Compartir
Publicidad
El Xiaomi Mi 9 vuelve a hacerlo: hardware de gama alta a precio de gama media
Celulares

El Xiaomi Mi 9 vuelve a hacerlo: hardware de gama alta a precio de gama media

Publicidad
Publicidad

Podremos criticar a Xiaomi por ciertas cosas, pero si hay un elemento definitorio de los terminales de este fabricante es el de su precio absolutamente demoledor.

Con el Xiaomi Mi 9 vuelve a cumplirse la vieja y singular tradición del fabricante, que ofrece especificaciones de un gama alta a precios muy por debajo de lo que otros fabricantes proponen. Esa, por encima de todas las demás, es la baza que sigue haciendo de estos móviles verdaderos referentes en el mercado.

Este terminal costaría (bastante) más si no fuera de Xiaomi

Se acercan días agitados en el mundo de la movilidad. Hoy se han presentado el Xiaomi Mi 9 y sus variantes (Mi 9 Explorer Edition y Mi 9 SE), el Vivo V15 Pro, pero esta tarde tenemos pendiente el lanzamiento de los Samsung Galaxy S10 y en los próximos días se celebra un Mobile World Congress que estará plagado de nuevos modelos de distintos fabricantes.

Mi9 12

A buen seguro veremos alguna que otra sorpresa en cuanto a elementos diferenciales de estos dispositivos -las pantallas plegables son el último grito de atención de la industria- pero todos esos móviles que lleguen en estos próximos días, semanas e incluso meses tendrán muy difícil competir con el Xiaomi Mi 9 en un apartado:

Su precio.

Un gama alta a precio de gama media (o casi)

Es de esperar que los precios de venta fuera de China sean sensiblemente más altos que los de lanzamiento en el gigante asiático. El Xiaomi Mi 8 de 6 GB de RAM y 128 GB de capacidad se lanzó con un precio de 2.999 yuanes en China en mayo de 2018. El Xiaomi Mi 9 de 6 GB de RAM y 128 GB de capacidad ha salido a ese mismo precio, 2.999 yuanes, unos 395 euros al cambio.

Mi9 6

Para cuando llegaron a España en agosto, los Xiaomi Mi 8 de 6 GB y 128 GB contaban con precios de venta oficiales de 599 euros, notablemente superiores al cambio oficial. Esos costes han seguido haciendo que la venta de dispositivos por canales no oficiales siga atrayendo a muchos usuarios a pesar de las limitaciones de la garantía, los riesgos con las actualizaciones o los tiempos de entrega, pero aun teniendo solo en cuenta esos precios de venta oficiales, los Xiaomi Mi 8 seguían siendo terminales con una relación precio/prestaciones fantástica.

Sobre todo cuando la mayor parte de la industria ha seguido la estela de Apple y plantea precios de salida que suelen acercarse a los 1.000 euros, si es que no los superan. Es cierto que estos modelos tratan de ofrecer alguna diferencia sensible en cuanto a calidad de las cámaras, capacidad de almacenamiento o ese subjetivo apartado del diseño, pero una y otra vez se cumple que en términos generales otros fabricantes venden hardware de gamas altas a precio de gamas altas. Xiaomi lo hace a precio de gamas medias, o casi.

Mi9 7

Ese es el discurso de un fabricante que no solo se contenta con esa filosofía, sino que va más allá en modelos con algunos (pocos) recortes: el Pocophone, el teléfono-chollo de 2018, podría ver una nueva versión este año y dar una vuelta de tuerca a esta propuesta. Hay muy pocos fabricantes que puedan competir con Xiaomi en este apartado.

No descorchemos el champán todavía (¿o sí?)

No solo eso: a falta de analizarlos en profundidad, estos Xiaomi Mi 9 prometen muchas alegrías. Curiosamente han ido atrás en su sistema de reconocimiento facial respecto al Mi 8, pero lo han hecho favoreciendo ese notch mínimo con formato gota que para muchos -y me incluyo- es el mejor de los compromisos posibles a la hora de ofrecer móviles casi sin marcos.

Mi9 1

Por lo demás tenemos una verdadera bestia en casi todos los apartados: lo último de lo último en cuanto a procesador, pantalla, cámaras, sensor de huella, conectividad o esa carga súper rápida, tanto con cable como inalámbrica. Pero insistimos: su ventaja fundamental está en su precio.

Esa es la verdadera característica diferencial de los nuevos Xiaomi Mi 9. Es difícil ponerles reparos con esa hoja de especificaciones -tenemos especiales ganas de probar ese trío de cámaras-, pero es que la cosa se pone aún más difícil con unos precios que suelen barrer a la competencia. Son una vez más un argumento de compra casi irresistible para quienes buscan esa relación precio/prestaciones. Ahora, a esperar a ver qué hace la competencia, pero Xiaomi ya ha dado su primer puñetazo en la mesa en este 2019.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio