Publicidad

De un submarino nuclear hundido a una mina abandonada: los sitios más radiactivos del planeta

De un submarino nuclear hundido a una mina abandonada: los sitios más radiactivos del planeta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El 8 de julio, un grupo de investigadores noruegos encontraron lo que muchos medios llaman "un Chernóbil en el fondo del mar". Los buzos tomaron muestras del agua de una de las tuberías de ventilación del Komsomolets, un submarino soviético que se hundió el 7 de abril de 1989 a medio camino entre las costas de Noruega y las islas de Svalbard. Aquel día, junto a los 42 tripulantes que murieron, se hundieron dos reactores nucleares, dos torpedos con cabeza nuclear y 16 misiles balísticos de largo alcance.

Durante esto años se han ido haciendo controles rutinarios de las aguas cercanas al accidente, pero hasta el momento no se había encontrado nada. Ahora, las mediciones de estos investigadores señalan que los niveles de radiación son 100.000 veces superiores a lo normal. Todo esto en el corazón del Mar de Barents, uno de los grandes caladeros del mundo.

Pese a todo, el Komsomolets permanecerá bajo el mar. Hace unos años se estudió la posibilidad de sacarlo, pero el costo y las dificultades técnicas terminaron por hundir el proyecto. Por eso, nos hemos preguntados, ¿Cuántos Komsomolets habrá más en el mundo? ¿Cuáles son los lugares más radioactivos más relevantes del planeta?

Un mundo nuclear

chernobil

Y he de reconocer que la búsqueda no es sencilla y que, por eso mismo, este repaso no es exhaustivo. Pero aún así, es interesante. Hay dos factores clave para explicar esta dificultad. El primero es la Guerra Fría. Durante décadas, lo nuclear fue más que un secreto de Estado: fue una baza estratégica en lo que muchos esperaban que fuera una guerra inminente. Eso llenó el mundo de secretos y allanó, como vimos en la historia de Chernóbil, el camino hacia errores lamentables.

El segundo es el miedo a lo nuclear. Independientemente del origen de la problemática visión sobre la energía nuclear que existe en la mayoría de sociedades democráticas contemporáneas, la necesidad de recurrir a este tipo de energía o armamento hizo que tradicionalmente todo se tratara con el máximo cuidado y discreción.

Quizás por ello, los dos primeros lugares que se nos pasan por la cabeza son Chernóbil y Fukushima, los dos accidentes nucleares más grandes de la historia. La historia de cómo explotó el reactor 4 de la central nuclear Vladimir Ilich Lenin cerca de Pripyat aquel 26 de abril de 1986 es muy conocida. Al fin y al cabo, hace solo unos meses la serie de la HBO se convirtió en todo un fenómeno mundial.

Fukushima también es relativamente conocida, pero en este caso porque es un accidente reciente. Tuvo lugar el 11 de marzo de 2011 tras un terremoto de magnitud 9 en la costa nordeste de Japón y el Tsunami que provocó. Otros dos lugares "clásicos" son Hiroshima y Nagasaki, donde 246 000 personas murieron por las bombas nucleares. Sin embargo, a poco que nos ponemos a tirar del hilo, nos encontramos con muchos más lugares clave en la historia nuclear del planeta.

Hanford Site Sign

Por ejemplo, Hanford Site en el Estado de Washington fue la mayor mina de plutonio de EEUU y hoy goza del dudoso honor de ser el lugar más contaminado del país. Allí, se produjo el material de unas 60.000 armas nucleares incluido el que iba dentro de 'Fat Man', la bomba que se lanzó sobre Nagasaki en 1945. Desde 1987, los medios han reportado de forma periódica problemas de salud entre los trabajadores, pero en todo caso nada que ver con el derrame de Uranio de Church Rock en Nuevo México.

En 1979, más de 1.000 toneladas de desechos radiactivos se escaparon de los diques de contención de la fábrica hacia el Río Puerco desde donde recorrieron una zona de 129 kilómetros en pleno territorio navajo. Fue la mayor fuga de EEUU. El equivalente soviético a Hanford Site estaría disputado entre Séversk (donde tiene su sede el Grupo Químico Siberiano) y Mailuu-Suu en Kirguistán, una enorme mina de uranio que pese a no haber registrado accidentes (que sepamos) está asentada sobre una región sísmicamente muy activa. La misma donde se conservan los residuos de la extracción del uranio.

dfdfdf

¿Más sitios? Uno de mis favoritos es 'El Polígono', como se conoce popularmente el sitio de pruebas de Semipalátinsk, la principal instalación de tests nucleares de la URSS donde, entre 1949 y 1989, se realizaron al menos 450 pruebas nucleares. Junto con el emplazamiento de pruebas de Nevada (a 100 kilómetros de Las Vegas) donde se hicieron 928 pruebas y los campos de pruebas del Pacífico (con el atolón Bikini a la cabeza) donde se hicieron 105 conforman los grandes lugares de "investigación" atómica. Aunque basta con echarle un ojo a la lista de sitio de pruebas para ver que hay muchísimos más.

Para acabar, hay algunos casos concretos que tienen mucho que ver con la historia criminal de la humanidad. Dejando de lado el caso de la 'Ndrangheta, la mafia calabresa, vertiendo ilegalmente residuos nucleares en la costa de Somalia, hay un caso especialmente llamativo: cuando en septiembre de 1987, unos ladrones robaron una fuente radiactiva en desuso del Instituto Goiano de Radioterapia en Brasil. El incidente causó la muerte de cuatro personas y el envenenamiento por radiación de 249 más.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir