Compartir
Publicidad

Este tratamiento del dengue funciona mejor en campo que en laboratorio

Este tratamiento del dengue funciona mejor en campo que en laboratorio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Conoce al mosquito del dengue.

Muchos de los experimentos de laboratorio para la cura de enfermedades suelen tener resultados positivos, pero, al salir al mundo, no son tan efectivos. Es por eso que el trabajo de la doctora Lauren Carrington, de la universidad de Melbourne, para un experimento de bloqueo para combatir el dengue es muy llamativo. Esta forma de tratamiento pasó de tener un 65% de efectividad en laboratorio a 86% en campo.

Está claro que el dengue es una enfermedad de transmisión muy peligrosa, con una mortalidad de más de 13.600 personas al año, y aun si varios pacientes sobreviven, el virus también ha causado daños fisiológicos permanentes a miles de otras víctimas. Por eso, además de las vacunas (que son usualmente costosas y no 100% efectivas con este virus), otros métodos de control se enfocan en controlar el mosquito Aedes aegypti, la variedad que esparce el virus y que ven abriendo esta nota.

Como explica iflscience, estos intentos de control suelen ser poco significativos, ya que el mosquito muta muy rápido y se adapta a muchos de los intentos de exterminarlo. Sin embargo, la doctora Carrington está utilizando un método alternativo, utilizando una versión de la bacteria heredada Wolbachia, que ha sido descrita por muchos como la guía a exterminar víruses como el dengue, el zika y el chikunguya. Con el uso de la variedad wMel de la bacteria, el mosquito no recibe daño, así que no muere, pero si se vuelve en gran medida menos susceptible al virus.

El laboratorio de Carrington admite que no se conocen bien los motivos por los que la variedad wMel detiene a los mosquitos de contagiarse de dengue, pero que las teorías se acercan cada vez más hacia cómo prima en su sistema inmunológico y cómo la bacteria compite por los recursos que el virus necesita para sobrevivir. Además, el que el mosquito sea además resistente a contagiar y transmitir los otros tipos de viruses (zika y chikunguya), le dio un beneficio adicional al trabajo de la doctora.

Aunque no se pueden atrapar la cantidad de mosquitos necesarios para esparcir rápidamente estos tratamientos que utilizan la bacteria wolbachia, varias pruebas se están implementando en las regiones donde el dengue se ha esparcido mucho, y la doctora Lauren Carrington espera que su trabajo en campo reaccione de manera similar y positiva en las otras regiones.

Imagen: Oregon State University (via Flickr)

Más en Xataka Colombia | Investigadores de la Universidad Libre de Barranquilla encuentran bacterias mortales en el queso costeño

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos