Publicidad

El espacio exterior no es absolutamente negro: la sonda New Horizons deja extrañados a los científicos

El espacio exterior no es absolutamente negro: la sonda New Horizons deja extrañados a los científicos
Sin comentarios

¿Es el espacio realmente negro? El astrónomo Todd Lauer lleva tiempo preguntándose eso. Si pudieras ver el cielo nocturno sin estrellas, galaxias y el resto de fuentes conocidas de luz visible, ¿estaríamos ante un negro absoluto?

La sorpresa es que no es así. Lauer y otros investigadores de la misión New Horizons de la NASA han utilizado el telescopio y la cámara de esta sonda y han descubierto algo curioso que no saben explicar muy bien: el universo no es tan negro como lo pintan.

El espacio es "bastante oscuro"

New Horizons tenía la misión original de estudiar Plutón, pero ya pasó por el planeta enano en 2015 y cumplió su cometido, y ahora simplemente ha continuado su viaje y está actualmente a cerca de 7.400 millones de kilómetros de la Tierra.

Space

Eso significa que esta nave espacial está ahora lejos de cualquier fuente de contaminación lumínica que pudiera impedir que detectara señales de luz del propio universo.

Como explicaban estos astrónomos, tanto alrededor de nuestro planeta como en la parte interna del sistema solar el espacio está repleto de partículas de polvo que están iluminadas por el Sol y que crean un brillo difuso en todo el cielo, pero la luz que llega del sol es mucho más débil donde ahora está New Horizons.

Para tratar de responder a esa pregunta inicial, los astrónomos utilizaron los instrumentos de la sonda para analizar el espacio exterior que la rodeaba. Seleccionaron imágenes que ellos califican como cielo en blanco, donde hay ciertas pequeñas luces de estrellas y galaxias lejanas pero muy poco brillantes.

Procesaron esas imágenes para eliminar todas las fuentes de luz visible. Tras eliminar la luz que proviene de las estrellas y la que proviene de la Vía Láctea también eliminaron cualquier luz extraviada de las peculiaridades de la cámara. El resultado teóricamente era el de quedarse únicamente con la luz que venía más allá de nuestra propia galaxia.

Incluso entonces no estuvieron satisfechos: fueron más allá y sustrajeron la luz que se podría atribuir a las galaxias que pudieran haber sido captadas por esas cámaras. Aún haciendo todo eso, había aún luz en una imagen que no era totalmente negra cuando debería serlo.

Pluton Plutón y Caronte, vistos por New Horizons. Foto: JHUAPL/SwRI.

De hecho Marc Postman, uno de los astrónomos implicados en el estudio, destacó que la cantidad de luz que provenía de fuentes desconocidas equivalía a la que provenía de las galaxias conocidas. Eso dejó extrañados a los científicos, que creen que o bien hay galaxias desconocidas ahí fuera "u otra fuente de luz que aún desconocemos".

Estudios preliminares que se hicieron también con la sonda New Horizons apuntaban en esa dirección sin ser tan precisos. No hay explicación definitiva para un fenómeno sorprendente para los expertos y que incluso podría estar asociado con la materia oscura.

Para Lauer, como para el resto de astrónomos, el descubrimiento es inquietante, pero terminó diciendo que incluso tras todos estos análisis "el espacio es bastante oscuro".

Vía | NPR
Más información | arXiv

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios