Compartir
Publicidad

No sólo Elon Musk y Zuckerberg se quieren meter en nuestro cerebro, ARM ya desarrolla chips cerebrales

No sólo Elon Musk y Zuckerberg se quieren meter en nuestro cerebro, ARM ya desarrolla chips cerebrales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos quieren que la siguiente gran revolución sea en nuestro cerebro, esto a través de implantes que nos permitan ponernos al nivel de las máquinas y la inteligencia artificial, algo que parece ciencia ficción pero que cada día empieza a sonar más. Aquí sólo basta ver el ejemplo de Elon Musk con Neuralink y Mark Zuckerberg con Building 8, que son apuestas por hacer que el cerebro sea dispositivo conectado.

Esta idea no es nueva y a día de hoy hay varios desarrollos, la clave está en que todos quieren entrar aquí pero no dan detalles del cómo, sino solamente de que lo que buscan conseguir. Hoy tenemos nuevo jugador, ya que ARM está confirmando que han empezado a desarrollar chips para implantarse en el cerebro.

Cortex-M0

Como sabemos, ARM posee el diseño líder en la industria de los procesadores móviles, el cual es usado por diversas compañías como Qualcomm, Apple, Samsung y hasta Intel. Pero hoy quieren dar un salto más allá de los dispositivos móviles, ya que quieren meterse en el ser humano para unir las complejas señales cerebrales y los ordenadores, todo en uno.

Según ARM está nueva tecnología se basará en su plataforma Cortex-M0, que es la más pequeña de la compañía y que se centra en el bajo consumo energético y la emisión de calor, dos puntos clave que debían resolver si buscaban que estos chips se pudieran implantar en el cerebro.

Computer Chip Brain

Este nuevo SoC será ultra pequeño y contará con potencia suficiente para descodificar las señales del cerebro y transformarlas en señales digitales que puedan ser leídas por un ordenador y vicerversa. El objetivo de este chip será ayudar ante la llegada de las prótesis sensoriales, las cuales a día de hoy requieren intervenciones invasivas y nada estéticas, todo con el objetivo de que un paciente vuelva a sentir ante la pérdida de un miembro.

Este proyecto cuenta con el apoyo del Centro de Ingeniería Neuro-Sensorimotora (CSNE) de la Universidad de Washington, donde ya se trabaja en ayudar a pacientes con Parkinson, lesiones en columna vertebral o aquellos que hayan sufrido accidentes cerebrovasculares.

Más información | ARM
En Xataka | Lo que dice la ciencia del nuevo proyecto de Elon Musk: Neuralink, ciborgs y el coste de jugar con el cerebro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos