Volcanes: estos son los niveles de actividad según el Sistema Geológico Colombiano

sistema geologico colombiano niveles volcan
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Aunque poco se hable de la mayoría de ellos, en Colombia existen numerosos volcanes activos, dentro de los que se destaca, por su historia y actividad, el Nevado del Ruiz, el más grande en el país. La gran mayoría de estos volcanes están ubicados a lo largo de la cordillera central, pasando desde Antioquia y Caldas hasta límites con Ecuador.

Dada la peligrosidad que algunos de estos volcanes pueden presentar, el Sistema Geológico Colombiano (SGC) ha implementado un sistema de niveles de actividad para denotar el estado de cada uno.

De hecho, el SGC tiene un mapa con los volcanes más relevantes, así como su nivel de actividad. Por eso, vale la pena hacer un repaso por lo que significa cada uno de estos niveles.

Como siempre, nuestra recomendación es seguir la página del Sistema Geológico Colombiano o sus redes sociales para tener la información más veraz y actualizada.

Color verde

Estado: Volcán activo, comportamiento estable

Número: IV

Este es el nivel por defecto de todos los volcanes activos en el país. Todos los volcanes activos se caracterizan por un nivel que sirve de base y que caracteriza un periodo de reposo o quietud.

En algunas ocasiones se puede presentar actividad sísmica o fumarólica (cenizas) que afecta la zona más inmediata al volcán, pero que en realidad no representa riesgo para las poblaciones ni para las actividades de la zona.

Un volcán puede volver a este estado después de presentar cambios en su comportamiento. La gran mayoría de los volcanes en Colombia se encuentran en este estado.

Ftdd83pwiaiivwm
Volcán Cumbal.

Color amarillo

Estado: Cambios en el comportamiento de la actividad volcánica

Número: III

El nivel amarillo significa que existen variaciones en los niveles de parámetros derivados de la vigilancia. Cada volcán tiene un comportamiento distinto de base, y el estado amarillo simboliza un cambio en estos parámetros básicos.

Este cambio puede indicar que el sistema es inestable, y que puede evolucionar a niveles más altos o simplemente presentar este carácter temporalmente y  disminuir para volver al nivel verde.

Como consecuencia de este cambio se pueden presentar fenómenos como sismos frecuentes, emisiones de ceniza, ruidos, olores de gases volcánicos o flujos de sedimentos y agua, conocidos como lahares.

Al momento de escribir este artículo, en Colombia muchos se encuentran en el nivel amarillo el volcán Cerro Machín, el volcán Galeras y el volcán Sotará, por mencionar solo algunos.

Color naranja

Estado: Erupción probable en días o semanas

Número: II

Como su nombre lo indica, este nivel significa que hay variaciones significativas en el monitoreo del volcán. Esta inestabilidad puede evolucionar en un ‘evento eruptivo de carácter explosivo’.

Esto trae consigo las mismas consecuencias que el nivel amarillo, como la expulsión de ceniza volcánica y el olor a gases volcánicos, pero de manera más frecuente, marcada y peligrosa.

De cualquier manera, vale la pena resaltar que esto no significa que vaya a haber una erupción, sino que la inestabilidad dentro del volcán ha aumentado considerablemente con respecto a los valores de base. En este momento es importante empezar a planear evacuaciones y acciones a tomar en caso de una erupción.

Sin embargo, también existe la posibilidad de que el volcán se estabilice y simplemente vuelva lentamente a sus niveles normales.

Color rojo

Estado: Erupción inminente o en curso

Número: I

Cuando los valores del volcán son muy inestables, el SGC puede emitir la alerta roja. Esto significa que el volcán hará erupción en algunas horas o que efectivamente ya está sucediendo.

Dado que el tiempo de respuesta y preparación es muy corto y a veces la erupción puede ocurrir inesperadamente, los sistemas de evacuación deben estar listos desde la fase previa.

La erupción puede variar en términos de impacto, pero por lo general se caracteriza por la expulsión de ceniza volcánica en niveles muy altos, muchas veces también con rocas y sedimentos.

Una vez concluye la erupción, que puede tener varios episodios, los niveles del volcán por lo general suelen volver a bajar.

Comentarios cerrados
Inicio