que ellos.

Sí, China es el mayor fabricante de coches del mundo y actualmente tiene más de 70 marcas de vehículos eléctricos, contando adquisiciones y joint ventures, incluso tienen al mayor productor de coches eléctricos en el mundo con BYD, por lo que en los próximos años es muy probable que nuestro próximo coche sea chino.

Hoy se ha dado a conocer que una de estas compañías ya prepara su llegada a Europa, donde piensa abrir una nueva sede y centro de producción sólo para la región. Nos referimos a Thunder Power, una compañía sumamente joven que empieza a dar sus pasos en el cada vez más importante sector del coche eléctrico.

Alma china dentro de líneas europeas

Como mencionaba, Thunder Power puede ser considerado uno de los nuevos fabricantes chinos, cuyo enfoque está en el mercado de los coches eléctricos. Pero a diferencia el resto de fabricantes chinos, Thunder Power tiene una estrategia donde busca adentrarse primero en el mercado europeo antes que en el chino, para así ganar renombre y poder entrar a su país con antecedentes que le ayuden a competir con la gran oferta que existe hoy día, y que sigue en aumento.

Thunder Power nació de la mente de Wellen Sham, un emprendedor con más de 30 años en el negocio de la tecnología, quien ha invertido en una gran cantidad de proyectos de todo tipo. Es así como en 2005 invirtió en TJ Innova Engineering & Technology, la mayor empresa de diseño de automóviles de China, donde se convirtió en subdirector general.

Wellen Sham Wellen Sham. Foto: Olaf Kosinsky.

En 2011, Sham deja TJ y reúne un equipo de profesionales en la industria para fundar y dar vida a Thunder Power, su propia compañía automotriz con el objetivo de "crear un producto innovador en el mercado de los vehículos eléctricos". Con esto, Thunder Power abre sus cuarteles generales en Hong Kong, además consiguen un sitio para construir una fabrica en Ganzhou, China. Y es así como empiezan a trabajar en el diseño de su primer coche eléctrico.

Posteriormente, Sham conseguiría abrir su primer centro de investigación, desarrollo e ingeniería, en Milán, donde contrata a Peter Tutze como director técnico de proyectos, y quien tiene experiencia en Lotus y trabajó en el Bugatti Veyron. Además, también se sumó Francesco Mastrandrea como director de ingeniería, quien es conocido por haber trabajado en el proyecto del Ferrari LaFerrari.

Diseño italiano, ingeniería europea

Es así como llegamos a 2015, cuando Thunder Power sale a la luz por primera vez durante el Salón de Frankfurt con un interesante concept car: Thunder Power Sedan, una berlina ejecutiva con diseño italiano e ingeniería europea con la que buscaban competir en el segmento del (adivinaron) Tesla Model S.

En este punto ya nos dimos cuenta que el Thunder Power Sedan no buscaba ser presentado como un "coche chino", sino como un coche eléctrico de lujo pensado para el mercado europeo, por ello se decidió prestarlo en Frankfurt. Durante dicha presentación, el fabricante mencionó que el Thunder Power Sedan llegaría con unas especificaciones donde se destaca una tracción trasera con dos variantes: una de 313 CV (230 kW) y otra de 435 CV (320 kW).

Thunder Power Sedan Thunder Power Sedan.

Lo interesante de este coche era su autonomía, con una promesa de hasta 650 kilómetros bajo el ciclo de homologación NEDC, esto gracias a un paquete de baterías de 125 kWh, además de un sistema de carga rápida que nos daría 300 kilómetros de autonomía en sólo 30 minutos.

Como ya vimos, el punto fuerte era el diseño, donde la atención se centra en esa parrilla con óvalos concéntricos que, afirman, simbolizan el "espíritu Zen". Dicho diseño estuvo a cargo de la prestigiosa casa italiana Zagato, con una carrocería fabricada por la alemana CSI con la colaboración de Bosch y Dallara en la parte electrónica y el chasis.

Thunder Power Sedan Interior del Thunder Power Sedan.

Thunder Power mencionó en ese momento que el objetivo era vender unas 40.000 unidades anuales sólo en Europa, y en un inicio centrarían sus ventas en Alemania y Reino Unido. El detalle es que no había fecha para que esto sucediera.

Preparando el desembarco en Europa

Thunder Power tenía claro que si quería centrar sus ventas en Europa tenía que tener presencia en Europa. Por ello en 2017 anunciaron que construirían un centro de investigación y desarrollo en Barcelona, donde invertirían 80 millones de euros y la creación de 200 puestos de trabajo. La idea era abrirlo en 2018 junto a una fabrica en Cataluña, pero desde entonces no se sabe nada del proyecto.

Parte importante de la llegada a Europa era abrir una fabrica para producir sus coches ahí mismo, y así evitar otro tipo de regulaciones y posibles aranceles. Es así como hoy se anunció que dicha fabrica estará en Charleroi, Bélgica, donde abrirán la sede europea de la compañía y su primer centro de producción fuera de China.

Renaud Witmeur, director de Sogepa, parte importante del gobierno belga y quien está negociando con Thunder Power, informó que el fabricante chino ocupará una vieja fabrica de Caterpillar en Charleroi, donde se encargarán de producir el Chloé, un coche eléctrico urbano que servirá como carta de presentación de la marca en Europa.

Thunder Power 2 Thunder Power Chloé.

El Chloé busca ser un bombazo gracias a una autonomía de 300 kilómetros, según el ciclo de homologación WLTP, una batería de 50 kWh y un precio de menos de 15.000 euros. Será fabricado en Europa antes que en China. Y es que la fabrica en Ganzhou, China, está programa para entrar en operaciones hacia finales del verano de este año, pero ésta se dedicará 100% a la producción del Sedán, la cual iniciaría a finales de 2019.

Thunder Power 9

Según Witmeur, el Chloé ya está homologado y tienen más de 15.000 reservas, por lo que han presionado para que la producción empiece cuanto antes, ya que al parecer la prioridad de Thunder Power es el Sedan, lo que llevó a posponer la del Chloé hasta 2021, lo que haría que su llegada a Europa se retrasara aún más.

Ahora mismo no está claro cuándo iniciará la producción del Chloé en Bélgica, pero Sogepa se ha puesto como fecha límite el 2021. Así lo explicó Witmeur: "Al principio todas las piezas vendrán en kits desde China. Habrá poca fabricación en Charleroi. Contrataremos 90 empleados en 2020, aumentaremos a 200 en 2021 e incluso a 600 cuando lleguemos a nuestra capacidad máxima de producción. Hablamos de unos 30.000 coches al año. En Charleroi se llevarán a cabo tareas de soldadura, pintura y montaje".

Aún hay muchas dudas acerca de Thunder Power, pero al menos vamos viendo que su estrategia es 100% Europa, donde incluso vemos que toda su comunicación es en inglés y hay pocos indicios de China. ¿Funcionará esta estrategia? No lo sabemos, pero sin duda se perfila como uno de los fabricantes más interesantes a futuro y al que tendremos que seguirle la pista.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio