Zoom les dice a sus empleados que regresen a la oficina, la era del teletrabajo ha muerto

ZOOM
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

La compañía de telecomunicación Zoom ordenó a sus empleados asumir una política de regreso paulatino a la oficina, una estrategia híbrida que tiene algo de irónica, proviniendo de una firma que llegó a definir el teletrabajo durante los meses de pandemia.

Pero eso fue entonces, cuando el mundo cerró y las empresas, instituciones públicas y hasta colegios y universidades dependían para funcionar de firmas como Zoom, que pasó de tener 2.400 empleados en febrero de 2020 a tener más de 6.000 en diciembre de 2021. Su servicio de videoconferencias superó a colosos como Skype de Microsoft, Webex de Cisco y Meet de Google, para convertirse en la plataforma predeterminada de la época.

ZOOM
Sede central de Zoom, en San José, California (EEUU).

Hoy el mundo es distinto y, como muchas otras empresas de Estados Unidos, Zoom envió a sus empleados un mensaje perentorio: los esperan en la oficina.

Bueno, en realidad, no a todos. La medida solo se aplica a los empleados que viven dentro de un radio de 80 kilómetros de una oficina de Zoom y se implementará, en todo caso, de manera escalonada, a lo largo de agosto y septiembre.

Eso sí, a esos empleados que vivan cerca de una oficina, Zoom les pedirá utilizarla, al menos, dos veces por semana.

El regreso a la oficina, imparable

Hoy en día, decenas de millones de estadounidenses trabajan de forma remota, en no pequeña medida gracias a plataformas como la Zoom.

Pero la rueda está girando y, según una encuesta realizada en 2022 por la consultora McKinsey, el porcentaje de los trabajadores estadounidenses que pueden laborar de forma remota hasta cinco días a la semana cayó al 35%, mientras que el 58% de los trabajadores en los Estados Unidos pueden elegir dónde trabajar al menos un día por semana.

Ese cambio en los ritmos empresariales afectó, por supuesto, también a Zoom, que vio derrumbarse la montaña de su valoración en bolsa, al punto de alcanzar este año, otro difícil hito: una acción que vale menos de lo que valía antes de que dijéramos COVID por primera vez.

Según la misma encuesta, el 87% de los encuestados prefiere el trabajo remoto y pasa un promedio de tres días a la semana trabajando desde casa. Pero un notable 41% de los encuestados dijo que sus empresas, sencillamente, ya no les permiten hacerlo.

Comentarios cerrados
Inicio