Compartir
Publicidad

Las auroras boreales como jamás se habían visto: un nuevo sensor de electrones permite ver por primera vez su mecanismo

Las auroras boreales como jamás se habían visto: un nuevo sensor de electrones permite ver por primera vez su mecanismo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay espectáculos naturales que tenemos asumidos, que disfrutamos y que creemos conocer, pero que en realidad aún se le resisten a los científicos. Entre ellos están las auroras, que por su naturaleza no son fáciles de estudiar, pero unos investigadores han logrado por primera vez observar directamente cómo se producen las auroras boreales.

Lo que han logrado es un nuevo tipo de observación que acerca más a los científicos a verificar las hipótesis que hasta el momento se plantean de cómo se forman las auroras boreales. Por supuesto algo ya se sabe: el fenómeno está relacionado con los vientos solares y la magnetosfera terrestre, pero con estas observaciones se conoce un poco mejor la interacción que produce este espectáculo visual.

Viendo las auroras con nuevos ojos

Que el cielo nocturno se abra en colosales cortinas verdes como si se tratase de un amaneces fluorescente es algo llamativo para todos, pero además de maravillarnos con ello los seres humanos nos empeñamos en conocer el por qué de las cosas y a las auroras se las intenta observar (bien) desde hace tiempo. Pero lo que hasta ahora se cuestionaba era si cierto tipo de plasma (conocido como chorus waves u ondas de plasma) es lo suficientemente potente como para mover los electrones de la magnetosfera y hacer que se precipitasen a la ionosfera, siendo esto lo que produciría las auroras.

Y precisamente esto es lo que se ha logrado observar ahora, es decir, cómo el plasma acaba causando esta precipitación de electrones. Algo que hasta ahora no se había podido detectar u observar porque los sensores existentes no eran sensibles a lo distintos tipos de electrones.

El logro es de un equipo de investigadores del departamento de geofísica de la Universidad de Tohoku, cuyo trabajo ha sido publicado en Nature. Lo que han hecho es construir un nuevo sensor que es capaz de diferenciar los electrones que se ven envueltos en el fenómeno de la precipitación electrónica, en el que salen hacia la ionosfera chocándose con otros electrones tras verse envueltos en una especie de corrientes en espiral (a grandes rasgos).

Gracias a un nuevo sensor se ha visto directamente por primera vez el mecanismo por el que se producen las auroras

Así, esta nueva herramienta ha permitido que Atsushi Kumamoto y el resto de investigadores de este equipo observen las interacciones de los electrones de las auroras, o lo que es lo mismo, que por primera vez se haya visto el mecanismo por el que se producen las auroras pudiendo confirmar una hipótesis que se sostenía hace tiempo. Un sensor que se encuentra en el satélite ERG (Exploration of energization and Radiation in Geospace) que la JAXA lanzó en 2016.

Se confirma una hipótesis, pero aún queda por aprender

Hace un tiempo ya vimos cómo la NASA también se las ingeniaba para saber algo más de este grandioso fenómeno. Lo que vimos en ese momento es que un cohete crearía nubes artificiales (sin ningún tipo de peligro ni riesgo atmosférico para conocer un poco mejor la auroras boreales, intentando registrar los vientos que se producen en las auroras.

Auroras 02

Tras este logro, la idea es que se use este sensor para saber cada vez más sobre éste y otros fenómenos atmosféricos, así como conocer más en detalle la física del plasma. Además, pueden seguir estudiando el mecanismo de producción de las auroras con otros instrumentos que también incorpora el satélite ERG.

Imágenes | Flickr
En Xataka | Un cohete de la NASA creará nubes artificiales, pero no para que llueva: quieren conocer mejor las auroras
En Magnet | Ver Auroras Boreales es increíble, pero verlas desde el espacio y en 4K es espectacular

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio