Publicidad

China da un importante paso para sus misiones espaciales tripuladas con el exitoso lanzamiento de su último cohete

China da un importante paso para sus misiones espaciales tripuladas con el exitoso lanzamiento de su último cohete
Sin comentarios

La agencia espacial china se ha anotado un nuevo logro en su palmarés, algo que no viene mal tras sus dos últimos lanzamientos fallidos (en marzo y abril). Y lo destacable de éste es que se trata de una prueba determinante para la puesta en marcha de su próxima misión espacial tripulada.

Según los medios locales, el lanzamiento fue un éxito, de modo que supone avanzar de cara a los que tienen previstos para el próximo año. Se trata del primer lanzamiento con éxito del cohete Larga Marcha 5B, que además de para su nave espacial tripulada se usará para llevar al espacio los módulos de su propia estación espacial.

Con vistas a su estación espacial

Hay que dejar claro que en este vuelo de prueba no había tripulación en el prototipo de la cápsula, pero con el precedente de hoy ya queda algo más cercano que puedan poner en marcha misiones tripuladas tanto suborbitales como circumlunares (como la Apolo 8, la primera misión que logró orbitar la Luna), como explica el periodista especializado en el programa espacial chino Andrew Jones. De hecho, que el lanzamiento de este cohete Larga Marcha saliese bien era clave para algunas de sus misiones más ambiciosas: dos misiones a Marte y una nueva Chang’e a la Luna, ambas con un cohete Larga Marcha 5.

El vuelo exitoso del Larga Marcha 5B les quita además cierta espinita tras haber experimentado problemas con un Larga Marcha 5 en 2017, lo cual causó retrasos en varias misiones. A su vez es también otra muestra de que la pandemia del coronavirus no ha frenado del todo los planes de la agencia espacial china, como vimos al hablar de cómo había afectado a varias de ellas.

¿Qué pasa ahora? Que ahora que tienen el prototipo de la cápsula tripulada en órbita hay que ver si sale bien la simulación de una reentrada desde una más lejana. La cápsula debería de ascender recurriendo a sus propios motores hasta unos 8.000 kilómetros de altitud.

Serán tres días de pruebas en los que se pondrán a prueba varios sistemas, incluyendo todo lo relativo a la vuelta a la Tierra (airbags, paracaídas, etc.). Además, como ocurre con los cohetes de SpaceX y otros vehículos espaciales la idea es que sea reutilizable, no completamente pero sí reemplazando algunas partes como el escudo térmico.

Si la prueba de hoy sale bien supondrá que el lanzamiento del primer módulo de su estación espacial tendrá el camino más allanado para que su lanzamiento se produzca a principios de 2021. Será el llamado Tianhe, que será el núcleo de dicha estación, la cual albergará según los planes de la agencia tres tripulantes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios