Publicidad

En Suecia abren la primera tienda donde no hay empleados y se compra con el celular

En Suecia abren la primera tienda donde no hay empleados y se compra con el celular
Sin comentarios

Un viejo adagio popular reza “el que tiene tienda, que la atienda”, y parecía que esta era una frase que había superado la prueba del tiempo hasta ahora que todo parece estar comenzando a cambiar, pues en Suecia se han inaugurado la primera tienda sin empleados donde todo lo que se necesita para hacer compras es un Smartphone y una App.

Bueno siendo honestos, las tiendas sin empleados no son una novedad. Ya en Japón desde hace mucho tiempo existen tiendas donde la gente va, toma lo que necesita y deja el dinero en una cesta a la espera de que el dueño regrese en algún momento por su dinero. Este es un concepto bastante honorable y que se basa totalmente en la honestidad de las personas, sin embargo, eso no quiere decir que no se pueda implementar en otros lugares del mundo valiéndonos un poco de la ayuda de la tecnología.

Esa es la idea de negocio que Robert Ilijason vio en Suecia, luego de pasar una molesta experiencia una noche en la que necesitaba comprar comida para bebe y no lograba encontrar ninguna tienda abierta. Ilijason imaginó una tienda abierta las 24 horas donde no se necesitaran empleados, funcionara de forma automatizada, y aun así fuera relativamente segura para su dueño. Luego de 2 años de investigación ha iniciado su primera tienda piloto, indicando que su concepto de seguro seria muy útil en zonas rurales donde es difícil conseguir suministros en la noche.

Tienda Smartphone 3

Las tiendas automáticas de Ilijason se basan enteramente en una aplicación para celular que deben instalar sus clientes para poder comprar en ella. Para ingresar a la tienda (que permanece con las puertas cerradas siempre), el comprador usa su celular para identificarse frente a la puerta, y con un gesto en la pantalla las misma se abren. Luego en el interior de la tienda, usando la cámara del celular como lector de código de barras, el cliente escanea los productos de primera necesidad que va a comprar y se los lleva, así de sencillo. La cuenta se carga al usuario al salir de la tienda, y al final del mes se le envía una factura con todo lo comprado para realizar el pago.

El dueño de la tienda que nunca está presente, se entra por medio del mismo aplicativo de aquellos productos que se están agotando, para ir a reponerlos. En cuanto a la seguridad, todo se basa en un robusto sistema de cámaras de video, que no solo graban todo, sino que además avisan al dueño en caso de que las puertas del local sean forzadas o se mantengan abiertas por más de 8 segundos.

Tal ves no parezca probable llevar este tipo de concepto de tienda a todos los lugares del mundo, sin embargo no deja de ser una idea de negocio bastante curiosa y que para muchos podría llegar a ser bastante aplicable si le involucráramos algún elemento humano para mejorar las brechas de seguridad, o simplemente para no sentirnos totalmente desplazados por la tecnología como lo decían los abuelos.

Imagen: Jan Olsen / AP Photo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios