Compartir
Publicidad

Algunos de los YouTubers más famosos están promocionando "Mistery Brand", un sospechoso sitio de sorteo de regalos

Algunos de los YouTubers más famosos están promocionando "Mistery Brand", un sospechoso sitio de sorteo de regalos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"He gastado 5.000 dólares en Mistery Boxes y no creerás lo que conseguí". Ese es el vídeo con el que Jake Paul, célebre youtuber, está promocionando una web llamada Mystery Brand en la que uno compra cajas sorpresa y entra en el sorteo de productos que pueden ser teóricamente mucho más valiosos.

Ese vídeo ya tiene más de dos millones de visitas, y no es el único. Otros youtubers de renombre como Bryan "Ricegum" Le llevan tiempo animando a sus seguidores a que se gasten dinero en esta web. El problema es que el público de estos youtubers es en buena parte menor de edad, y todo huele muy raro en esta sospechosa web de origen supuestamente polaco.

Loot boxes

Si te gastas 100 dólares, puedes ganar ropa de marca de mucho más valor. Por 12,99 dólares entras en el sorteo de un Lamborghini o incluso de una mansión de 250 millones de dólares. "La más cara de Los Ángeles", indican el sitio web, que utiliza una foto de una mansión que efectivamente está situada en el barrio de Bel Air, pero que está valorada en 188 millones de dólares y de la que no es propietaria Mystery Brand.

Las cajas de regalos —una variación más de las peligrosas 'loot boxes'— tienen distintos precios, y los premios que uno puede ganar son muy atractivos en diversos casos. Le, por ejemplo, hablaba de cómo consiguió unos AirPods de Apple por 4 dólares. En otros casos los productos que te pueden tocar son poco reconocibles y sin apenas detalles.

Según revelan en The Daily Beast, la empresa Mystery Brand parece tener su sede en Polonia, y en sus términos de uso también hay datos curiosos. Los usuarios menores de edad no pueden recibir premios ni reembolsos de su dinero, algo extraño teniendo en cuenta que como indicábamos la mayor parte de los seguidores de esos youtubers son menores de edad.

Jake Paul admitía que la mayor parte de sus espectadores tienen entre 8 y 15 años, y en octubre ya fue acusado de violar la normativa de la FCC a la hora de hacer marketing e incitar a los niños a que compraran los productos que promociona en sus vídeos.

Algunos canales como Guava Juice y otros youtubers como Morgan "Morgz" Hudson han promocionado también esta sospechosa web, cuyo negocio ha acabado siendo destapado por otros youtubers, aunque eso no parezca haber servido de mucho.

Destapando el escándalo

Otros como Daniel Keem fueron tentados por la empresa Mystery Brand, que se ofreció a pagarle 100.000 dólares si hacía un vídeo de este tipo. Él se negó y fue uno de los primeros en hablar del problema. EL famoso PewDiePie también habló de este escándalo en uno de sus últimos vídeos: a él también le ofrecieron dinero —no especifica cuánto— por promocionar este sitio web.

Hay diversos hilos en Reddit en los que usuarios que se gastaron dinero en esta web acabaron ganando premios que nunca recibieron o que tardaron meses en recibir.

En YouTube existen unas estrictas normas de sitios de apuestas —los anuncios no deben promocionar las apuestas en regiones donde son ilegales, y no pueden dirigirlas a menores de edad—, pero no parecen afectar a Mystery Brand. Nos hemos puesto en contacto con los responsables de Google en España, que nos han transmitido la siguiente declaración oficial:

YouTube considera que los creadores de YouTube deben ser transparentes con sus audiencias si su contenido incluye cualquier tipo de promociones pagadas. Nuestras políticas dejan claro que los creadores de YouTube son responsables de garantizar que su contenido cumpla con las leyes locales, los reglamentos y las Normas de la comunidad de YouTube. Si se descubre que el contenido viola estas políticas, tomamos medidas para garantizar la integridad de nuestra plataforma, que pueden incluir la eliminación de contenido.

Como revelan en Vox, este tipo de escándalos es consecuencia de la reducción de ingresos publicitarios en YouTube, algo que está llevando a los youtubers a tratar de mantener sus niveles de ingresos con estas polémicas prácticas que quizás YouTube debería atajar.

Las loot boxes primero se hicieron famosas en videojuegos y han acabado siendo prohibidas en varios países y son objeto de gran polémica en algunos lanzamientos recientes, y ahora ese concepto ha llegado a YouTube. Queda por ver si la empresa acaba reaccionando y ataja un problema real para todos esos jóvenes que están siendo incitados a este tipo de polémicas y sospechosas compras.

Vía | The Daily Beast

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio