Compartir
Publicidad

Jan Koum, fundador y CEO de WhatsApp, renuncia tras supuestas presiones de Facebook para debilitar el cifrado de datos

Jan Koum, fundador y CEO de WhatsApp, renuncia tras supuestas presiones de Facebook para debilitar el cifrado de datos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los problemas de Facebook ante el escándalo de Cambridge Analytica han llegado a WhatsApp, ya que Jan Koum, fundador y CEO de la famosa aplicación de mensajería, está anunciando su renuncia a la compañía de Mark Zuckerberg. Esto significa que WhatsApp se queda oficialmente sin sus dos fundadores y pasa por completo a manos de Zuck.

A través de una publicación en Facebook, Koum anunció su partida sin dar razones creíbles, ya que sólo menciona que se va para centrarse en su "afición en las rarezas de los Porsche refrigerados por aire". Pero los rumores hablan de fuertes enfrentamientos con Zuck para debilitar la encriptación de WhatsApp y poder usar los datos de los usuarios para temas comerciales.

WhatsApp había aguantado el embate... había

Según el Washington Post, personas familiarizadas con las discusiones, Zuck habría planteado un cambio de estrategia a Koum para WhatsApp, el cual contemplaba eliminar la independencia del servicio para pasar a formar parte de los datos cruzados entre las plataformas de Facebook, es decir, Messenger, Instagram y la misma red social.

Lo anterior requería una disminución en el cifrado de WhatsApp, lo que daría acceso a los datos de los usuarios y a sus conversiones, las cuales sería supuestamente usados para mejorar los otros servicios de Facebook y de paso, servir para fines comerciales, como la publicidad.

Ante esto, Koum se habría opuesto rotundamente a los cambios pero al parecer la presión fue tal que no había marcha atrás. Durante los últimos meses, Koum habría informado a los ejecutivos de Facebook y WhatsApp su decisión de renunciar, y durante las últimas semanas se la habría visto en contadas ocasiones por las oficinas de la compañía.

Jan Koum

Brian Acton, el otro fundador de WhatsApp, dejó la compañía en septiembre de 2017 tras descubrir que Facebook había permitido a terceros manipular mal la información de sus usuarios, lo que daría pie al lanzamiento del cifrado de extremo a extremo. Después de su salida, Acton se había mantenido al margen de los que pasaba en su ex-compañía, pero con el escándalo de Cambridge Analytica, fue de los principales impulsores del #DeleteFacebook.

Hay que recordar que Koum y Acton siempre fueron grandes creyentes en la privacidad. Decían que recopilaban la menor cantidad de datos posible de sus usuarios y siempre mostraron su desacuerdo ante la sed de datos de Facebook. Después de que Facebook adquiera WhatsApp por 19.000 millones de dólares, Koum y Acton dijeron que Facebook les había asegurado que WhatsApp seguiría siendo un servicio independiente y no compartiría sus datos con Facebook.

Hoy, ya sin sus fundadores, parece que WhatsApp está por caer por completo en las garras de Facebook para transformarla en algo para lo que no fue creada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio