Publicidad

El COVID-19 y las principales agencias espaciales: así ha afectado la pandemia a la carrera espacial

El COVID-19 y las principales agencias espaciales: así ha afectado la pandemia a la carrera espacial
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El COVID-19 ha llegado para desestabilizarlo todo en nuestro planeta y parece que más allá. Estamos viendo (y viviendo) fuertes medidas por parte de gobiernos y organismos responsables que afectarán a muchos negocios, y lo que también empieza a notarse es que la industria espacial se está viendo afectada por el impacto del Coronavirus.

En general lo que vemos es que en la medida de lo posible se ha procurado que los empleados trabajen desde casa. Pero igual que hemos visto para otras industrias tecnológicas, los suministros pueden ocasionar retrasos en los planes, aunque hay algunos casos en los que se sigue con lo previsto.

Europa

La Agencia Espacial Europea (ESA) y Roscosmos (la rusa) anunciaron ayer que su misión conjunta ExoMars se pospone a 2022, cuando esperaba lanzarse este año. Explican desde la ESA que ha sido una decisión difícil pero sopesada y que "no pueden permitirse ningún margen de error", como matiza Jan Wörner, director general de la ESA en el comunicado conjunto.

ExoMars

El desarrollo de la misión, aunque avanzado y a buen ritmo según el director, podría verse afectado por las restricciones de desplazamiento debido a las medidas de contención. Hay aún muchos tests que realizar además, por ejemplo de los paracaídas del rover Rosalind Franklin, de ahí que se hayan dado ese margen de dos años más.

Rolf Densing, director de operaciones de la ESA, dice que nunca ha habido tan poca gente trabajando allí en toda la historia del centro de control de la agencia

Con respecto a las medidas en general para sus trabajadores, la agencia europea puso en marcha el teletrabajo desde la semana pasada, aunque hay personal que aún se desplaza hasta su puesto de trabajo (el mínimo, según matizan). Rolf Densing, director de operaciones de la ESA, dice que nunca ha habido tan poca gente trabajando allí en toda la historia del centro de control de la agencia.

Explican en la Agencia Europea que el objetivo es conservar las tareas de mantenimiento para las misiones en órbita, como vigilar que no haya colisiones con basura espacial o manejar la instrumentación científica. Para ello, están tomando las precauciones necesarias en cuanto a minimizar el contacto entre el personal, guardándose el recurso de minimizarlo aún más si en el futuro esto fuese necesario.

Por su parte, en Roscosmos han decidido cancelar todo lo relacionado con la cobertura mediática en relación al lanzamiento desde Kazakhstan en conjunto con la NASA que como veremos a continuación sigue en marcha (teóricamente). La agencia ha seguido con sus lanzamientos hasta el mismo 21 de marzo y no ha realizado ningún comunicado público en torno al cierre de sus centros o de las medidas de cara al COVID-19 más allá de la cancelación de la misión que comentábamos.

Estados Unidos

Los centros de la NASA han ido pasando de un estado a otro desde que la crisis del coronavirus salpicase a los EE.UU. hablando de su propio plan de respuesta. Algunos centros han pasado del 2 al 4 en algunos días, correspondiendo el estado 1 al estado habitual (todo abierto y accesible) y el cuatro al cierre del centro (con un mínimo acceso para el mantenimiento).

La agencia estadounidense ha paralizado la producción y las pruebas de su misión tripulada a la Luna Artemis que estaba planificada para 2024 (fecha que probablemente será modificada por este parón). Una decisión que se producía tras aplicar las restricciones necesarias para salvaguardar la seguridad de los trabajadores en los centros Michoud Assembly Facility en Louisiana y Stennis Space Center en Mississippi, ambos clave en el desarrollo del cohete SLS.

Nasa Hurley Y Behnken Los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken familiarizándose con la Crew Dragon. Crédito: NASA

El teletrabajo también se impone en esta agencia y se suspenden todos los viajes, habiendo tres cuatro centros cerrados y el resto abiertos con acceso a la mínima cantidad posible de personal. Unas medidas que se pusieron en marcha al detectarse un caso positivo de COVID-19 en el centro Stennis. En el Centro espacial Johnson (Houston) los controladores siguen operando en la Estación Espacial Internacional, siendo el mínimo personal al estar también en estado 4.

Aún no se sabe cómo impactarán todas estas medidas en el resto de planes y lanzamientos, teniendo en el punto de mira el que en teoría se realizará el 9 de abril desde Kazakhstan (siendo una misión tripulada, pero no sería una sorpresa que también se cancelase) y el retorno a la Tierra de tres astronautas que están ahora mismo en la ISS. El lanzamiento que iniciará el viaje de Perseverance, su próximo rover a Marte, también sigue en pie de momento (en julio).

En cuanto a SpaceX, el pasado viernes se dijo de la mano de Buzzfeed que por ahora habían decidido no cerrar sus centros y que podría haber algún caso positivo. En su página web no hay ningún comunicado oficial y el día 18 de marzo hicieron su último lanzamiento para poner en órbita un quinto lote de satélites Starlink, siendo además la primera vez que una primera etapa de un Falcon 9 sale por quinta vez al espacio.

Gwynne Shotwell, presidente de SpaceX, comunicó que el vuelo tripulado hasta la ISS (en conjunto con la NASA) planificado para el mes de mayo se mantiene. Así que de momento, por su parte, no parece haber demasiado cambio.

En Blue Origin también dijeron estar siguiendo con su actividad, aunque tratando de que sus empleados teletrabajen. La empresa comunicó a CNBC que aún estaban evaluando el impacto de todo esto en sus operaciones principales, pero que estaban dando apoyo económico para la situación de cuarentena y aplicando las medidas de distanciamiento social en los casos en los que trabajar en remoto no es posible.

Spacex

Asia

Según publicaron en Nature, en China la ambiciosa misión a Marte prevista para julio no se verá afectada de momento, al ser algo "importante políticamente". Al parecer todo lo sucedido con el brote ha afectado a la manera de trabajar de su equipo (limitando contacto, minimizando personal, etc.), pero no hasta el punto de causar retrasos. Eso sí, como en el caso de Roscosmos el lanzamiento se producirá a puerta cerrada.

Tampoco parece que la misión Hope a Marte, por parte de los Emiratos Árabes Unidos, se haya pospuesto. En teoría el lanzamiento se producirá en 2021, así que habrá que ver si finalmente no hay cambios en la agenda.

Es muy posible que estas situaciones cambien próximamente, cuando aún nos encontramos haciendo frente a esta pandemia que ha exigido medidas extraordinarias a nivel global. Iremos actualizando en cada caso, y sobre todo esperamos que los trabajadores que tengan que ir presencialmente a su puesto de trabajo tengan, como especifican en cada caso, unas buenas medidas de seguridad.

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios