Los nombres detrás de Bored Ape: quiénes son Gargamel y Aronow, fundadores de la popular (y cotizada) colección de NFT

Los nombres detrás de Bored Ape: quiénes son Gargamel y Aronow, fundadores de la popular (y cotizada) colección de NFT
Sin comentarios

Misterio resulto. O en parte, al menos. Ya tenemos la identidad de dos de los fundadores de Bored Ape Yatch Club (BAYC), la popular —y sobre todo millonaria— colección de NFT que ha captado la atención, entre otras celebrities, de Paris Hilton, Jimmy Fallon o Eminem, quienes se han gastado cifras de seis dígitos en hacerse con toquens no fungibles de los famosos simios. El éxito de la iniciativa está clara desde hace tiempo, quiénes son sus autores, no tanto. Ahora, tras indagar en los registros, BuzzFeed acaba de publicar los nombres de dos de sus princiaples creadores: tras el seudónimo Gargamel se oculta Greg Solano, un escritor y editor de 32 años; y tras el alias Gordon Goner, Wylie Aronow, otro hombre de 35 años. Ambos se conocieron en Florida (EEUU).

Las identidades de los cofundadores las habrían confirmado la propia Nicole Muniz, directora ejecutiva de Yuga Labs, la empresa que está detrás de BAYC. Tras el artículo, tanto Gargamel como Gordon Goner han reaccionado desde sus cuentas verificadas de Twitter —en las que se identifican como cofundadores de BAYC— de la misma forma: colgando imágenes reales y otras de sus versiones en BAYC acompañadas de un comentario. “Me drogaron, ¿por qué no? Web2 yo vs Web3 yo”, publicaba Garga.eth. GordonGoner.eth, a su vez, colgaba una foto suya y otra de BAYC con otro mensaje: “Me han hecho un doxxing en contra de mi voluntad. Web2 yo vs Web3 yo”.

A la caza de identidades

El nombre de Greg Solano salió a la luz al indagar en los registros comerciales —y de carácter público— de Yuga Labs. Otros documentos vinculan a su vez a Solano con Wylie Aronow. Más tarde, la dirección de la propia compañía confirmó la identidad de ambos hombres.

Sus características, como algunos detalles sobre sus biografías o edades, se corresponde con las que ambos fundadores de BAYC han ido desgranando con el tiempo en las entrevistas concedidas a medios como Rolling Stone o *The New Yorker*. Los dos comparten también varios rasgos: rondan la treintena, se conocieron mientras crecían en Florida, han tenido aspiraciones literarias y, llegado cierto punto de sus vidas, se interesaron por las criptomonedas y las colecciones de NFT.

Rolling Stone describía de hecho a Gordon Goner como un hombre de entre 30 y 40 años, con tatuajes, un físico robusto, ojeras y una “actitud descarada”, descripción que encaja con la foto colgada por él mismo en Twitter. Antes del bum de BAYC, Goner era el único de los fundadores del proyecto que no tenía un trabajo convencional. “Gordon Goner sonaba como Joey Ramone. Y eso hizo que sonara como si estuviera en una banda llamada The Goners. Pensé que era jodidamente genial. Pero cuando empezamos, me preguntaba: ¿Somos los Beastie Boys de NFT?”, explicaba.

Gargamel, a su vez, comentaba a la revista que su compañero de cuarto en la universidad había comenzado a minar Bitcoin en 2010 y logró que Goner se interesara por las criptomonedas en 2017, mientras su amigo estaba convaleciente. “Sabía que tenía un perfil favorable al riesgo. Dije: Estoy tirando algo de dinero en una estupidez aquí. ¿Quieres meterte en esto conmigo? Inmediatamente se lo tomó con fuerza y montamos esa ola eufórica de criptografía de 2017”, recordaba.

Ahora sabemos que Gordon Goner es en realidad Wylie Aronow, un hombre de 35 años, de Miami, que vivió en Chicago durante cierto tiempo, al que —al menos por una entrevista publicada en Chicago Tribune en 2014— le gusta la literatura y que el año pasado se vio envuelto en un arbitraje con una empresa de criptomonedas por el nombre de un dominio. En cuanto a Gargamel, sabemos que en la vida real responde al nombre de Greg Solano, tiene 32, es editor y crítico, estudio en la Universidad de Virginia e incluso es coautor de un libro que trata sobre World of Warcrarft.

Solano y Aronow no son en cualquier caso los únicos creadores de BAYC. La artista principal de la colección es Séneca, una joven creadora digital que —según detalla en la web All Seeing Seneca— reside en la actualidad en Nueva York, se graduó en la Escuela de Diseño de Rhode Island y ha logrado múltiples premios y participado en varias exposiciones en el extranjero, incluidas ciudades como Shaghái y Wuhan. Detrás de los inicios de BAYC hay también dos ingenieros, Emperor Tomate Ketchup y No Sass, cuyos nombres e identidades siguen siendo una incógnita.

Lo que deja menos dudas es el éxito del proyecto que han puesto en marcha. La colección de 10.000 NFT de Bored Ape se ha convertido en un auténtico fenómeno y sus NFT más baratos rondan, a día de hoy, los 300.000 dólares. Sus peculiares simios han llamado la atención —además de múltiples celebrities, que han pagado fortunas por ellos— de empresas como Adidas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio