Publicidad

Este "supercomputador" de Oracle está basado en un cluster de 1.060 Raspberry Pi, y lo han hecho simplemente porque "mola"

Este "supercomputador" de Oracle está basado en un cluster de 1.060 Raspberry Pi, y lo han hecho simplemente porque "mola"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los responsables de Oracle han querido demostrar el potencial de la célebre Raspberry Pi, y han creado un cluster con 1.060 Raspberry Pi 3 Model B+ que han exhibido en evento Oracle OpenWorld 2019 que se ha celebrado esta semana.

Ya habíamos visto proyectos parecidos de pequeños supercomputadores que podían contruirse a base de unir un buen montón de pequeñas Raspberry Pi, pero esta iniciativa va más allá.

Un pequeño gran supercomputador

El cluster hacía uso no solo de esas Raspberry Pi 3 B+, sino también de una serie de bandejas impresas en 3D para montar un rack especialmente singular.

Rpi4

Para gobernar todo el sistema los ingenieros de la empresa conectaron todos estos miniPCs mediante la distribución Oracle Autonomous Linux, una plataforma que permite combinar la potencia de todos estos pequeños ordenadores para afrontar todo tipo de soluciones distribuidas.

Como apuntaban en ServeTheHome, hay alternativas mucho más directas como las de virtualizar un servidor basado en procesadores ARM -ellos compararon su rendimiento con el de un cluster de 190 RPi recientemente— pero en Oracle la respuesta era clara y contundente: "un cluster grande mola". Y ciertamente, mola.

La arquitectura de este "supercomputador" está formado con racks 2U con 21 Raspberry pi 3 B+ cada uno, y según los responsables de su creación solo llevó un día preparar el montaje de estos 1.060 nodos de computación, conectados luego con switches Ubiquiti UniFi de 48 puertos. Esos switches luego se conectaban vía un puerto SFP de Cisco y conexiones 10GbE.

Rpi3

En lugar de usar alimentación vía Ethernet (PoE) -lo que provocaría que el calor disipado se incrementase— este cluster hace uso de una matriz de fuentes de alimentación USB, y el almacenamiento corre a cargo de un servidor externo que se encarga de proporcionar arranque de red a todos los sistemas.

La firma no dio cifras sobre el rendimiento que se puede esperar de un cluster de este tipo, pero obviamente no se acerca al nivel de los supercomputadores modernos que forman parte de la célebre lista TOP500. Aún así es un proyecto de lo más llamativo que vuelve a demostrar la versatilidad de estos pequeños y sorprendentes miniPCs.

Vía | Tom's Hardware
Más información | ServeTheHome

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir