Compartir
Publicidad
La seguridad de los niños está en riesgo: éstos son los juguetes conectados más peligrosos
Especiales

La seguridad de los niños está en riesgo: éstos son los juguetes conectados más peligrosos

Publicidad
Publicidad

Hoy día miles de niños se conectan diariamente a internet, ya sea para ver vídeos o para jugar en dispositivos móviles. Por esta razón, los fabricantes de juguetes tradicionales han tenido que adaptar sus productos a la era digital, presentando aplicaciones y conectándolos a la red.

Con estos importantes cambios en la forma en que juegan los niños se ha abierto un nuevo debate sobre la privacidad en la red. ¿Qué tan bueno es que un juguete tenga conexión a internet y almacene datos sobre su dueño? En esta millonaria industria no todos han sido un éxito; hoy analizamos los fracasos.

Juguetes conectados: fracasos y privacidad

En los últimos meses las ventas de este tipo de juguetes se ha disparado y no es para menos. Darle la posibilidad a los padres de comunicarse con sus hijos mediante un peluche o que interactúe con una aplicación suena muy atractivo. Sin embargo, no todo ha sido 'color de rosa' en esta industria.

Barbie Hello, almacenando conversaciones

No sólo compañías pequeñas o poco conocidas han sido acusadas de espionaje en sus productos. Barbie Hello es una muñeca capaz de hablar y está fabricada por Mattel. Este año fue acusada de espionaje, ya que almacena y comparte las conversaciones de los niños.

Barbie Hello

Luego del gran escándalo que se formó en internet y el disgusto de los padres, la compañía emitió un comunicado en el que explicó que sí almacena y envía conversaciones de los niños, según ellos con el objetivo de mejorar el producto y presentar una mejor versión de la muñeca.

En el comunicado también se conoció que la compañía guarda datos personales de los padres, que se reciben a través de una aplicación móvil y almacena datos aunque no se esté utilizando el juguete: información de la red, conexión, número de serie, modelo, idioma, zona horaria, entre otros.

CloudPets, dos millones de conversaciones expuestas

La idea de conectar a los hijos con sus padres mediante un juguete es muy interesante. Ese es el caso de los peluches CloudPets, los cuales permiten recibir mensajes de voz de los padres, que se envían a través de una aplicación móvil.

El innovador juguete se vendió bien y funcionó como debía esperarse, sin embargo, solo algunos meses después de su lanzamiento miles de datos de usuarios quedaron expuestos y millones de conversaciones de padres a hijos fueron publicadas en internet.

Cloud Pets

Aunque Sprial Toys, fue notificada y se afirmó que delincuentes informáticos habían accedido a la base de datos y robaron la información de más de 820.000 cuentas, no respondieron nada, ni dieron una respuesta a los medios. En internet estuvieron circulando dos millones de mensajes de voz.

Cayla, la muñeca que transfiere tus datos a Nuance Communications

Esta muñeca es uno de los juguetes más polémicos de los últimos años. 'Mi amiga Cayla' es un juguete que a simple vista parece inofensivo, pero esconde un serio problema en su interior: las conversaciones de voz se envían a una compañía estadounidense y cualquiera puede tener control de ella.

Con un simple procedimiento cualquier persona puede tomar control de Cayla, grabar mensajes y hacerla decir lo que desee, aunque no esté cerca. El acceso es completamente remoto y se puede hacer desde un teléfono móvil tradicional.

Cayla

Aparte de este serio problema de control, la muñeca envía las conversaciones y las grabaciones de voz a una empresa estadounidense, conocida como Nuance Communications, especializada en tecnologías de reconocimiento de voz. La empresa fabricante se reserva el derecho de utilizar esta información con terceros.

i-Que, el robot que te espía

Al igual que sucede con Cayla, i-Que es un robot que se ha hecho muy popular en estos últimos meses. Cuenta con conexión a internet y un tipo de 'inteligencia', pero lo más preocupante es que también envía datos personales a la compañía, al momento de hablar o preguntarle cosas.

i-Que

Junto con Cayla, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió sobre los graves fallos de seguridad. Sin embargo, muchas de estas regulaciones únicamente se encuentran en Estados Unidos y Europa, por lo que en América Latina, en especial Colombia, se pueden seguir comercializando.

El futuro de estos juguetes y algunas recomendaciones

Queda claro que a pesar de los escándalos, esta clase de juguetes se seguirán fabricando y vendiendo alrededor del mundo. Para proteger la seguridad de nuestros hijos o de los niños que nos rodean, lo mejor es controlar en gran parte su actividad en la red.

Limitar los puntos de conexión, los sitios visitados y el tiempo de uso son algunas recomendaciones. Recomendamos también que al momento de comprar un juguete leer cuál es su declaración de privacidad y qué se está aceptando cuando se compra o se descarga una aplicación.

En Xataka Colombia | Seis aplicaciones para controlar el uso que los niños le dan al celular o tablet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio