Publicidad

Colombia se quedó atrás a la hora de producir energía renovable
Energía

Colombia se quedó atrás a la hora de producir energía renovable

Publicidad

Publicidad

Con la reciente crisis energética quedó demostrado que Colombia es un país que no está preparado para producir energía de forma alternativa. Para muchos el tema de la energía quedó en el pasado luego de que el gobierno anunciara que no realizaría racionamiento eléctrico, sin embargo, otros países en América Latina están demostrando un gran avance a la hora de producir energía de fuentes renovables. Mientras que países como Costa Rica aprovechan el viento y el sol, Colombia aún trabaja con carbón y gas.

Aunque ambos países han pasado por situaciones políticas y sociales similares, sus gobernantes han tomado decisiones completamente diferentes. La reestructuración energética comenzó hace 20 años; ambos países impulsados por el gobierno de los Estados Unidos comenzaron a buscar soluciones eficientes, rentables y útiles en momentos de crisis o sequía para generar energía. Dos décadas después los avances por parte del país centroamericano son ejemplo para muchos otros alrededor del mundo.

Los 90, una época decisiva

La década del 90 quedó en la memoria de todos los colombianos. A la violencia se le sumó una aguda crisis energética que terminó en apagones en todo el país. La economía de los países latinoamericanos no parecía mejorar. Por esta razón, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos promovieron varias medidas para rescatar la economía de esta región.

Con la inyección monetaria, cada país comenzó a trabajar en un plan para fortalecer su productividad y su economía. José María Figueres, presidente de Costa Rica en esa época, decidió tomar medidas y colocó a su país en la senda del desarrollo sostenible. Los ejes de acción de este plan fortalecerían el ámbito social, económico y ambiental. Por otra parte, en Colombia la situación fue completamente diferente.

Energia En Colombia, el agua es la fuente principal para generar energía.

Superado el racionamiento, el gobierno decidió reconstruir el sistema energético. Colombia optó por el agua como la fuente principal de energía. Con el objetivo de que estos activos estuvieran preparados para la sequía se construyeron térmicas alrededor del país. En su momento las térmicas parecieron la solución a los problemas con la energía. Cuando no exista agua, se podrá utilizar gas o combustibles fósiles para obtener electricidad.

Aquí es donde radica uno de los grandes problemas de este modelo energético: la industria, los hogares, la alimentación y la energía dependen del agua. Al mismo tiempo, el gobierno de Costa Rica se colocó al tanto sobre la preocupación mundial sobre el efecto ambiental que este tipo de energía genera. Un punto importante que debemos destacar es que a diferencia de Colombia, las reservas de petróleo en Costa Rica son casi nulas.

Según su mandatario en esa época, el país vio al medio ambiente como una oportunidad y no como un costo. Generar energías renovables no es del todo económico, pero sí es una ventaja a largo plazo.

El impacto social que genera la energía renovable

En Costa Rica el ámbito social también se vio afectado por la búsqueda de nuevas fuentes de energía. A diferencia de los grandes países petroleros o ciudades donde abundan las comodidades, en Guanacaste aún se conserva el ambiente rural. Esta es una de las siete provincias del país; su gran riqueza hídrica la caracteriza.

Original 16 La fauna y flora caracterizan a esta zona costarricense.

En una superficie de no más de 10.000 km² existen 4 tipos de generación renovable: eólica, bagazo, solar y geotérmico. Celsia, empresa que pertenece al grupo Argos, compró este espacio recientemente. Según Ricardo Sierra, presidente de la compañía, «Lo que se está montando en parques solares y eólicos es verdaderamente impresionante. Centroamérica le cogió ventaja a Colombia, pero esperemos que podamos repuntar».

Sstbcelsia Costa Rica3048525 Aunque es una zona rural, la energía renovable está presente.

Y es que este espacio en Costa Rica tiene similitudes con la Guajira colombiana. En ambas zonas el viento es constante y apropiado para la generación de energía eólica, pero en el país tico no existen las leyes que hacen que la generación de energía renovable sea algo casi imposible. En Colombia la ley 1715 tiene frenada la implementación de este tipo de energía. Mientras que en decenas de países este modelo energético no es rentable ni lógico, en Colombia es la única solución.

Aunque en el país se ha hablado sobre generar energía de forma sustentable diferentes decisiones políticas han afectado estos proyectos. Colombia necesita una expansión; un nuevo modelo energético que beneficie tanto a las empresas como a los usuarios.

Con la información de El Espectador.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir