Publicidad

5 puntos para entender la crisis energética en Colombia
Energía

5 puntos para entender la crisis energética en Colombia

En cuestión de días el gobierno colombiano pasó de estar en una relativa calma a una angustia diaria por la crisis energética que sufre nuestro país hoy día. El 7 de marzo el presidente Santos a través de su cuenta de Twitter publicó una fotografía que alertó a miles de colombianos. En la oficina presidencial las luces se apagaron y el presidente comenzó a trabajar con la luz de una vela.

El mensaje es simple, si los colombianos no ahorramos energía, el gobierno se verá en la obligación de quitar el suministro eléctrico por unas horas al día. El gobierno presentó el programa 'Apagar paga' con el objetivo de ahorrar el 5% de la energía que se consume diariamente en el país. La estrategia inició el lunes, pero aún no se ha cumplido la meta propuesta por el gobierno, por lo que un apagón en todo el país es inminente.

Ayer jueves, 10 de marzo, el ahorro en todo el país se redujo en comparación con el miércoles. El jueves se ahorró un 4,26% mientras que el miércoles se ahorró un 4,4%. Pero, ¿cómo es posible que un país como Colombia sufra una crisis energética? Aquí te daremos 5 puntos para entender este problema y 5 consejos para que ahorres energía en tu casa o negocio.

1. Fenómeno del Niño

Desde diciembre del año pasado, el IDEAM no solo advirtió al gobierno y a los ciudadanos sobre las consecuencias que tendría este fenómeno en Colombia, también envió recomendaciones puntuales para ahorrar ahorrar agua. El gobierno creó la campaña 'Todos contra el Derroche', su objetivo era prevenir el desperdicio de agua, incendios forestales y racionamiento de este líquido vital.

Si bien este fenómeno es el protagonista de toda esta crisis, la sequía que vivimos en los últimos meses dieron muestra que ni los ciudadanos ni el gobierno están preparados para un problema de esta magnitud alrededor del país.

2. Colombia no tiene fuentes de energía alternativa

Colombia se ha centrado en producir energía a partir del aguael 85% de la energía del país depende del agua–, y hay que entender que ese recurso tiene sus ciclos. En nuestro país el problema no radica en el fenómeno del niño, el problema radica en que la industria, los hogares, la alimentación y la energía dependen del mismo recurso.

Se puede obtener energía a partir de agua, de carbón, solar, aguas geotérmicas, energía por la fricción de materiales radioactivos, del viento, entre otras. Mientras que en países europeos como España o Holanda un gran porcentaje de la energía es producida por el viento, en Colombia solo tenemos un recurso, y para ningún país una sola fuente de energía es confiable. En energía geotérmica no tenemos ni una sola fuente y la energía eólica no alcanza ni el 0.1%.

¿Por qué no aprovechar las altas temperaturas registradas para obtener energía con paneles solares?

3. Dos generadoras de energía fuera de servicio

A los dos problemas mencionados antes se suma uno más y es que dos de las generadoras de energía más importantes de nuestro país salieron de servicio. Termoflores, en Barranquilla, que tuvo una avería en la central cuando salía a mantenimiento programado. La planta salió de servicio y dejó de entregar 10 gigavatios de potencia al sistema eléctrico nacional.

En la segunda generadora ubicada en Guatapé, oriente antioqueño, se presentó un incendió que afectó significativamente las centrales de San Carlos y las Playas. Arreglar el daño causado por el incendio y volver a poner en funcionamiento esta generadora costará alrededor de 25 millones de dólares y podría estar en funcionamiento hasta septiembre de este año.

4. Cargo por confiabilidad

Hace más de 20 años, todos los colombianos estamos pagando un sobreprecio en las tarifas de energía, para crear supuestamente un fondo que permita tener recursos cuando se presente una crisis energética. Las empresas prefirieron utilizar ese dinero para ampliar su cobertura en vez de reforzar el sistema.

En pocas palabras, esos 18.000 millones de pesos del fondo no sirvieron para nada, porque el gobierno y las empresas no aprendieron las lecciones de la crisis energética de 1992 y hoy estamos viviendo las consecuencias.

5. La renuncia del ministro de minas y energía

«Afortunadamente, a cada inconveniente le hemos encontrado una solución adecuada y hoy podemos decirle al país que seguiremos garantizando el abastecimiento de energía a través de medidas oportunas».

Tomás González, ex ministro de minas y energía.

Unas semanas después de dar estas declaraciones el funcionario 'renunció' a su cargo y aceptó que no había tomado las medidas necesarias para prevenir la crisis energética. El presidente Santos se hizo cargo de este asunto, por lo que presentó el programa mencionado al comienzo de este artículo, 'apagar paga'.

Juan Man

5 consejos para ahorrar energía

Luego de entender el contexto y la razón de la crisis energética, te daremos 5 consejos útiles que puedes seguir en tu casa, oficina o establecimiento para ahorrar energía.

  1. La iluminación: En promedio, un hogar cuenta con seis u ocho bombillas. Si es posible, lo mejor sería cambiarlas a bombillos ahorradores o bombillos led. El propósito principal es reducir el gasto de energía en las horas pico, que es de 6 de la tarde a 9 de la noche.
  2. Los dispositivos electrónicos: vivimos en hogares conectados, la recomendación principal es cargar tus dispositivos cuando sea necesario y cuando alcancen el 100% desconectarlos automáticamente. Evita cargar tus dispositivos toda la noche, esto genera un gasto adicional.
  3. Electrodomésticos como la nevera, la aspiradora y la lavadora pueden consumir grandes cantidades de energía. La recomendación principal es regular la temperatura de la nevera, esto no afectará la calidad de los alimentos, utilizar la aspiradora solo si es necesario y lavar ropa cuando se acumule una cantidad razonable.
  4. El televisor: mientras más alto esté el volumen del televisor más energía consumirá. La recomendación principal es utilizar un solo televisor por hogar, para evitar que en cada habitación se tenga uno prendido.
  5. Por último, si es posible, comienza a generar energía alternativa. La energía solar más que un gasto es una inversión. Desde paneles pequeños para cargar tu teléfono hasta paneles instalados en los techos de las casas pueden hacer una diferencia en tu recibo de energía cada mes.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios