Publicidad

Apple se resiste a pagar los 13.000 millones de impuestos atrasados en Irlanda que le exige la Comisión Europea

Apple se resiste a pagar los 13.000 millones de impuestos atrasados en Irlanda que le exige la Comisión Europea
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los países de la Unión Europea llevan años tratando de poner fin a los atajos fiscales que permiten que las grandes tecnológicas se beneficien de situaciones como la de Irlanda, con una política fiscal muy ventajosa para ellas.

Apple es una de las beneficiadas por dichas políticas, y la Comisión Europea le ha exigido que pague 13.000 millones de euros en concepto de impuestos atrasados que debe en este país. En Apple no están de acuerdo con esa exigencia y afirman que dicha petición "desafía la realidad y el sentido común".

El eterno juego del gato y el ratón

En 2014 Apple solo pagó el 0,005% de impuestos en Irlanda gracias a la regulación fiscal de este país, y la UE ya exigió a Apple que pagara los impuestos atrasados de ese año en 2016. Magrethe Vestager, comisaria europea de la Competencia, citó esa tasa tributaria "como un ejemplo de los pagos inusualmente bajos de la compañía", indicaban en Reuters.

Apple22 Fuente: Wired

El caso vuelve ahora a hacerse notorio, y Apple ha respondido a las exigencias de la Comisión Europea indicando que solo tratan de "lograr titulares citando números pequeños" como el de ese porcentaje. Para Daniel Beard, uno de los abogados de la empresa de Cupertino, "la Comisión sostiene que, en esencia, todos los beneficios de Apple de todas sus ventas fuera del continente americano deben atribuirse a dos sucursales en Irlanda".

Según Beard todos los productos de Apple se desarrollan en Estados Unidos y tratar de asignar los beneficios de todo el continente europeo a su cuartel general en Irlanda sería injusto.

Esa afirmación contrasta con un hecho singular. En 2018 Apple, como Amazon y otras grandes empresas, no pagó impuestos federales en Estados Unidos a pesar de lograr unos beneficios multimillonarios.

En Fortune ya analizaban la situación el año pasado apuntando que a pesar de las declaraciones de Apple, la firma aprovecha todo tipo de resquicios fiscales para pagar el mínimo de impuestos posible. En enero de 2018 tenía 252.000 millones de beneficios (el 90% de su flujo de caja total entonces) fuera de Estados Unidos, lo que le evitaba pagar impuestos sobre esos beneficios en Estados Unidos.

Una revisión de las leyes fiscales estadounidenses hizo que Apple relocalizara parte de esos fondos, lo que le hizo pagar -y presumir de ello- 38.000 millones de dólares a las arcas de este país. Sin embargo antes de ponerse en marcha esa ley hubiera tenido que pagar 78.600 millones de dólares al fisco estadounidense, lo que deja claro que en Cupertino se ahorraron 40.000 millones en impuestos con este movimiento.

Vía | Reuters

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir