Compartir
Publicidad

El momento máximo del hype con blockchain ha pasado, pero su potencial sigue siendo enorme

El momento máximo del hype con blockchain ha pasado, pero su potencial sigue siendo enorme
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La fiebre de las criptodivisas dio lugar a la fiebre por el blockchain. La tecnología subyacente en bitcoin, Ethereum o Ripple parecía ser una verdadera joya que planteaba revoluciones más allá de las financieras, y de hecho muchos apostaron fuerte por la cadena de bloques para proyectos de futuro.

La palabra se convirtió en una de las preferidas en las presentaciones de resultados financieros entre las grandes de la industria, pero parece que las expectativas se han relajado y ese hype que generó el blockchain ha decaído de forma importante. Cuidado, porque eso no quita para que veamos proyectos de valor en un futuro próximo con la cadena de bloques como absoluta protagonista.

Las empresas ya no hablan (tanto) del blockchain

Hace un año los directivos de las grandes empresas se obsesionaron con el blockchain, pero lo hicieron porque ya no podían ignorarla más. Era la palabra de moda en tecnología, pero sus ramificaciones habían alcanzado ya a todo tipo de industrias: desde los transportes y la logística hasta la mensajería o la música, pasando por supuesto por las finanzas.

Blockchain Mentions

Los anuncios de proyectos centrados en el blockchain eran constantes a finales de 2017. La banca española y medio IBEX 35 se subían al carro sin que ninguno acabáramos de saber por qué, y empresas de todo el mundo repetían el mantra en sus resultados financieros: el blockchain tenía un futuro espectacular en esas empresas. La Unión Europea, por cierto, también dio alas a ese hype.

De un tiempo a esta parte, no obstante, poco hemos visto a nivel práctico en cuando a implementaciones exitosas de este tipo de tecnología, y en muchos casos es difícil medir el impacto real de los proyectos que se han puesto en marcha.

El fenómeno de las criptodivisas disparó el interés por la cadena de bloques, pero parece que la caída del valor de esas monedas virtuales —y de las ICOs, que fracasaron en gran medidaha tenido un efecto directo en esas iniciativas que pretendían plantear la revolución basada en distintas cadenas de bloques aplicadas a todo tipo de industrias.

Eso ha provocado que la mención de la palabra blockchain se haya reducido de forma notable en los últimos meses. En el primer y segundo trimestre del año más de 150 empresas del índice S&P 500 mencionaban ese término en sus anuncios de resultados financieros, pero en las últimas presentaciones ese número está por debajo de las 35 emmpresas.

El hype parece haber acabado, pero la promesa sigue ahí

Ese olvido parcial por parte de la industria no significa que el valor de la cadena de bloques no sea enorme: las ventajas que ofrece una tecnología como esta son muy interesantes en muchos ámbitos, y hay empresas que sí parecen tener claro que el blockchain puede marcar un antes y un después en ciertos escenarios.

Sp500

Como indican en Axios, IBM es una de las empresas que sigue teniendo una confianza especial en la cadena de bloques. En el gigante azul hay 1.500 personas trabajando en proyectos relacionados con el blockchain, y por ejemplo han puesto en marcha un proyecto para gestionar la trazabilidad de ciertas verduras en la cadena Walmart.

Como en otros casos el proyecto es más un piloto que una iniciativa masiva, pero es un buen ejemplo de cómo algunas empresas sí están viendo el potencial de esta tecnología en la industria. Queda por ver que esos proyectos realmente aportan valor a quienes los ponen en marcha (y a los usuarios finales), pero ciertamente parece que la expectación generada por el blockchain se ha relajado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio