Compartir
Publicidad
Publicidad

Estados Unidos anuncia su plan para acabar con la neutralidad de la red

Estados Unidos anuncia su plan para acabar con la neutralidad de la red
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) ha anunciado su plan para desregular la industria de la banda ancha y eliminar las normas para proteger la neutralidad de la red aprobadas durante la presidencia de Obama. Este plan se someterá a una votación el próximo 14 de diciembre para ser aprobado.

De aprobarse, esta decisión podría cambiar la manera en la que los usuarios utilizan Internet. Por ejemplo, ya no se prohibiría que en aquel país los proveedores bloqueen o ralenticen la velocidad de la conexión dependiendo de cuánto pague el cliente o qué página está visitando. Esto le abriría las puertas de par en par al temido Internet de dos velocidades.

Una vez revocada la neutralidad de la red, cualquier operador podría ralentizar la velocidad de sus clientes cuando entren a determinados servicios como Netflix con la intención de favorecer servicios propios. En este marco, la operadora incluso podría exigirle a los clientes tener que pagar una comisión extra para poder visitar esa web con la misma velocidad con la que navegan por otras.

Acabando con la neutralidad de la red

El anterior gobierno de Barack Obama impidió estas prácticas con una normativa de protección de neutralidad, en la cual se consideraba Internet un servicio básico como la electricidad y el agua, y garantizaba un acceso igualitario.

Y esto es precisamente con lo que quiere acabar ahora una FCC controlada por el partido republicano de Donald Trump. Ha sido el propio presidente de este organismo, Ajit Pai, el que ha propuesto de manera oficial eliminar estas reglas ignorando las numerosas quejas de defensores de los consumidores, usuarios, e incluso algunos operadores.

"Bajo mi propuesta, el gobierno federal dejará de microgestionar Internet", ha dicho Pai en un comunicado. "En cambio, la FCC simplemente requeriría que los proveedores de servicios de Internet sean transparentes sobre sus prácticas para que los consumidores puedan comprar el plan de servicio que sea mejor para ellos, y que los empresarios y otras pequeñas empresas puedan tener la información técnica que necesitan para innovar".

La propuesta lleva el nombre "Restoring Internet Freedom" (restaurando la libertad de Internet), y se escuda en que, según el presidente de la FCC, las actuales normativas han obligado a las IPS a disminuir la inversión en sus redes. Sin embargo, esta es una afirmación que las propias operadoras han desmentido.

De ser aprobada esta nueva normativa las grandes ganadoras serán las operadoras, unas AT&T, Verizon o Comcast que tendrían el poder para decidir a qué contenido web pueden acceder sus consumidores y a qué precio. Y por lo tanto, quienes llevan las de perder son los propios consumidores que, dependiendo de las decisiones de su operadora, podrían llegar a pagar más para poder acceder a un Internet más rápido y que acceda a todas las páginas por igual.

Esto también crea un campo de batalla entre las propias empresas que ofrecen servicios, puesto que aquellas con menos recursos podrían tener más difícil negociar con las operadoras para que los usuarios puedan visitar sus páginas a una buena velocidad.

Ejemplos de cómo erosionar la neutralidad de la red

En países como España ya hemos visto ejemplos de lo que puede suponer para los clientes que las operadoras tengan el control sobre la velocidad de los servicios a los que acceden. Un clásico es el caso de Movistar contra Netflix, en el que la operadora (que tiene su propio servicio de streaming) ralentizó la velocidad a la que sus usuarios pueden entrar a Netflix entorpeciendo su utilización.

Otro ejemplo es el de Vodafone Pass. La operadora lanzó un nuevo programa en el que los clientes pueden comprar paquetes en los que los datos gastados en determinadas aplicaciones no se restan de su tarifa mensual. Pero claro, algunas aplicaciones de primer nivel quedan fuera, por lo que la tarifa trata de forma desigual a aplicaciones que sirven para lo mismo, lo que ha despertado muchas críticas de los defensores de la neutralidad.

Imagen | Joseph Gruber
En Xataka | Vodafone Pass: un lobo disfrazado de oveja que amenaza la neutralidad en la red

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio