Publicidad

Tu Wi-Fi será más rápida y mejor en 2021: el camino hacia los 6 GHz de las redes Wi-Fi 6E ya ha comenzado

Tu Wi-Fi será más rápida y mejor en 2021: el camino hacia los 6 GHz de las redes Wi-Fi 6E ya ha comenzado
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya ha empezado. En Estados Unidos la FCC ha aprobado la apertura de la banda de los 6 GHz para cedérsela a una nueva versión de nuestras conexiones Wi-Fi. Se trata de Wi-Fi 6E, y será mejor que vayáis acostumbrándoos al nombre porque sus ventajas harán que en apenas un año comiencen a aparecer productos que nos permitan aprovechar sus numerosas ventajas.

La tecnología Wi-Fi 6E se diferencia fundamentalmente de las actuales versiones de los protocolos Wi-Fi en que estas usan las bandas de los 2,4 GHz y los 5 GHz y solo operaban en unos 400 MHz de espectro. Con Wi-Fi 6E dispondremos de un alucinante nuevo espectro de 1.200 MHz en la banda de los 6 GHz, y eso significa mucha menos congestión, menos latencia y más velocidad. Son (casi) todo ventajas, así que veamos en qué consisten estas nuevas conexiones.

Una nueva y poderosa Wi-Fi

Dicen los expertos que esta es la mayor revolución en las conexiones Wi-Fi en EE.UU. desde que la FCC aprobara esta tecnología por primera vez en 1989.

Canales

Mucho ha llovido desde entonces y ahora las conexiones Wi-Fi se han convertido en parte integral de nuestra rutina diaria junto a nuestros dispositivos móviles, pero nunca antes se había visto una ampliación del espectro como la que plantea el estándar Wi-Fi 6E.

Aunque en la imagen se habla de Wi-Fi 7 (802.11be) que llegará más adelante, las conexiones Wi-Fi 6E permitirán disfrutar también de amplios canales en la banda de los 6 GHz que harán que en todos los rincones del hogar podamos acceder a conexiones mucho más versátiles y con mejores prestaciones. Estas serán sus principales ventajas:

  1. Cuadruplica el espectro: de los 400 MHz en los que operan los actuales routers, puntos de acceso y dispositivos pasaremos a tener unos 1.600 MHz que permitirán que todas esas señales tengan ahora mucho más margen de maniobra para operar. Con la popularización de la banda de los 6 GHz las bandas actuales de 2,4 y 5 GHz se descongestionarán un poco, lo que previsiblemente hará que todo vaya mejor para todos, incluso si algunos usuarios no se apuntan pronto a Wi-Fi 6E: otros lo harán y liberarán parte del espectro que usaban en las otras bandas.
  2. Más canales más amplios: con este nuevo espectro se podrán configurar 14 canales adicionales de 80 MHz o 7 canales de 160 MHz, algo excecpional teniendo en cuenta que con las conexiones actuales solo podrían configurarse por ejemplo 2 canales de 160 MHz. Esos amplios canales permiten minimizar la congestión y hacer que incluso con muchas conexiones de muchos dispositivos la conectividad no se vea degradada.
  3. Nuevos métodos de multiplexación: como ya sucedía con el estándar 802.11ax (Wi-Fi 6) plantea mejoras en la forma de distribuir las señales usando técnologías como MU-MIMO (envío de información a múltiples clientes de forma concurrente) o OFDMA (Orthogonal Frequency-Division Multiple Access), una mejora respecto a OFDM que permite dividir una transmisión en distintas frecuencias dentro de un mismo canal. Al final lo que importa es que ambas permiten hacer que la conexión sea más versátil y se adapte mejor a todo tipo de escenarios.
  4. Más rápida (más o menos): técnicamente las redes Wi-Fi 6E tendrán el mismo máximo teórico de velocidad que las redes Wi-Fi en la banda de los 5 GHz. Podrán llegar por tanto a los 9,6 Gbps que ya se ofrecen en el estándar Wi-Fi 6. Es difícil que alcancemos esa velocidad incluso en Wi-Fi 6, pero con Wi-Fi 6 E eso será más factible gracias a disponer de canales más amplios y versátiles. Los móviles llegarán fácilmente a los 1-2 Gbps de velocidad, algo que hasta ahora solo era factible con conexiones 5G mmWave, lo que demuestra la mejora en este sentido.
  5. Menor latencia: otra de las ventajas que promete esta tecnología es la de reducir la latencia de la conexión, algo muy importante por ejemplo en juego online. La respuesta de nuestras acciones será instantánea y mejorará toda la experiencia de la conexión, y en ello tiene mucho que ver esa nueva tecnología OFDMA de multiplexación de la señal que contribuye a ese apartado.

No todo son ventajas, claro: la utilización de esta banda de frecuencias hace que podamos alcanzar mejores velocidades, pero tendrá menor alcance, algo habitual al crecer en frecuencias y que ya habíamos experimentado con las redes Wi-Fi 802.11ac: estar en la misma habitación las favorece, pero si tienen que llegar al otro lado de la casa pueden hacerlo más débilmente que las conexiones 802.11n que operan en la banda de los 2,4 GHz, por ejemplo.

¿Para cuándo estará disponible?

La apertura del espectro es un primer paso fundamental para el éxito de este estándar, pero queda aún mucho camino por recorrer. Los fabricantes, eso sí, comienzan a ponerse las pilas.

Wifi6e 2 Este era el aspecto del espectro de frecuencias en Estados Unidos: esa banda de los 6 GHz cambia ahora que se ha abierto para conexiones Wi-Fi.

Como indican en The Verge, Broadcom ya ha anunciado un chip Wi-Fi 6E para móviles, y Qualcomm ha indicado que está preparado para dar soporte a esta banda de los 6 GHz en futuros chips inalámbricos. Intel por su lado ha revelado que tendrá también chips listos para enero de 2021.

En IDC indican que los smartphones serán los primeros en integrar este tipo de conectividad, y es probable que empecemos a ver este tipo de soporte a finales de 2020 y sobre todo a partir de 2021, cuando sin duda también lo adaptarán routers, puntos de acceso y nuevos adaptadores Wi-Fi para PCs y portátiles que no los incluyan de serie, por ejemplo.

Aprovechar dicha conectividad hará necesario que tanto nuestro router como nuestros dispositivos (móviles, tabletas, portátiles, PCs, etc) estén preparados para dar soporte a Wi-Fi 6E, lo que hará que el despliegue y popularización de esta tecnología sea probablemente muy gradual.

Ha ocurrido lo mismo con anteriores generaciones del estándar, así que aquí simplemente necesitaremos ser pacientes: este tipo de saltos tecnológicos son muy relevantes, pero no se realizan de la noche a la mañana. Para que os hagáis una idea: empezamos a hablar de las conexiones 802.11ac hace más de ocho años, y es ahora cuando están implantadas de forma masiva.

¿Qué pasa en Europa?

La apertura de esa banda de los 6 GHz se ha hecho oficial en Estados Unidos, y aunque ese es un paso crucial para la aceptación global de esta tecnología, queda aún por ver qué ocurrirá fuera de ese país.

Wifi33

En Europa, por ejemplo, no está de momento qué (y cómo) ocurrirá.Chris Szymanski, de Broadcom, indicaba que la Unión Europea está trabajando en la apertura de 500 MHz en la banda de los 6 GHz para cedérselo a este tipo de conexión, lo que supondría que estos dispositivos podrían funcionar también en los Países Miembros, pero con menos margen de maniobra que la propuesta estadounidense.

Un organismo llamado CEPT que no toma decisiones pero sí hace recomendaciones a la Unión Europea ha publicado un informe técnico (PDF) a la Comisión Europea, y en él se habla de cómo se podría plantear ese camino a la apertura de estas conexiones en el viejo continente. Así pues, habrá que ser pacientes, pero el apoyo de los fabricantes parece invitar al optimismo.

Más información | Wi-Fi Alliance

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios