Publicidad

El Hubble nos descubre el último y espectacular "retrato" de Saturno y sus anillos

El Hubble nos descubre el último y espectacular "retrato" de Saturno y sus anillos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Saturno es uno de los planetas más llamativos de nuestro sistema solar, y sus característicos anillos lo convierten en un protagonista de excepción cuando telescopios espaciales como el Hubble logran mostrar toda su magnificencia.

Eso es lo que ocurrió estos días: el centro especial Goddard de la NASA ha revelado la última gran captura de Saturno, y en ella este gigante gaseoso se muestra en todo su esplendor, como también lo hacen sus "icónicos" anillos, como los califica la propia agencia espacial.

Un retrato espectacular

El telescopio espacial Hubble aprovechó un momento muy especial para esa foto: el instante en el que Saturno se encontraba más cerca de la Tierra este año. Fue el pasado 20 de junio de 2019, y "solo" nos distanciaban 1.360 millones de kilómetros.

La foto se tomó con la Wide Field Camera 3 del telescopio espacial como parte del programa OPAL(Outer Planet Atmospheres Legacy), con el cual que están tomando imágenes anuales de todos los grandes gigantes gaseosos de nuestro sistema solar para estudiar su evolución. En la imagen de 2018, por ejemplo se apreció una tormenta en el hemisferio norte.

Hay no obstante muchas cosas que no han cambiado de una a otra imagen, y una de ellas es ese singular patrón llamado el "hexágono" que aún se mantiene en el polo norte y que fue visto por primera vez en 1981 gracias a las imágenes enviadas por el Voyager 1. También es posible apreciar algunas de las 62 lunas heladas de Saturno mientras completan su traslación de 18 horas alrededor del planeta.

En la imagen se aprecian de forma espectacular los famosos anillos de Saturno. Las tonalidades en ámbar del planeta, explican en la NASA, provienen de neblina estivales producidas en reacciones fotoquímicas provocadas por la radiación ultravioleta del sol. Por debajo de esas neblinas encontramos nubes de cristales de hielo de amoníaco, así como nubes más profundas e invisibles de hidrosulfuro de amonio y agua.

Vía | NASA

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir