Compartir
Publicidad

Anki, la prometedora startup de robótica e inteligencia artificial, anuncia que cerrarán y despedirán a sus 200 empleados

Anki, la prometedora startup de robótica e inteligencia artificial, anuncia que cerrarán y despedirán a sus 200 empleados
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya se sabía que en Anki estaban luchando por mantener el negocio a flote, pero hoy Boris Sofman, CEO de la compañía, tuvo una reunión con todo el personal para confirmar lo que muchos se temían: el cierre de la compañía y el despido de sus 200 empleados.

Para quienes no lo recuerden, Anki saltó a la fama cuando en 2013 apareció en una keynote de Apple presentando el innovador y sorprendente Anki Drive, una especie de scalextric controlada desde el iPhone con cochecitos llenos de sensores que ofrecían una mezcla de videojuego con juguete.

De igual forma, Anki fue sumamente conocida por sus pequeños y tiernos robots con inteligencia artificial, Cozmo y Vector, que ofrecían un juguete personal con funciones de asistente y educativos, y cuya personalidad nos recordaba a Wall-E, y es que tanto la animación de los ojos como la personalidad de estos robots fueron obra de un animador de Pixar.

Anki llegó a recaudar más de 200 millones de dólares

Sofman mencionó durante la reunión de este lunes, que la causa del cierre de la compañía se debe a que no encontraron suficiente financiación para mantener la compañía a flote, por lo que no les es posible apoyar un negocio de hardware y software, y crear un plan de trabajo a largo plazo.

"Nos hemos quedado sin fondos para apoyar un negocio de hardware y software y crear un puente hacia nuestro plan de trabajo de productos a largo plazo. A pesar de nuestros éxitos en el pasado, buscamos todas las vías para financiar el desarrollo de nuestros futuros productos y expandir nuestras plataformas. Un importante acuerdo financiero fracasó con un inversor estratégico y no pudimos llegar a un acuerdo. Estamos haciendo todo lo posible para cuidar de cada uno de nuestros empleados y sus familias, y nuestro equipo directivo seguirá explorando opciones disponibles".

Anki dejará de operar a partir del 1 de mayo y los 200 empleados que forman parte de la compañía sólo recibirán una semana de salario por concepto de indemnización. Esta decisión se tomó después de que una nueva ronda de financiación fracasara en el último minuto, ya que a pesar de que buscaban crecer una compañía de robótica e inteligencia artificial, la imagen que percibía el público y los inversores, era de una empresa de juguetes y entretenimiento.

Durante su corta vida, Anki llegó a sumar más de 200 millones de dólares en inversión e incluso hubo ofertas de compra por parte de Microsoft, Amazon y Comcast. El año pasado, afirmaron que durante 2017 vendieron casi 100 millones de dólares y que en 2018 superarían esa cifra, pero hasta el momento no hay un anuncio oficial de ventas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio