Publicidad

El 5G no se libra de los retrasos: la banda milimétrica, que nos prometía igualar a la fibra óptica en 2021, mira ya a 2022

El 5G no se libra de los retrasos: la banda milimétrica, que nos prometía igualar a la fibra óptica en 2021, mira ya a 2022
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La banda milimétrica es una de las tecnologías involucradas en el despliegue de las redes 5G más ambiciosas. Y lo es porque su capacidad de trabajar en la parte alta del espectro radioeléctrico, en torno a los 26 GHz, permite a los operadores de comunicaciones ofrecernos conexiones capaces de alcanzar una velocidad de transferencia equiparable a la de la fibra óptica.

3GPP (3rd Generation Partnership Project), la organización que en su momento se encargó de definir y aprobar las características de las tecnologías de comunicaciones 3G y 4G está trabajando ahora en la definición de las redes 5G, y sus planes parecen estar a punto de verse en cierto modo truncados. Su agenda contemplaba que la banda milimétrica estuviese incorporada en la revisión del estándar que iba a ver la luz en 2021, pero el impacto que está teniendo la enfermedad COVID-19 en todo el planeta es una amenaza muy seria que, según la propia organización, podría demorar la aprobación de la siguiente revisión de 5G. Afortunadamente, no todo son malas noticias.

La especificación de las redes 5G 'Standalone' ya está lista

Durante las últimas semanas las asociaciones de telecomunicaciones que forman parte de 3GPP han estado reunidas para dar forma a la siguiente revisión de 5G, a la que llaman 5G Release 16, y han aprobado varias innovaciones muy jugosas entre las que destaca la definición de las características que deberán tener las redes standalone. La implementación y el despliegue de las redes de quinta generación se está llevando a cabo en dos grandes fases conocidas como NSA (Non-Standalone) y SA (Standalone).

La fase NSA no define una infraestructura 5G capaz de aprovechar los beneficios de esta tecnología a todos los niveles. Esta limitación queda resuelta en las redes 5G SA

La fase NSA ha precedido a la etapa SA por una razón de peso: es más fácil de implementar y menos costosa. Y es que durante la fase NSA las redes 5G se asientan sobre la infraestructura 4G existente. Los dispositivos 5G que intervienen en la comunicación durante la fase NSA establecen el enlace utilizando las bandas de frecuencia características de las comunicaciones 5G porque, de lo contrario, no conseguirían alcanzar las velocidades de transferencia que nos ha prometido esta tecnología (tasas medias superiores a los 100 Mbps y picos teóricos de hasta 20 Gbps).

Sin embargo, la comunicación entre esos terminales y las estaciones base se lleva a cabo a través de enlaces 4G como los que utilizamos ahora, de ahí que la fase NSA no defina una infraestructura 5G que aproveche los beneficios de esta tecnología a todos los niveles. Esta limitación queda resuelta en las redes 5G SA. Y es que los dispositivos involucrados en la comunicación utilizan las bandas de frecuencia que requieren los enlaces 5G tanto durante las operaciones de transferencia de datos como al llevar a cabo el diálogo de control con las estaciones base. Esta mejora es posible debido a que la fase SA define unas redes 5G independientes de la infraestructura 4G que tenemos actualmente.

La versión del paquete de especificaciones que describe cómo debe realizarse el despliegue de 5G que acaba de ser aprobada por 3GPP introduce oficialmente, por fin, la infraestructura SA. Y una de sus características más atractivas consiste en que hará viable esa latencia de solo 1 ms que nos han prometido los operadores de telecomunicaciones desde que comenzaron a hablarnos de 5G. Esta mejora será importantísima para que el coche autónomo continúe desarrollándose, y también tendrá un rol crucial en otros escenarios de uso un poco más alejados del usuario de a pie, como, por ejemplo, la fabricación industrial automatizada.

3GPPAgenda

El siguiente gran avance de 5G, la banda milimétrica, podría retrasarse

Aunque 3GPP acaba de sacar adelante la revisión 16 de 5G conocemos desde hace tiempo cuáles son las innovaciones que esta organización planea introducir en la siguiente revisión. Las especificaciones de 5G Release 17 deberían estar listas durante 2021, pero las últimas declaraciones de los directivos de 3GPP sugieren con mucha claridad que sus planes se verán afectados por la propagación de COVID-19, por lo que la aprobación de la revisión 17 de 5G tiene muchas papeletas de demorarse hasta 2022.

Las especificaciones de '5G Release 17' deberían estar listas durante 2021, pero las últimas declaraciones de los directivos de 3GPP sugieren que se retrasarán hasta 2022

La lástima de todo esto es que, como os he adelatando en las primeras líneas del artículo, esta es la revisión que planea introducir oficialmente la banda milimétrica. Esta tecnología nos promete una velocidad de transferencia y una latencia equiparables a las de la fibra óptica, aunque es importante que tengamos en cuenta que sobre todo se utilizará en espacios cerrados, como centros de convenciones o estaciones de transporte. La cobertura de la banda milimétrica es limitada debido a que las altas frecuencias se atenúan enseguida, pero, al mismo tiempo, nos permite utilizar las reflexiones en las paredes, el techo y los objetos del entorno para conseguir que la señal llegue a su destino.

En algunos países, como Estados Unidos, esta tecnología ya se está utilizando. El país europeo más aventajado es Italia, que ya ha sacado a concurso una parte de la banda milimétrica. Buena parte de los smartphones con conectividad 5G que podemos encontrar actualmente en las tiendas ya está preparada para utilizar esta tecnología, pero el empujón definitivo a la banda milimétrica llegará cuando 3GPP la introduzca oficialmente en la iteración 17 de 5G. Crucemos los dedos para que no se retrase aún más.

Imagen de portada | Matheus Bertelli
Más información | 3GPP

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios