Compartir
Publicidad
'Star Wars' y la traicionera nostalgia
Cine y TV

'Star Wars' y la traicionera nostalgia

Publicidad
Publicidad

La nostalgia vende. Es de hecho uno de los pilares actuales en los que se asienta la industria del cine, que a menudo rescata títulos e ideas que quedaron grabadas en nuestra mente y que nos hacen esperar lo mejor de esas nuevas entregas.

Pero la jugada no siempre suele salir bien, y ese es uno de los retos de "Star Wars: El despertar de la fuerza", que se estrena en unas horas y que hará que millones de fans de una de las sagas legendarias de la historia del cine acudan a las salas esperando volver a vivir toda la magia que vivieron en las entregas anteriores. Esperando que la nostalgia no les falle.

La nostalgia a través de los siglos

En The New York Times hablaban hace tiempo de la nostalgia y de cómo este sentimiento se ha convertido en objeto de estudio científico y, desde luego, psicológico. Ya en el siglo XVII se hablaba de esa sensación, pero se hacía de formas mucho más curiosas: el doctor suizo Johannes Hofer -por cierto, el NYT tiene errata en el apellido- acuñó el término en 1688 y la describió como "una enfermedad neurológica de causas esencialmente demoníacas".

Nostalgia

Los estudios de los siglos XIX y XX no la dejaban tampoco en muy buen lugar, y entre otras se la calificaba como una "psicosis del inmigrante", un tipo de melancolía e incluso un "desorden mental represivo compulsivo". Sin embargo su estudio reciente ha ofrecido descripciones muy distintas, y de hecho ese "desorden" es el pilar central de estudios que la consideran de forma mucho más positiva.

El Dr. Sedikides, de la Universidad de Southampton, se especializó en ese campo tras una comida con un amigo en la que éste le explicó esa sensación tan curiosa. Esa persona le hablaba de cómo aun siguiendo con su vida, a menudo no podía evitar pensar en el pasado, algo que para él resultaba ser gratificante.

La nostalgia me hacía sentir que mi vida tenía raíces y continuidad. Me hacía sentir bien conmigo mismo y con mis relaciones. Le dio textura a mi vida y me dio fuerzas para seguir adelante.

Este experto llegó pronto a conclusiones sobre ese sentimiento, que ha demostrado "ser eficaz a la hora de contrarrestar la soledad, el aburrimiento o la ansiedad". No solo eso, indicaban en el Times. "Hace que la gente sea más generosa con los extraños y más tolerantes con los extranjeros. Las parejas parecen estar más unidas y más felices cuando comparten recuerdos nostálgicos". Pero la nostalgia es un sentimiento agridulce y traicionero. Y lo es especialmente en el mundo del cine.

No todas las muchas películas (y series) envejecen bien

Puede que no sea buena idea revisitar el pasado. Puede que sea mejor dejarlo ahí, quietecito, y mantener la imagen que tenemos de él. Los que como yo rondéis los 40 o los superéis seguramente habréis tenido experiencias contradictorias, por ejemplo, con el mundo de la retroinformática -¿tenéis cinco duros?-. Algunos juegos no envejecen demasiado bien a pesar de haber sido prodigiosos cuando éramos pequeños. Otros, afortunadamente, superan ese cruel examen del paso del tiempo con matrícula de honor.

Hinckley Qué grande eras, Ralph.

Y lo mismo ocurre con las las series de televisión por ponernos en situación. 'El gran superhéroe americano' era la mejor serie de superhérores de la historia, la moto de 'El Halcón Callejero' era lo más, los cilones de 'Galáctica' (no 'Battlestar Galactica', no, la original) daban mucho miedito y ninguna serie podía ser más graciosa que 'Cheers'. Hasta que uno volvía a verlas, por supuesto, y se daba cuenta de que a pesar de su encanto y de sus buenas intenciones muchas de esas producciones serían incomestibles por niños y jóvenes de la misma edad que teníamos nosotros cuando las vimos por primera vez.

Todas esas sensaciones se repiten cuando uno habla de películas que vio hace años y que no ha vuelto a revisitar. Y si hay un referente en ese experimento, esa es 'La Guerra de las Estrellas Galaxias'. Dejemos a un lado el tema de las traducciones de títulos, y también el debate sobre por qué Disney no traduce ya 'Star Wars en el título en español. Hablemos de galaxias y de nostalgia.

Revisitando Star Wars

Seguramente muchos de vosotros hayáis hecho lo mismo que yo: revisitar La Guerra de las Galaxias antes de enfrentaros a partir de mañana con la nueva entrega de esta celebérrima saga. La idea, por muy divertida que os pueda parecer al principio, puede ser un completo fracaso. En mi caso lo fue: la nostalgia me traicionó una vez más.

Aquí debo avisaros antes de que los fans de la saga comencéis a soltar blasfemias contra mi y todos los que vemos muchas deficiencias en la calidad de la saga. Mi crítica de las seis entregas -las vi en el orden cronológico, aunque sobre esto hay teorías de todo tipo- ha sido inmisericorde, pero eso da igual: como demuestran los comentarios allí, hay muchos que opinan -y opináis- lo contrario, y que mantenéis que estas películas siguen siendo prodigiosas.

Para mi lo eran, desde luego. Las revisité de cuando en cuando en mi juventud, asistí a los tres nuevos episodios cuando George Lucas decidió lanzarse a ese nuevo proyecto, y volví a revisitar esas entregas años después. Pero cada vez lo hacía de forma más espaciada. Como si la nostalgia me mantuviese a raya. Como si me dijese "déjalo, no vuelvas a verlas. Quédate con el buen recuerdo que tienes de ellas".

Pero no hice caso a ese sentimiento, y estas últimas semanas traicioné una, y otra, y otra, y otra y otra vez -cinco veces, que no seis- ese recuerdo. El de que cada una de las seis entregas tenía su encanto y su valor. Afortunadamente siempre rescato 'El Imperio Contraataca' -antológica-, la única que no solo no traicionó mi recuerdo sino que lo superó. La única que en mi opinión logró envejecer bien con el tiempo. Y la película que hace que uno no entienda cómo las demás pueden ser tan distintas en calidad.

Parece que no soy el único que opina lo mismo. En CNET uno de sus editores llegaba a la misma conclusión tras revisitar el Episodio IV y sacarle punta, pero el debate en Slashdot sobre esa reflexión lo dejaba claro: puede que tanto él como yo estemos equivocados y simplemente no sepamos valorar esa película no por cómo es ahora, sino por lo que fue entonces. Puede ser.

Y sin embargo, no puedo evitar pensarlo. La nostalgia me ha traicionado. Una vez más.

En Xataka | Este vídeo de 3 minutos es todo lo que necesitas para ponerte al día con 'Star Wars'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio