Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo que se oculta en el mar: las "islas de plásticos" que no se pueden ver a simple vista, pero no dejan de crecer

Lo que se oculta en el mar: las "islas de plásticos" que no se pueden ver a simple vista, pero no dejan de crecer
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ONU acaba de recibir una petición para reconocer a la "enorme isla de plásticos del Pacífico" como un país de pleno derecho. Sí, se trata de una campaña de sensibilización, pero si el Foro Económico Mundial lleva razón y en 2050 los océanos contendrán más plástico que peces, ¿Cuánto tiempo nos falta para que "The Trash Isles" se conviertan en una realidad?

Más allá de esta polémica, lo cierto es que la 'isla (o sopa) de plásticos' es uno de los productos de la actividad humana más mitificados de nuestra historia reciente. ¿Qué hay de cierto en todo esto y qué podemos hacer?

Una imagen vale más que mil palabras

dsdsds
fddd

Por eso, la mayor parte de imágenes que vemos (y que dicen ser sobre la 'isla de plásticos') son sencillamente mentira. Son producto de una colisión entre las ideas preconcebidas, las buenas intenciones y la viralidad de los fakes.

En realidad, cuando hablamos de las 'islas de plásticos', estamos hablando de un problema complejo, preocupante y difícil de visualizar. No hay nada espectacular en esa aglomeración-de-productos-humanos-en-altamar porque su densidad es muy muy baja.

dsdssd

Se trata más bien de una enorme cantidad de microplásticos en suspensión que solo se pueden ver realmente bajo la superficie del mar o en las entrañas de los peces. Cuando digo enorme, tengo en mente que si juntáramos todo el plástico que hay en el pacífico, ocuparía unos 5.000 kilómetros cuadrados. Una barbaridad, indiscutiblemente. Pero el estar repartido en un área de casi 2.000.000 kilómetros hace que sea algo poco perceptible.

¿Cómo es posible que exista algo así?

Gpmap 2012 Noaamdp

Sé que puede sonar algo presuntuoso, pero no hay ningún misterio: por nuestra culpa. La gran isla de plásticos del pacífico (como las del Atlántico o la del Índico) no son más que la combinación de nuestra tendencia a tirar cosas al mar, las corrientes marinas y los procesos de fotodegradación que acaban descomponiendo el plástico en estructuras micro o, incluso, nanoscópicas.

De ahí pasa a la cadena alimenticia y ya afecta a más de 300 especies. Entre ellas, el ser humano como explicamos hace unas semanas.

Pero como casi siempre se trata de un asunto muy complejo de solucionar: se calcula que el 80% del plástico de la 'isla' ha sido vertida en las costas asiáticas y norteamericanas. Y no tenemos mecanismos institucionales para frenar esos vertidos.

El plástico se ha hecho algo tan indispensable que, en los últimos 40 años, los residuos se han multiplicado por cien. Y no parece que se vaya a frenar la tendencia. Ya decíamos que la sexta extinción está en marcha y este solo es uno de sus tentáculos.

Imágenes | Rusaila Bazlamit

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos