Compartir
Publicidad

Hay millones de libros (en inglés) esperando que los leas gracias al dominio público: sus propietarios no ampliaron el copyright

Hay millones de libros (en inglés) esperando que los leas gracias al dominio público: sus propietarios no ampliaron el copyright
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si podéis y os gusta leer en inglés, atentos: millones de libros han entrado a formar parte de una biblioteca universal y de libre acceso gracias al despiste de los propietarios de los derechos de autor. La mayor parte de los libros que se publicaron en 1964 en Estados Unidos forman parte ahora del dominio público.

La razón es curiosa: era posible ampliar el copyright otros 28 años, pero la inmensa mayoría de los propietarios del copyright no rellenaron el formulario necesario para ejecutar esa opción. Ahora el trabajo de la New York Public Library y otros organismos digitalizando esos libros permite que todos tengamos acceso a millones de obras de todos los géneros, algunas de las cuales son muy conocidas.

El dominio público crece constantemente

Un programador llamado Leonard Richardson publicaba en su blog la noticia de cómo había programado un pequeño bot en la plataforma Mastodon llamado Secretly Public Domain. Este bot simplemente añade cada día un nuevo libro que estaba en el dominio público pero "escondido", pero ese pequeño esfuerzo reveló que efectivamente existían un montón de obras disponibles para ser disfrutadas por millones de lectores.

Renewed La New York Public Library estudió qué obras renovaron su copyright: como puede verse, la mayor parte de las obras protegidas por derechos de autor no renovaron esos derechos, lo que ha hecho que todas ellas pasen a dominio público.

De hecho todos esos libros ya estaban en el dominio público antes de que esta iniciativa los sacara a la luz. Como el propio autor explicaba más tarde, él solo quiso dar publicidad a este hecho, pero el verdadero trabajo lo habían realizado la Biblioteca Pública de Nueva York (New York Public Library) y el organismo Data Conversion Laboratory, que logró hacer que los registros de derechos de autor pudieran ser procesados de forma sencilla para descubrir qué libros formaban parte del dominio público y cuáles no.

Según Richardson, el 73% de los libros publicados antes de 1963 no tienen registro de ampliación de los derchos de autor, lo que significa que todos ellos están en el dominio público. En otro 8% ese registro es algo confuso y debería ser comprobado manualmente, pero aún así la cantidad de libros disponibles es enorme y se cifra en millones.

Standard El trabajo de los voluntarios de Standard Ebooks es fantástico, y hace que muchos libros que pasan al dominio público estén presentados perfectamente para su disfrute en lectores de e-books.

Hay diversas formas de acceder a estos títulos, pero una de las más conocidas y populares es sin duda el Project Gutenberg, que se encarga de digitalizar constantemente nuevos títulos para ponerlos a disposición de los usuarios de forma libre y gratuita. Hay proyectos paralelos como el vistoso Standard Ebooks que cuida aún más la publicación de libros electrónicos, prestando atención a las tipografías o creando portadas para esas obras de la literatura.

Hay más iniciativas como Project Gitenberg que se derivan del Project Gutenberg y que trata de aplicar las ventajas de un sistema de control de versiones a la literatura para corregir errores y mejorar esas digitalizaciones. También está HathiTrust, un proyecto de registro y archivo digital de obras literarias que ya tiene más de 53.000 obras publicadas en 1923 que hace unos meses pasaron a ser de dominio público: no todas ellas están en inglés, y podremos encontrar más de 2.300 en español.

El siempre espectacular Internet Archive también tiene 15.000 obras en inglés que ya están en el dominio público, y en esta misma línea está Open Library, que también tiene una gran cantidad de volúmenes disponibles.

Los derechos de autor de allí no son los de aquí

Como ya explicamos al hablar de las obras que pasaban al dominio público a principios de año, la legislación en este ámbito es muy variada y a menudo confusa: cada país tiene sus propias normativas y periodos de validez de derechos de autor.

Ebook

Por norma general lo que hay que tener claro es que el hecho de que una obra pase al dominio público en un país no significa que lo haya hecho en otro. Así, las obras que han pasado al dominio público en Estados Unidos pueden seguir protegidas por los derechos de autor en España. Más o menos, claro.

¿Qué significa ese "más o menos"? Pues que cualquier usuario de nuestro país puede descargar esas obras desde Project Gutenberg o sitios web de ese ámbito como los citados, convertirlos a un formato preparado para ser leído en sus dispositivos y disfrutarlos en inglés. Aunque los textos en inglés sí pueden ser disfrutados, puede que sus traducciones al español sigan sujetas a las leyes de derechos de autor en nuestro país y por tanto no estén en el dominio público.

Así pues, tenemos a nuestra disposición una vasta biblioteca de obras de dominio público, pero muchos de ellos estarán en inglés. Si podéis leer en inglés y os gusta hacerlo, tenéis a vuestra disposición miles de títulos. Aunque no hay demasiada ayuda a la hora de filtrar obras recomendadas, algunos hilos en Reddit como este sirven de ayuda para acceder a algunas muy populares.

Aunque el proyecto del que hablamos se centra en el ámbito de la literatura en inglés, hay un buen puñado de servicios que tratan de destacar obras que están disponibles en español en el dominio público. Nuestros compañeros de Genbeta hablaron de esos proyectos hace tiempo, y entre ellos destacan Elejandría, WikiSource o el propio Project Gutenberg. Que por lectura no quede.

Imagen | Unsplash Más información | New York Public Library

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio