Publicidad

No es bitcoin, es Tesla: las acciones suben tanto que ni los analistas se aclaran a la hora de llamarlo una burbuja

No es bitcoin, es Tesla: las acciones suben tanto que ni los analistas se aclaran a la hora de llamarlo una burbuja
Sin comentarios

Hace un año una acción de Tesla valía 312,89 dólares. Hoy esas acciones valen 870 dólares, pero ayer llegaron a superar los 900 dólares. En 12 meses la valoración de mercado de la empresa de Elon Musk se ha triplicado, y hay quien habla desde hace tiempo de una burbuja a punto de explotar.

Craig Irwin, analista de Roth Capital, afirmaba en la CNBC que "no puedo lo que está pasando con esta maldita acción. Es una locura". Hay quien afirma que Tesla podría tener ingresos de un billón de dólares antes de que termine la década, y la fiebre se ha contagiado a los inversores: unos ganan y otros, los que están vendiendo en corto y preveían caídas en picado, lo están pasando realmente mal.

Si amas el producto, amas las acciones

La relación de los usuarios de Tesla con sus productos es singular: hay pocas empresas que generen ese "amor" entre sus usuarios, y eso se nota también en unas acciones que no han parado de crecer de valor en los últimos meses.

Es lo que afirmaba Jim Cramer, de la CNBC, que hablaba de cómo "esta es básicamente una situación mesiánica y tienes inversores minoritarios qeu son como perrillos falderos".

Tsla1

Analistas de Wall Street como Toni Sacconaghi, de Bernstein, reconocen que "es difícil ganar una guerra religiosa", y algunos expertos en criptodivisas como Mike Novogratz comparan estas acciones a lo que ocurrió con bitcoin y afirman que "es tan poderosa que absorbe a todos" como si fuera una burbuja.

En esta fiebre, como decía Irwin, el interés de los inversores está viniendo especialmente de las grandes firmas de inversión que según él "tienen miedo a perder la oportunidad". Mientras tanto, cómo explicaban también en la CNBC, los que venden en corto (short tellers) y esperaban pérdidas desde principios de año llevan más de 8.000 millones en pérdidas.

No es la primera que sube como la espuma, y no será la última

Las comparaciones con otros casos similares en el pasado son inevitables. En Barron's indican que según Bernstein y su citado analista, Toni Sacconaghi, los datos de esta firma revelan que hay "cerca de tres casos al año de media" en los que el valor de las acciones se dobla cada seis meses.

Netflix1 Neflix tuvo una primera parte de 2018 espléndida, pero cayó durante la segunda mitad del año y en 2019 las acciones no se han comportado de forma demasiado consistente.

Ocurrió por ejemplo con Nvidia cuando las acciones de la empresa pasaron en 2016 a valer de 30 a 60 dólares y poco después otra vez subieron a 90. Netflix tuvo un 2018 espectacular y ya entonces comparamos su crecimiento con el de Bitcoin. Las acciones de esta empresa han sufrido importantes caídas y recuperaciones desde entonces, y quién sabe qué sucederá a medio plazo con la competencia que le plantean los nuevos servicios de streaming y, sobre todo, Disney+.

Lo cierto es que la fiebre de los inversores no acaba de convencer a todos los analistas. Sacconaghi se mantiene cauto y recomienda "mantener" las acciones con un precio objetivo de 325 dólares.

Pierre Ferragu, de New Street Research, cree que Tesla va a por todas, y subió su precio objetivo de 530 a 800 dólares esta semana. Para él la volatilidad seguirá siendo protagonista, y "Dios sabe cuál será la próxima controversia" que generará Elon Musk.

Ciertamente, solo Dios lo sabe.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios