Compartir
Publicidad

Hackean el robot de cocina del Lidl para ejecutar Doom en su pantalla táctil, y además hay un micrófono oculto no activo

Hackean el robot de cocina del Lidl para ejecutar Doom en su pantalla táctil, y además hay un micrófono oculto no activo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días se puso a la venta el Monsieur Cuisine Connect, la nueva versión del robot de cocina de Lidl que tuvo una demanda excepcional en su lanzamiento y que compite con la célebre Thermomix a un precio mucho más reducido.

Ahora resulta que este robot de cocina tiene algunos secretos singulares: el fabricante incluye tanto un altavoz como un micrófono, pero este último no está activo. Además de ello la pantalla táctil está gobernada por Android 6.0, una versión que dos usuarios franceses han hackeado para poder jugar a Doom en ella.

Juega a Doom en tu robot de cocina

Este robot de cocina ha cosechado un gran éxito en varios países de Europa: su competitivo precio lo ha convertido en un producto muy demandado y durante las primeras horas de su disponibilidad online se produjeron problemas de sobrecarga en el sitio web de Lidl en España, por ejemplo.

[OC] Made a Thermomix clone run Doom with a friend from r/itrunsdoom

Monsieur Cuisine Connect es una versión mejorada de la primera iteración del producto que se lanzó en 2016, pero a su pantalla táctil y a su nuevo hardware se le han descubierto algunos detalles singulares.

Dos aficionados a la tecnología que compraron este producto decidieron tratar de ir más allá de lo que Lidl y el fabricante, SilverCrest, probablemente habían previsto.

Uno de los retos a los que decidieron enfrentarse consistía en lograr hacer funcionar Doom en la pantalla táctil de este robot de cocina. Hay todo un subrredit dedicado a lograr hacer correr Doom en todo tipo de dispositivos no pensados originalmente para ello.

Android 6.0 gobernando la experiencia de usuario

Al estudiar cómo hacerlo descubrieron que la pantalla táctil estaba gobernada por Android 6.0, y descubrieron una forma de acceder a la interfaz del sistema operativo mediante un desarrollo de un usuario alemán para poder usar la pantalla como si se tratase de una tableta convencional.

El resultado fue un vídeo publicado en YouTube que mostraba cómo efectivamente podía ser usada así y, por supuesto, aprovechada para ejecutar Doom, como se pudo mostrar en el vídeo publicado en Reddit.

El otro descubrimiento fue igualmente sorprendente, y ocurrió cuando lograron hacer funcionar la aplicación de voz de Discord, la célebre solución para chatear durante partidas de videojuegos online.

Un micrófono algo oculto y las potenciales vulnerabilidades

Eso no sería tan raro en otros dispositivos, pero es que con ello quedó claro que además del altavoz presente en Monsieur Cuisine Connect también existía un micrófono, que detectaron fácilmente en una inspección física más detallada.

Cuisine

El micrófono parecía estar desactivado por defecto, pero estaba presente. Al "destripar" el producto pudieron ver cómo en efecto en el interior del robot de cocina existe una tableta para esas funciones táctiles, pero además existía un pequeño altavoz y un micrófono. No el integrado en esa tableta interna, sino uno específicamente incluido para un potencial uso posterior.

Los problemas también existen por la versión de Android utilizada. Como hemos mencionado, estos usuarios descubrieron que la Monsieur Connect Cuisine hacía uso de Android 6.0, una versión que no se actualiza desde octubre de 2017 y que por tanto podría estar expuesta a vulnerabilidades de seguridad no cubiertas por esta versión.

El director ejecutivo de marketing de Lidl en Francia, Michel Biero, trataba de aclarar estos datos posteriormente. Confirmaba que existía un micro y un altavoz ya que "se había previsto que el aparato pudiese controlarse con la voz y eventualmente vía Alexa. Dejamos ahí el micro, pero está totalmente inactivo y es imposible que lo activemos remotamente".

En cuanto a los potenciales riesgos de seguridad de la versión de Android utilizada, Biero suponía que los desarrolladores eligieron esa versión antigua "porque no hacía falta una tableta más sofisticada para hacer funcionar el producto". El problema como indican en Numerama, es que no se trata de un problema de sofisticación, sino de la potencial aparición de ciberataques dirigidos a este robot de cocina.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio