Compartir
Publicidad
Publicidad

ButakaXataka: El Libro de Lila

ButakaXataka: El Libro de Lila
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocas veces tenemos la oportunidad de presentar con orgullo en ButakaXataka una producción animada para cine 100% made in Colombia, y hoy es uno de esos días. El Libro de Lila se estrenó el pasado 28 de septiembre en salas de cine en nuestro país, y el 13 de octubre realizará su debut internacional. Trata de una hermosa aventura de fantasía que deleitará a chicos y grandes con los paisajes y saberes de nuestra región.

Lila es el personaje de un libro que repentinamente queda fuera de su mundo de papel y atrapada en otro al que no pertenece. Es así como inicia esta gran aventura, donde Lila entenderá que solo Ramón, el niño que años atrás solía leerla, puede salvarla. Pero no será una tarea fácil, Ramón ya no es el mismo de antes, ha crecido y no solamente ha dejado de leer sino de creer en la fantasía.

Es entonces cuando Lila y su nueva amiga Manuela tendrán que arreglárselas para convencerlo de lo que está sucediendo y de emprender juntos un arriesgado viaje hacia El Olvido, un tenebroso lugar donde ha caído El libro de Lila. A lo largo de esta aventura por mundos mágicos, los niños descubrirán el real valor de la amistad y el poder de la fantasía.

Marcela y Maritza Rincón González, la directora y productora de este largometraje colombiano comentan que este enorme esfuerzo comenzó desde hace casi ocho años atrás cuando esbozaron la idea general de la cinta que terminó involucrando a un grupo de más de 160 personas compuestos por al menos 80 diseñadores, ilustradores y animadores, los cuales plasmaron la increíble suma de 64 mil dibujos que hacen parte de los 76 minutos de la película infantil.

Una aventura mágica por lugares conocidos

La película plantea un gran viaje por un mundo fantástico, donde los niños van a reencontrarse con el sentimiento de amistad y a descubrir el valor de la memoria. Pero lo más importante es que se van a encontrar con lugares geográficos conocidos. Las locaciones son en Colombia. De hecho, la Selva de la Memoria, por ejemplo, evoca la selva chocoana, también tomaron inspiración en el desierto de la Tatacoa y otros lugares emblemáticos de Colombia.

El Libro De Lila

Como homenaje a su ciudad, la directora decidió incorporar algunos lugares de Cali dentro de la historia, por eso será posible identificar distintos lugares representativos como La Colina de San Antonio, la Casa Barco, la Biblioteca del Centenario, el Parque del Peñón y el Gato de Tejada entre otros, los cuales será plenamente identificables para los caleños que vean la película.

Las voces grabadas con niños

Marcela y Maritza comentaron que muchas películas animadas internacionales usan voces de adultos para doblar los personajes, algo con lo que ellas no se sentían cómodas, por lo que buscaron por los colegios, teatros y centros culturales de la ciudad niños que pudieran hacer las voces de los personajes, algo que sentían sería más natural y genuino.

El Libro De Lila Cali

Luego de entrevistar más de 300 niños, iniciaron las grabaciones, donde hicieron algo un poco fuera de lo común, como lo fue hacer primero las voces y luego entregarlas como insumos a los diseñadores para que ellos lograran adaptar de forma más fiel la animación al carácter de cada niño, y no que cada niño se tuviera que adaptarse al carácter de la animación.


En Xataka Colombia | ButakaXataka

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos