El futuro de los Samsung Galaxy Note tras los nuevos Galaxy S21 queda más en entredicho: ahora comparten lo que les hacía únicos

El futuro de los Samsung Galaxy Note tras los nuevos Galaxy S21 queda más en entredicho: ahora comparten lo que les hacía únicos
Sin comentarios

Samsung mantiene en su baste catálogo varias líneas de gama alta, en los últimos años con precios bastante altos (como muchos otros), y en un mercado tan hacinado cuesta creer que haya sitio para todos. Con esa sensación y especialmente con rumores cada vez más fuertes, la posible muerte de la gama Galaxy Note parece tener más sentido, sobre todo después de que el Samsung Galaxy S21 Ultra le ha arrebatado lo que le hacía único en su especie: el S Pen.

Desde los últimos años, especialmente desde los Samsung Galaxy S8, los Galaxy S han aumentado de tamaño, de número y en prestaciones. Históricamente se encargaban de estrenar procesador y alguna otra característica, dejando aspectos como las cámaras, software y otros a los Note y creando un tándem que, con estilos y targets distintos, podrían satisfacer a fans de una gama y de otra. Pero la convergencia entre dichas líneas ha ido a más y la nota que parece haber colmado el vaso es soporte al S Pen del último buque insignia de Samsung.

Samsung los crió y ellos se juntaron

Yendo a los orígenes de los Galaxy Note, allá por 2011, el Samsung Galaxy Note se trataba de un móvil distinto al ser más grande (146,85 milímetros de altura frente a los 125,3 de un Galaxy SII) y llevar un stylus (el S Pen). Sobre todo viéndolo frente a uno de los otros 110 móviles que Samsung presentaba ese año, y más concretamente comparándolo con el Galaxy S de ese año: el Samsung Galaxy S II.

Como decíamos, los estrenos importantes se dividían más allá de los distintos tipos de uso que uno u otro modelo facilitaba, Pasó, por ejemplo, con la doble cámara, que de manera relativamente tardía con respecto a sus rivales dada la moda fue el Samsung Galaxy Note 8

Pero las similitudes entre una y otra serie iban aumentando: modelo a modelo veíamos en las dos gamas pantalla curva, procesador a la última, la máxima RAM que colocaba el fabricante, cámaras muy similares y, sobre todo, tamaño de pantallas. Quizás esto último es, en gran parte, lo que empezó a canibalizar la especialidad de los Note, cuando la pantalla dividida ya era igual de cómoda tanto en un panel como en otro, más allá del recurso del S Pen.

Comparacion S Ii Note
Comparacion S21 Note20

El codazo del S21 Ultra que ha podido apartar del foco al Galaxy Note 21

Hace poco Samsung se pronunció (de esa manera tan ambigua que gustan muchos portavoces de marcas) sobre el S Pen y los verdugos del Note salieron de sus trincheras, aunque la marca no había matado (al menos de momento) esta gama. T.M. Roh, presidente y jefe de la división de comunicaciones móviles de Samsung, dijo al hablar del futuro de la marca:

"Hemos estado prestando atención a los aspectos favoritos de la gente en la experiencia Galaxy Note y estamos emocionados por añadir alguna de estas apreciadas características a otros dispositivos de nuestro catálogo" T.M. Roh, Samsung

La afirmación no decía nada sobre la muerte de los Note, pero era inevitable relacionarlo con los rumores de su fin, sobre todo teniendo en cuenta que el candidato a tener S Pen era el próximo tope de gama. Finalmente no ha sido exactamente así: el S Pen no se incluye con el S21 Ultra (se puede comprar a parte y se encaja con una funda), y como contamos en las primeras impresiones, tampoco es exactamente el mismo S Pen. El que se puede adquirir como accesorio del S21 Ultra es un S Pen sin Bluetooth ni batería, por lo que no podemos tener funciones especiales como el control remoto a través del lápiz, aunque posteriormente habrá uno con BLE (Bluetooth Low Energy). Eso sí, aunque puede usarse el S Pen del Note con el S21 funcionará sin las funciones especiales (control remoto).

S Pen y funda propios del Samsung Galaxy S21 Ultra.
S Pen y funda propios del Samsung Galaxy S21 Ultra.

Pese a esto, esta novedad y la nueva confirmación de Samsung de que el S Pen será compatible con más modelos, pone en entredicho la continuidad de la gama Note teniendo en cuenta la llegada y aparente asentamiento de los plegables que llevan mucho más allá la multitarea y la productividad, como el Samsung Galaxy Fold 2. Desde Samsung no nos han confirmado nada al respecto de la cancelación a Xataka, pero podría ser indicativo de que hubiese cambios en la hoja de ruta de los Note, cada vez sin menos distintivos.

¿Qué les queda a los Galaxy Note?

Pantalla Curva Note
La pantalla del Galaxy Note 10 Ultra.

Analizando el más potente de los últimos Galaxy Note, el Samsung Galaxy Note 20 Ultra, ya vimos que uno de sus principales reclamos era el S Pen. El móvil funcionaba muy bien y estaba a la última en diversos aspectos, pero salvo por el agarre, parte de la fotografía y la autonomía la experiencia era muy pareja a la que tuvimos con el Samsung Galaxy S20 Ultra.

El Note estrenó la multiventana y dejó de ser único en este sentido cuando la propia marca lo llevó a más móviles y Android 6 lo empezó a incorporar. El Note tenía la app propia S Planner, una app de calendario, pero también pasó a los Galaxy S. El Note mantuvo la pantalla plana mientras los Galaxy S estrenaban y mantenían curvatura, pero el siguiente true Note (el Galaxy Note 7, mejor correr un tupido velo ante el Galaxy Note Edge) ya lo adoptó. El Note estrenó DeX y esto también llegó a otras gamas. El Note tenía una pantalla más grande y un mayor volumen, y el último Galaxy S es incluso más alto que el ultimo Note. El Note era el único con soporte para el S Pen, y ahora tampoco es único en esto.

S Pen con el S21 Ultra.
Hemos de esperar a poderlos probar juntos, pero al menos sí vemos que con el S Pen al S21 también le aparece el botón o burbuja para el puntero en pantalla.

Lo que le queda: las funciones especiales del S Pen para aquellos que puedan priorizar el control multimedia o el disparador a distancia, al menos hasta que haya un S Pen BLE para el S21 Ultra. Eso y las esquinas cuadradas, al menos hasta los Note 20.

Sin prácticamente nada de software propio (según hemos visto, incluso con el S Pen sencillo aparece el botón propio del S Pen en la interfaz), muy de tú a tú en especificaciones (saliendo perdiendo en algunos puntos, como en cámaras) y compartiendo lo que le confería singularidad, no vemos demasiado claro el futuro de los Note más allá de satisfacer a sus fans, que los hay y mucho (literalmente, aunque el móvil pudiese explotar). Sobre todo, como decíamos, con la irrupción de unos plegables quizás hambrientos de un hueco en la agenda anual tan suculento como el de salir a mitad de una tirada de Galaxy S y otra, o lo que es lo mismo, el que ahora tienen los Note.

Temas
Inicio