Publicidad

Estudiante de diseño se hace su propia ortodoncia con impresoras 3D

Estudiante de diseño se hace su propia ortodoncia con impresoras 3D
Sin comentarios

Amos Dudley es un estudiantes universitario de diseño, quien a sus 24 años que ya había pasado en su adolescencia por un procedimiento de ortodoncia tradicional el cual había corregido la alineación de sus dientes y le había dejado una agradable sonrisa. Sin embargo y como a muchos nos ha pasado, Amos no siguió usando sus retenedores luego de tratamiento de ortodoncia con regularidad y esto ocasionó que con el paso del tiempo sus dientes se comenzaran a desalinear nuevamente.

Amos no estaba contento con su actual sonrisa, pero tampoco tenía el presupuesto para pagar un costoso tratamiento de ortodoncia de miles de dólares para realinear sus dientes, así que puso en práctica sus conocimientos de diseño, para fabricar sus propios retenedores plásticos con impresoras 3D con los cuales logró regresar sus dientes a su posición correcta en un proceso al cual bautizo como Orthoprint, el cual le tomó 16 semanas 12 retenedores y tan solo $60 dólares de costo total para completar.

C7d2ka9

En New Jersey donde Amos vive, un modelo de retenedor plástico tradicional puede costar hasta $8.000 dólares dependiendo de la compañía y la marca con la que se haga el tratamiento, pero los 12 retenedores que Amos fabricó por su cuenta, no le costaron más de $60 dólares en total, y solo uso la impresora 3D de su universidad y los moldes de cerámica para fabricar los modelos de sus dientes.

Kfcln1j

Para lograr su cometido, Amos sacó modelos de sus propios dientes usando las mismas técnicas que los odontólogos para luego escanearlas y crear replicas digitales de su dentadura, con lo cual diseñó cada uno de los retenedores tomando en cuenta como quería mover cada uno de sus dientes. Luego usando una impresora 3D de su universidad, imprimió los 12 retenedores plásticos transparentes que fue usando semana tras semana hasta lograr la alineación que estaba buscando.

Ahdt48q (Arriba) Antes, (Abajo) Después

El logro de Amos, pone de manifiesto lo útiles que pueden llegar a ser las impresoras 3D y lo mucho que pueden llegar a facilitarnos la vida en un futuro muy cercano. En cuanto a Amos ha anunciado que no tiene planes de hacer de esto un negocio. Todo el proceso lo ha tomado como un experimento personal y no recomienda a otros a seguir sus propios pasos. Sin embargo tiene pensado seguir fabricando retenedores para si mismo para mantener sus dientes alineados por el resto de su vida.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios