Compartir
Publicidad

Apple podría ir a juicio por el caso de la ralentización deliberada de los iPhone antiguos

Apple podría ir a juicio por el caso de la ralentización deliberada de los iPhone antiguos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Luego de la confirmación oficial por parte de Apple el día de ayer, respecto a que eran los responsables por la inexplicable lentitud de los iPhone antiguos después de que estos fueran capados en velocidad al actualizar a la última versión del sistema operativo iOS para ‘protegerlos’ de fallos con sus baterías, la polémica ha alcanzado dimensiones colosales, donde la insatisfacción generalizada apunta a una práctica poco ética y la falta de información con sus clientes.

Como era de esperarse, hay usuarios que no se la han tomado para nada bien, y desde Macrumors nos llega la noticia de que ya hay una firma de abogados iniciando acciones legales contra Apple. La primera demanda llega de parte de los ciudadanos Stefan Bogdanovich y Dakota Speas representados por el bufete de abogados Wilshire, quienes acusan a Apple de ralentizar sus modelos antiguos de iPhone sin avisarles.

“El Demandado violó los contratos implícitos que hizo con los Demandantes y los Miembros de la demanda al desacelerar deliberadamente los modelos más antiguos de iPhone cuando salen nuevos modelos, y al no revelarlo adecuadamente cuando las partes llegaron a un acuerdo.” Menciona el texto de una de las demandas.

De acuerdo a lo indicado por Bogdanovich y Speas, Apple no les informó que sus actuales iPhone 7 se ralentizarían con la última actualización de iOS, y tampoco les brindó información al respecto o les dio alguna alternativa para decidir por ellos mismos si preferían este cambio de comportamiento en el funcionamiento de sus teléfonos.

La demanda busca cubrir a usuarios de toda USA

Pero la cosa se pone cada vez peor para Apple, pues la firma de abogados está pensando en grande, y quiere cubrir con su demanda a todos los propietarios de modelos inferiores al iPhone 8 de los Estados Unidos que hayan sido afectados con las recientes actualizaciones de iOS. La demanda exige que los iPhone antiguos sean sustituidos y la compensación por su pérdida de valor, peor funcionamiento, adquisición de nuevas baterías y devaluación generalizada. Así como otra compensación por daños y perjuicios al no haber recibido algo por lo que habían pagado al adquirir su terminal.

Aunque Apple ha dejado muy en claro las intenciones que tuvo al reducir deliberadamente la velocidad de los procesadores de los iPhone más antiguos para evitar que las baterías degradadas que no pudieran soportar los picos de trabajo generaran apagones inesperados, todo parece indicar que los demandantes del ahora llamado “batterygate” no lo ven como una medida preventiva de la compañía, sino como una acción poco ética que se asemeja más a la llamada obsolescencia programada.

iphone antiguos Apple explicó que la actualización de la polémica disminuye la frecuencia de la CPU en los iPhones cuya batería haya sufrido cierta degradación

"Nuestro objetivo es ofrecer la mejor experiencia para nuestros clientes, que incluye el rendimiento general y prolongar la vida útil de sus dispositivos. Las baterías de iones de litio son menos capaces de satisfacer las demandas de picos de corriente en condiciones de clima frío y tienen menor carga a medida que envejecen, lo que puede provocar que el dispositivo se apague inesperadamente para proteger sus componentes electrónicos.

El año pasado lanzamos una función para iPhone 6, iPhone 6s y iPhone SE para suavizar los picos instantáneos solo cuando es necesario para evitar que el dispositivo se apague inesperadamente durante estas condiciones. Ahora ampliamos esa función al iPhone 7 con iOS 11.2 y planeamos agregar soporte para otros productos en el futuro " Mencionó Apple en un comunicado.

La falta de información, el mayor problema

A pesar de que las intenciones de Apple son aparentemente buenas, todo este lio se hubiese podido evitar simplemente informando de forma adecuada a los consumidores sobre el manejo de energía que viene embebido en iOS, y como este afecta a los modelos de iPhone conforme la vida útil de sus baterías comienza a llegar a su fin.

Actualmente Apple ofrece un reemplazo gratuito de baterías, para aquellas personas que paguen por el servicio de garantía extendía de AppleCare+ o se encuentren aun dentro del primer año de garantía, y posean un teléfono cuya batería ya no esté cargando adecuadamente. Para el resto de usuarios que tienen un teléfono fuera de garantía, la única alternativa oficialmente aceptada por Apple, es dirigirse a uno de sus centros de servicio y pagar por un reemplazo de batería, que ronda los $80 dólares en promedio.


En Xataka Colombia | Cómo saber si el rendimiento de un iPhone ha bajado por la degradación de la batería y qué cuesta reemplazarla

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos