Compartir
Publicidad

Este wearable quiere ser el responsable de jubilar al teclado y ratón de toda la vida

Este wearable quiere ser el responsable de jubilar al teclado y ratón de toda la vida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos creen que es momento de dar un giro a la idea de los teclados QWERTY, una idea vieja que puede ser actualizada gracias a la tecnología y avances que tenemos hoy día. Pues TAP busca ser esa respuesta por medio un wearable que transformaría nuestra mano en un teclado portátil e incluso en un mouse.

La primera idea de TAP nació a inicios de 2016, la cual se basaba en una tira de gomaespuma que se colocaba entre los dedos con el objetivo de introducir texto a través de toques y combinación de movimientos. TAP evolucionó, mejoró su aspecto y diseño, y ahora finalmente ha salido a la venta.

Lo complicado será aprender a usarlo

El nuevo diseño de TAP deja de lado la idea de tira para centrarse en una serie de anillos conectados, los cuales cuentan son sensores que, según sus responsables, son capaces de determinar cuando movemos un dedo, hacemos un toque o un gesto, lo que se traduciría en una acción ya sea dentro de un teclado o en una interfaz de usuario.

Según explican, el toque de un dedo, ya sea sobre una mesa, pared e incluso nuestra pierna, representaría una vocal, mientras que las combinaciones de dos dedos o más crearían el resto de las consonantes. La compañía detrás de TAP asegura que se necesita cerca de una hora para aprender los conceptos básicos de los toques para usar el dispositivo, aunque la verdad se ve poco intuitivo y no muy sencillo.

De acuerdo a las especificaciones, TAP es compatible con smartphones y ordenadores a través de Bluetooth y cuenta con una autonomía de ocho horas con una sola carga. Gracias a sus sensores, sus responsables dicen que TAP se puede usar como mouse compatible en diversos sistemas operativos y hasta plataformas de realidad virtual como mando interactivo.

A pesar de podría lucir extraño y sin duda nos mirarán raro en la calle cuando lo estamos usando, la realidad es que parece una buena idea que podría servir para desarrollar otros proyectos de interfaces inalámbricas. Eso sí, al usar TAP la movilidad de nuestra mano quedará un tanto limitada para otras actividades, además de que no creo que escribir con esto sea mucho más rápido que usando nuestros confiables dedos sobre un teclado, ya sea físico o virtual.

TAP ya está disponible a la venta desde la web de sus creadores a una precio de 149,99 dólares.

En Xataka | [Así es como los teclados QWERTY conquistaron el mundo, y así quieren robárselo los teclados Dvorak](Así es como los teclados QWERTY conquistaron el mundo, y así quieren robárselo los teclados Dvorak)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio