Publicidad

Huawei Mate 40 Pro: más pulgadas y el nuevo y potente Kirin 9000 de 5 nm como argumentos para ganar la batalla en la gama alta

Huawei Mate 40 Pro: más pulgadas y el nuevo y potente Kirin 9000 de 5 nm como argumentos para ganar la batalla en la gama alta
Sin comentarios

La conectividad 5G es casi lo de menos en el nuevo Huawei Mate 40 Pro. El nuevo buque insignia del fabricante chino llega con novedades llamativas que afectan tanto al interior como al exterior y que quieren convertirlo una vez más en referente.

Para lograrlo cuenta con el debut de un nuevo y flamante procesador, el Kirin 9000 de 5 nanómetros, pero también de un diseño renovado en el que brilla con luz propia su enorme pantalla de 6,76 pulgadas. Y como guinda, un singular módulo de cámaras en las que el sensor de 50 MP quiere ser dueño y señor de la fotografía móvil en los próximos meses.

Más grande, adiós al notch y un módulo de cámara que nos recuerda a un viejo rockero

El año pasado el Mate 30 Pro vino con muchas curvas, y el Mate 40 Pro con el que la gama se renueva las conserva, pero lo hace en una diagonal más grande.

Mate40pro 2

Así, de las 6,53 pulgadas del modelo del año pasado pasamos a las brutales 6,76 pulgadas del modelo de este año que hacen que tengamos una pantalla realmente espectacular (y enorme) en nuestras manos en la que la resolución asciende a los 1.344 x 2.772 píxeles y que además soporta frecuencias de refresco de 90 Hz.

El nuevo diseño no solo es más grande, sino que también cambia el notch tipo iPhone por un agujero doble en pantalla en el que encontramos la nuevas cámara frontal y el sensor ToF del dispositivo.

Las curvas, eso sí, permanecen: volvemos a esa pantalla curvada que se extiende más allá de los laterales y que conquista los bordes como ya hizo su predecesor. En el lateral derecho, por cierto, encontramos el botón de encendido con un color rojo distintivo, y encima de él los botones para subir o bajar el volumen.

N Wallpaper Black Rear

Ese diseño también es diferencial en la parte trasera en la que el módulo de cámaras es circular, pero al contrario de lo que ocurría el año pasado, en este tenemos un "anillo" de color negro en el que se engloban los sensores y el flash de la cámara, mientras que el círculo interior muestra esa habitual colaboración de Huawei con Leica.

El resultado de esa propuesta de diseño, llamada 'Space Ring Design', es curiosa, y recuerda mucho a aquellos iPod con la rueda táctil con la que controlábamos la reproducción. El resultado es desde luego minimalista y probablemente más elegante, y solo está acompañado por el logotipo de Huawei en la parte inferior de esa carcasa trasera.

Bienvenidos a los 5 nanos (y a la conectividad 5G) del Kirin 9000

Esta año Huawei también aprovecha para integrar en este buque insignia su procesador más avanzado, el nuevo Kirin 9000 que destaca por una curiosa configuración de ocho núcleos.

Mate 40 Pro 2

En esa disposición hace uso de cuatro núcleos más eficientes (Cortex-A55 a 2,54 GHz), otros tres más potentes a la misma frecuencia de reloj (Cortex-A77 a 2,54 GHz) y por fin un núcleo Cortex-A77 a una frecuencia bestial de 3,13 GHz que suponemos saldrá a la palestra en escenarios en los que una aplicación o juego necesite las máximas prestaciones. Según el fabricante, esta CPU es un 10% más potente que el Snapdragon 865+.

Este chip cuenta con 15.300 millones de transistores y varios componentes que ganan terreno como la GPU Mali-G78 de 24 núcleos (según Huawei, un 52% más rápida que la del Snapdragon 865+), además de una NPU con dos núcleos principales y uno más reducido. A ello se le une un ISP con un throughput un 50% mayor que el del Kirin 990 5G

Este procesador añade además una opción muy demandada por la industria —quizás no tanto por los usuarios— en este 2020: el soporte de conectividad 5G, que llega de serie a estos smartphones.

Este procesador está fabricado además con litografía de 5 nm, algo que ayuda a una mayor integración y, como en cada salto litográfico, a obtener más potencia y eficiencia en el mismo espacio. Es un salto realmente notable que hasta ahora solo habíamos visto en los Apple A14 Bionic y que sin duda garantiza prestaciones sobresalientes en todos los escenarios.

Esta puede ser de hecho la clave de esa decisión de Huawei de integrar una batería de 4.400 mAh que parece algo corta para un dispositivo tan grande —de hecho el Mate 30 Pro incluía una batería de 4.500 mAh—. El procesador probablemente ayuda a mantener buenas cifras de autonomía, aunque aquí tendremos que esperar a las pruebas de rendimiento cuando lo analicemos.

Esa batería soporta una carga rápida mucho más destacable que la del modelo anterior, ya que es posible suministrar hasta 66 W de potencia, lo que permitirá recargar buena parte de la batería en muy pocos minutos y también no tardar mucho en recargarla por completo.

El sensor de 50 MP como protagonista del apartado fotográfico

El Mate 40 Pro apuesta por un conjunto de cuatro sensores que vuelven a hacer uso de una disposición circular aunque como hemos comentado el diseño de ese módulo sea diferente al del año pasado.

Mate40pro 3

En ese módulo, desarrollado como de costumbre con la colaboración de Leica, encontramos en primer lugar al claro protagonista de este ambicioso modelo, un sensor de 50 MP Ultravision con apertura f/1.9 y que será el principal responsable del rendimiento fotográfico del móvil. Este sensor es prácticamente idéntico al del P40 Pro, aunque en Huawei señalaban que el ISP se ha mejorado y eso debería ofrecer aún mejores resultados.

La aplicación de la tecnología XD Fusion HDR permite aprovechar algoritmos que sacan mejores fotos al tener en cuenta la información de todos los sensores, incluyendo aquellas tomas a contraluz. Este tipo de procesamiento no solo se aplica al modo foto, sino también al modo foto.

Acompañándolo tenemos el sensor ultra gran angular de 20 Mpíxeles y el sensor telefoto de 12 MP que es capaz de ofrecer un zoom óptico 5x y que además lo combinará con un zoom híbrido 10x y zoom digital 50x.

La nueva cámara láser de enfoque es también otro de los elementos relevantes de ese conjunto fotográfico, que también ofrecerá grandes prestaciones en el ámbito del vídeo, pudiendo soportar la grabación 8K. El modo Super Steady Shot es también otro de los elementos que permiten mejorar la calidad de los vídeos en movimiento.

En el frontal nos encontramos con una cámara de 13 Mpíxeles y un tamaño de píxel de 1,23 micras en la que destaca la activación automática del angular par sacar selfies de grupo cuando detecta a varias personas. A esa cámara le acompaña un sensor de profuncidad 3D que permite utilizar el reconocimiento biométrico.

En desarrollo...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios