Publicidad

Por qué Xiaomi ha lanzado un accesorio de refrigeración para su nuevo Xiaomi Mi 10

Por qué Xiaomi ha lanzado un accesorio de refrigeración para su nuevo Xiaomi Mi 10
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El lanzamiento de los nuevos Xiaomi Mi 10 nos ha permitido conocer la apuesta de este fabricante con su nuevo protagonista en la gama alta, pero junto a ese anuncio ha habido otro realmente extraño: Xiaomi ofrece un nuevo accesorio en forma de ventilador para la parte trasera.

Ya habíamos visto este tipo de accesorio en móviles gaming como el ASUS ROG Phone y el ASUS ROG Phone II, pero que Xiaomi lo haya sacado al mercado para un terminal que en principio no está destinado a ese ámbito no es precisamente tranquilizador.

Bienvenidos a la era de móviles con un ventilador pegado a la carcasa

La inclusión de este accesorio en el catálogo de un móvil gaming como el ASUS ROG Phone era hasta cierto punto aceptable: los juegos móviles exigentes en recursos hacen que efectivamente las temperaturas en la parte trasera del móvil sean preocupantes a los pocos minutos, así que contar con una solución no es tan mala idea.

Refrigerador2 En una estrambótica comparación, la firma destacaba cómo es posible bajar 10 °C la temperatura del móvil con este accesorio, y curiosamente enfrentaban ese dispositivo a un ventilador tradicional de procesadores (no diseñado para este tipo de escenario) y cómo solo la bajaba 6 °C.

El Xiaomi Mi 10 también dará mucho margen en juegos: ese potente Snapdragon 865 que lo gobierna será sin duda un excelente aliado en este ámbito, pero que Xiaomi lance un accesorio para mantener sus temperaturas a raya es una señal algo preocupante.

Sobre todo porque a priori un móvil orientado a todo tipo de usos no debería necesitar algo así. Los móviles ya cuentan con sistemas de refrigeración pasiva que mantienen las temperaturas a raya, y si esas temperaturas se disparan siempre es posible acudir al throttling de CPU y GPU: bajar frecuencia de trabajo de ambos componentes para evitar males mayores.

Eso hará que el rendimiento baje y que el juego o aplicación que estemos usando puedan ir menos fluidos, pero mantendrá el terminal a salvo de sobrecalentamientos peligrosos que puedan afectar a todos los componentes internos.

Jugar a toda máquina sin preocupaciones

Evidentemente en Xiaomi quieren dar la alternativa a quienes usen sus nuevos terminales en escenarios muy intensivos como ese gaming a toda potencia: si quieres jugar durante mucho tiempo quizás te venga bien este accesorio, que esos sí, funciona gracias a la alimentación que proporciona la toma USB-C.

Rogphone2

La idea se aplicó a los ASUS ROG Phone con sus AeroActive Cooler y AeroActive Cooler II, y el fabricante ya avisaba entonces de cómo este periférico es interesante "si vives en climas especialmente cálidos o quieres garantías extra contra la pérdida de rendimiento".

La idea es exactamente la misma en este lanzamiento de Xiaomi que está claramente orientado a usuarios que vayan a jugar durante muchas horas en sus móviles y quieren no preocuparse por esas temperaturas. Como ya vimos en Xataka, las temperaturas que se alcanzan tras sesiones prolongadas hacen que los terminales "presenten una sensación térmica bastante molesta" en casi toda la parte trasera.

Base1

Es de hecho un tipo de periférico que lleva años estando disponible para ordenadores portátiles: los sistemas de refrigeración de estos equipos pueden no ser suficientemente potentes en ciertos escenarios —o pueden haber perdido prestaciones con los años— algo que ha convertido a las bases de refrigeración para portátiles en un elemento que algunos usuarios utilizan en su día a día.

¿Estamos ante una adaptación de esa tendencia para móviles? Parece difícil creerlo: el propio escenario de uso de estos dispositivos, que raramente manejamos mientras están conectados a la corriente, plantea dudas.

Aún así puede que la situación cambie si el móvil acaba convirtiéndose en una consola portátil que por ejemplo conectemos a la televisión para jugar durante sesiones de cierta duración.

No parece tampoco una opción muy clara a la vista de por dónde parecen ir los tiros con el streaming de videojuegos —que no requiere apenas potencia en el dispositivo cliente—, pero en Xiaomi han querido guardarse las espaldas. El accesorio, por cierto, tendrá un precio de 129 yuanes (unos 17 euros) en China, y de momento no sabemos si lo ofrecerán en otros países.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios