Publicidad

La sonda OSIRIS-REx de la NASA parte en un mes hacia un asteroide que podría colisionar con la Tierra

La sonda OSIRIS-REx de la NASA parte en un mes hacia un asteroide que podría colisionar con la Tierra
Sin comentarios

El 8 de septiembre la NASA inicia una de sus primeras misiones de este tipo en la que enviara una sonda a visitar al asteroide Bennu para estudiarlo y recolectar material de su superficie para traerlo de regreso a la tierra.

La sonda OSIRIS-REx realizará un viaje de aproximadamente dos años hacia el asteroide, para arribar a éste en agosto de 2018. Luego durante un período de aproximadamente un año completo, la sonda se dedicará a estudiar el asteroide Bennu realizando un mapa detallado de su superficie, y estudiando el mejor lugar posible para realizar una aproximación para hacer la toma de muestras de material.

Luego que OSIRIS-REx determine el lugar para realizar la muestra, iniciará una peligrosa misión de acercamiento en modo automático hasta una distancia de unos 5 metros del asteroide, para utilizar un brazo mecánico que tratará de tomar muestras de la superficie en un breve lapso de 5 segundos, lanzando ráfagas de gas nitrógeno a la superficie para sacudir tanto material como pueda y capturarlo en una cápsula.

Science Survey Gif

El OSIRIS-REx tendrá suficiente gas nitrógeno como para realizar 3 intentos de conseguir sus muestras y alejarse con una carga de unos 60 gramos a 2Kg de material del asteroide, evitando un posible choque.

En marzo de 2021 se producirá la ventana de oportunidad de regreso para la sonda, la cual iniciará su regreso a casa en un viaje de 2 años, llegando a la Tierra en septiembre de 2023 con su preciada carga, la cual será analizada por científicos de todo el mundo, para estudiar la formación de los planetas, y la composición de los materiales del sistema solar durante su formación hace millones de años.

El estudio de Bennu igualmente ayudará a la humanidad a entender mejor su trayectoria para determinar cómo enfrentar una amenaza de este tipo contra la Tierra. Un estudio previo reveló que existía una probabilidad ínfima de que este asteroide colisionara con nuestro planeta entre los años 2169 y 2199, sin embargo, el hecho dependería mucho de las propiedades físicas del asteroide de unos 490 metros de diámetro.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios