Compartir
Publicidad
PayPal cree que el fin del dinero físico está mas cerca de lo que imaginamos
Empresas y Economía

PayPal cree que el fin del dinero físico está mas cerca de lo que imaginamos

Publicidad
Publicidad

Empresas abanderadas en el uso de dinero digital como PayPal, están apostando desde hace ya varios años al uso de los gadgets como el smartphone como medio de pago que reemplace el uso del dinero tradicional como lo conocemos en forma de billetes y monedas.

Hace poco PayPal realizó un experimento con varios viajeros, para demostrar que ya es posible hacer un tour por Brasil sin utilizar dinero físico, en una primera muestra de lo que el dinero digital puede hacer por nosotros hoy. Pero de allí a decir decir que el dinero físico está por desaparecer es otra cosa, y eso es precisamente lo que Mario Mello, Director General, PayPal América Latina está convencido de que está por suceder según los signos mundiales que se están presentando.

Algunos ejemplos tempranos

De acuerdo a Mello, de mantenerse las condiciones actuales en el mundo, el dinero físico debería comenzar a desaparecer en unos pocos años, o al menos en Dinamarca. El Banco Central de dicho país ya no fabrica billetes ni monedas desde 2013, y ha invertido muchos recursos en sistemas electrónicos. Además, es probable que en el futuro los daneses prohíban el uso del dinero físico en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes.

Asimismo, del otro lado del puente de Öresund, Suecia sigue el mismo camino. De aquí a cinco años, el Banco Central local quiere que la corona (creada en 1873) quede restringida a las pantallas de teléfonos inteligentes, tablets y computadoras. Como es habitual, la agenda financiera de los suecos está al día.

Un autor principal en la muerte del dinero físico

Paradójicamente los smartphones son los principales ejecutores del fin del dinero en forma de billetes y monedas, debido a que muchos aspectos de nuestras vidas se han trasladado a ellos, y esto incluye muchas de las cosas que antes pagábamos con dinero físico. Por ejemplo escuchar música on demand, solicitar y pagar un taxi o pagar los servicios públicos, son tareas que hoy se pueden llevar a cabo desde las apps de nuestros teléfonos sin la intervención de billetes para pagar las transacciones.

Mobile Payment 01

Soluciones como ésta tienen (o tendrán) cada vez más sentido en lo cotidiano. De acuerdo con un estudio de la IEEE, la cual es la asociación de profesionales técnicos más grande del mundo, el efectivo y las tarjetas, tanto de crédito como de débito, deberían sustituirse por pagos a través de dispositivos móviles, como máximo en 2030. En un mundo en donde 2 mil 500 millones de personas no tienen servicios bancarios y que, por el contrario, pueden acceder fácilmente a un teléfono móvil, este pronóstico parece tener mucho sentido.

La percepción de las personas

El único inconveniente que esta tendencia mundial pareciera tener, es que aun existen muchas personas que no se sienten tan seguras al usar el dinero digital. Al 46% de los entrevistados por el IEEE, lo que más le preocupa de pagar en plataformas móviles, por ejemplo, es ver sus datos “volando” por la nube a disposición de piratas informáticos. Al 33% le inquieta el procesamiento de pagos no autorizados. Además (y quizá sea el índice más complejo), el 72% considera que los servicios bancarios en línea son los que tienen mayores posibilidades de sufrir ataques de hackers.

Otra investigación sobre comercio electrónico, esta vez de Ipsos, a pedido de PayPal, revela que la preocupación fundamental de los consumidores (más del 51%), a la hora de comprar en línea, es la seguridad. Por ello, es imprescindible que las empresas empleen medios que protejan, tanto al vendedor como al comprador en el mundo virtual.

Las motivaciones

Al final de cuentas la gran pregunta que nos queda es ¿por qué terminar con un medio de pago que ha funcionado desde hace casi tres milenios? Si hiciéramos una lista de las diversas razones que exponen los especialistas de todo el mundo, quizá este artículo se transformaría en una tesis de doctorado, Sin embargo, hay al menos tres especialmente interesantes a tener en cuenta.

En primer lugar para los gobiernos de todo el mundo, el dinero físico lleva a la evasión fiscal. El gobierno estadounidense, por ejemplo, pierde aproximadamente $100 millones de dólares al año en impuestos por pagos en efectivo que no se declaran. En segundo lugar, el dinero electrónico es al menos en teoría más ecológico. Además del costo ambiental de producir los billetes y las monedas en sí, el transporte es otro factor de contaminación, sin contar el procesamiento de todos los documentos legales que genera cada lote de efectivo, la burocracia y el mantenimiento de miles de cajeros automáticos.

Por último y tal ves el menos importante para muchos, es que el dinero físico es poco higiénico; hay estudios de hace ya varios años que han demostrado por ejemplo que casi el 90% de los billetes de los Estados Unidos están contaminados con restos de cocaína.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio