'Futurum', el concierto de J Balvin en el metaverso, fue una oportunidad para 'guayar' y conocer personas

j balvin futurum colombia metaverso
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

La pasada fue, sin duda, para los colombianos, una semana agitada en el metaverso. Un juzgado llevó a cabo la primera audiencia pública en el metaverso y, como si fuera poco, J Balvin hizo su primer concierto oficial en realidad virtual (VR).

Desarrollado en conjunto por Meta y iHeartRadio, el concierto tuvo lugar el  viernes 17 de febrero. A las 9 p.m., hora colombiana, Meta abrió las puertas virtuales y una multitud de avatares comenzó a llenar las salas disponibles.

Para ver el concierto en VR se necesitaba tener un kit de realidad virtual de Meta, ya fuera el Quest 2 o el Quest Pro, aunque la señal en 2D también estuvo disponible en línea.

No tan tecnológico

De entrada, lo primero que llama la atención del concierto es que, pese a transcurrir en una plataforma virtual, en realidad no tiene mucho de especial en términos técnicos. La sala virtual que Meta utiliza es la misma que conocimos en otros conciertos, que básicamente consiste en un pequeño auditorio, con la presentación musical al frente de todos.

j balvin futurum concierto colombia
La pantalla se ve en negro debido a las protecciones de Meta, pero ese espacio es en donde está la presentación de J Balvin.

La introducción, que no dura más de 30 segundos, es interesante, porque hace uso de las posibilidades de la VR para, justamente, crear un sentimiento de estar ahí, entrando a un concierto en el futuro. Una vez concluye, vemos a J Balvin que empieza a cantar y bailar sus éxitos con la compañía de siete bailarines.

Es en ese punto que la experiencia se hace extraña, precisamente porque la presentación de J Balvin, con canciones populares del artista, es absolutamente normal.

Más allá de los primeros 30 segundos, la presentación se convierte esencialmente en una sala de cine, con J Balvin cantando en un concierto que a veces se siente un poco malogrado en el metaverso. Eso sí, el uso del visor significa que uno puede girar la cabeza hacia cualquier lugar del escenario y dirigir su atención a voluntad, como si estuviera en el lugar.

La plataforma Horizon Worlds permite obviamente conectarse con otras personas, y por eso curiosamente la parte más memorable de toda la experiencia es escuchar e interactuar con otras personas.

j balvin futurum concierto colombia
El recinto de 'Futurum'.

Muy como en la vida real, el ‘mundo’ estaba poblado por un grupo de personas en una esquina, mientras que el grupo más grande y la mayoría de desconocidos bailaban, cantaban ligeramente o simplemente gritaban cosas sin sentido; es, después de todo, Internet.

Algunos gritaban “Queremos a Cardi B”, mientras que otros hacían amigos. Unos grupos de personas usaban la sala simplemente para pasar un rato riendo con otros en línea.

Por eso es que, incluso con J Balvin en el escenario, al final el concierto no es tanto un evento principal, sino más bien una excusa para entrar al espacio virtual y pasar 45 minutos conociendo personas en línea. Este componente humano es tal vez el punto más fuerte, más real, de la experiencia que nos dejó el concierto virtual de J Balvin.

j balvin futurum concierto colombia

Universo en construcción

Pese a esto, incluso con conciertos como este, es difícil encontrar una razón sólida para comprar unas gafas de VR, por lo menos cuando se refiere a las plataformas -y los precios- de Meta.

El metaverso, aunque es una palabra usada ampliamente, todavía no existe como una entidad única, y en muchos de los casos se hace uso simplemente para referirse a ‘universos virtuales’, independientemente de cualquier plataforma.

El concierto de Travis Scott en Fortnite mostró de primera mano algunas de las posibilidades del entretenimiento en el metaverso. Ver a Travis Scott cantando es cotidiano, pero ver a un Travis Scott gigante, que cada vez que pisa cambia el mundo del juego, es algo que solamente puede se puede hacer en el entorno virtual.

Justamente por eso, por que sabemos de las posibilidades del metaverso, es que no deja de sorprender lo ‘cotidianos’ que resultan los conciertos de Meta.

En VRChat, el metaverso que existe desde el 2016 -en donde los avatares tienen piernas-, cada semana se reúnen cientos o miles de personas en decenas de bares y recintos virtuales que existen para bailar y tocar música electrónica. Cada uno de estos espacios ofrece experiencias únicas, que pese a su naturaleza ‘underground’ constituyen un argumento mucho más fuerte que cualquier concierto de Meta.

https://www.youtube.com/watch?v=wYeFAlVC8qU

La VR sigue siendo una tecnología de nicho, pero es claro que el sector de entretenimiento es tal vez la única cosa que puede llevar a las personas a comprar y usar un visor por horas. Juegos como ‘Half Life: Alyx’ y plataformas como VRChat muestran el potencial que existe.

Pese a esto, el metaverso, tal y como lo plantea Meta, tal vez no sea el mejor argumento en estos momentos. ‘Futurum’ es un buen paso para J Balvin, Colombia y la industria de tecnología. Sin embargo, como experiencia en el metaverso se queda un poco corta, incluso si tiene tiene algunos momentos en donde brilla por verdaderamente mostrar las posibilidades del metaverso.

Comentarios cerrados
Inicio