Publicidad

Salvemos la red: difunde la palabra de neutralidad en la red
Legislación y Derechos

Salvemos la red: difunde la palabra de neutralidad en la red

Publicidad

Publicidad

Con la abolición de las reglas de neutralidad en la red que ocurrió el pasado 14 de diciembre, es importante recapitular qué ocurrió durante los últimos años para saber cómo puede afectarnos en un futuro estos eventos. Las regulaciones impuestas durante la administración de Obama pretendían evitar que los proveedores de servicio pudieran manipular las conexiones de red para beneficiarse de las necesidades de los usuarios y crear así una competencia sana en el desarrollo de los distintos servicios online como streams de video, música y el acceso a la información.

Como se mencionó en Xataka Colombia anteriormente, Internet es una tierra de nadie y a la vez la gobernamos todos nosotros. Si no se lucha por el bien de la neutralidad, la forma en que consumimos nuestros preciados GIFs de animales tiernos, las noches de maratón de series y nuestro sueño por ser los siguientes reyes de los e-sports serán bloqueados y deteriorados por los intereses económicos de los proveedores de servicios.

Hace poco tiempo, en unas tierras muy muy arriba…

Los primeros sonidos de emergencia sobre neutralidad en la red se dieron en 2014, cuando la FCC (Comisión de comunicaciones federales) estaba bajo el mando de Tom Wheeler. Durante un polémico caso de la FCC contra Verizon, la proveedora de servicio demandó a la FCC porque no tenían derecho a ejercer ningún control sobre la forma en que se prestaba el servicio de internet. La corte falló a favor del proveedor de servicio indicando a la FCC que los proveedores de internet no estaban clasificados de la misma manera que otros proveedores de telecomunicaciones. Por ende, este fallo le dió el beneficio a las compañías de deslegitimar el control sobre los proveedores.

Algunas compañías comenzaron a hacer avances con miembros de la FCC para permitir que proveedores de servicio como Comcast y Verizon pudieran cobrar a las compañías de servicios como Netflix o Hulu para hacer que sus servicios cargaran más rápido en sus proveedores. Un ejemplo que reflejó muy bien este problema se dió a conocer en el show ‘Last Week Tonight with John Oliver’ (visto arriba), donde mencionan el ejemplo de unas negociaciones entre Netflix y Comcast, donde la SPI limitó al servicio de streaming hasta febrero de 2014 donde la plataforma de video accedió a las demandas, teniendo un incremento de calidad de descarga específicamente en ese proveedor.

Y el principal problema era que Tom Wheeler estaba en pro de las compañías.

Por suerte, activistas y corporaciones se unieron para oponerse a esta falta de regulación de neutralidad. Iniciativas como el programa de John Oliver permitieron viralizar lo que ocurría en Estados Unidos, y el mundo online se unió para saturar la página de la FCC, el congreso y muchas cabezas del gobierno para actuar rápidamente en contra de los SPI. Tal fue la presión, que Obama dió un discurso apoyando la neutralidad en la red, clasificando internet como un servicio básico necesario para el desarrollo tal como el agua y la electricidad. Esto influenció la posición de Wheeler, quien accedió a crear un replanteamiento que culminó en febrero de 2015, con una ley fuerte que dictaba que todos los servicios en línea deben tener la capacidad de ser transmitidos sin prioridad de velocidades, bloqueos o discriminación de contenido. También reclasificó a los proveedores de servicio como cualquier otro tipo de proveedores de telecomunicaciones, lo que permitía regular y asegurar el control de esta neutralidad.

Así, los memes de gatitos y las horas de ver youtubers fueron salvadas. Hasta que…

2017, el contraataque de la naranja americana

Pai Recuerden el rostro del hombre que quiere matar internet.

Con la llegada de Trump a la administración de Estados Unidos, las políticas del republicano han ido en favor de destrozar todo lo que hizo Obama. En enero de este año, Tom Wheeler fue sucedido por Ajit Pai, un hombre que hizo lo posible para usar su carisma en pro de destruir internet.

Desde la llegada de Pai como presidente de la FCC sus políticas fueron en pró de crear una nueva ley de regulación de la neutralidad en la red, en la que no se regularizará nada y en las que los SPI volverán a estar fuera de la clasificación que permite regularlas y controlarlas. Según el presidente de la FCC porque ‘Internet nunca estuvo roto y no vivimos en una distopía digital’. Su posición ante la neutralidad en la red al encabezar la FCC fue decir que los días de esas regulaciones estaban contados.

Hacia mayo de 2017, la comunidad de internet volvió a enloquecer, con nuevos protestantes, nuevo episodio de John Oliver y varios medios alentando a los usuarios para volver a atacar al gobierno estadounidense en favor de defender la neutralidad en la red. Esfuerzos que el gobierno de Trump no prestó atención y que trató de desviar con lenguaje con videos como el siguiente:

Como pueden ver, la FCC de Pai trata de decirle a los usuarios que el fin de neutralidad en la red no eliminará los contenidos. Lo que no está diciendo es que le permite a las compañías clasificar, segregar y priorizar estos mismos. Así que no se les haga raro ver que en un tiempo estén ofreciendo paquetes de internet a usuarios para juegos, para streaming o que haya una clasificación de navegación “normal” y navegación premium.

A finales de noviembre de este año, la FCC presentó el borrador final de su propuesta para acabar las leyes de neutralidad en la red que tuvo votación el pasado 14 de diciembre. La nueva propuesta gano en un 3 a 2 a favor. E Internet sufre una de sus más penosas derrotas en la historia.

Y si no somos gringos

El problema de que las leyes de neutralidad hayan caído en un gobierno como Estados Unidos es la influencia que esto puede crear en otros países. La región Europea tiene leyes de neutralidad fuertes, pero que no son inquebrantables ante un ataque similar al de las compañías proveedoras de internet. Regiones como la de Latinoamérica y África son más susceptibles, pues muchas regulaciones se guían bajo la misma línea de Estados Unidos.

Por suerte, en Colombia, el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, David Luna, se expresó en contra de las decisiones tomadas por la FCC. El ministro explicó que estas medidas solo pretenden beneficiar a quienes tengan mayor capacidad de pago. Y afirmó que “en Colombia continuaremos trabajando por conservar este principio, que permite proteger tanto a los consumidores, como a la libre competencia. Solo el Congreso de la Republica podrá modificar dicha ley.

Sin embargo, hay que recordar que nuestro congreso y nuestro ministro TIC no serán los mismos siempre, y que la lealtad puede ser influenciada por las grandes compañías. Así que como usuarios de internet debemos apoyar esta neutralidad, no solo en nuestro país sino en todo el globo.

Y si fallamos, ¿cómo se vería afectado internet?

Esperemos nunca lleguemos a esto. Pero, como lo mencionaban nuestros compañeros de Xataka España, lo que puede ocurrir está dividido en tres posibilidades:

  1. Internet de ricos y de pobres: Aquellos que paguen un internet carísimo podrán disfrutar del contenido como lo hacemos hasta ahora. Pero aquellos que no tenemos ingresos muy altos podríamos contratar un servicio en el que las imágenes nos van a cargar como en la época del modem de teléfono.
  2. Servicios Ralentizados: Siguiendo con internet de ricos y pobres, ahora imaginen que les venden internet por paquetes. Si X proveedor les da internet y ustedes quieren ver HBO, les toca pagar extra para poder tener un internet que les corra HBO. Los gamers deberán pagar paquetes para jugar online, y probablemente uno distinto si quieren jugar en consola, pc, mobas, fps o al buscaminas. O lo mismo puede ocurrir con la música, imaginen que en un proveedor móvil no pueden oir Spotify bien, se les traba la música, y al reclamar es porque ese proveedor tiene XMusic y ellos le dan prioridad de banda a su propia app.
  3. Contenidos Bloqueados: Imaginen que al presidente de X compañía no le gustan los homosexuales, y a través de ese proveedor no pueden ver ninguna página ni contenido de la comunidad LGBTQ. O que el servicio Z es aliado de cierto partido político y entonces bloquea las páginas de noticias que hablan mal o que se sabe no pertenecen a los aliados de ese partido.

Este tipo de falta de regulación solo promueve la desinformación, la segregación y el clasismo. Y se aprovecha de las necesidades del consumidor para sacar más beneficios económicos.

Así que ayuden a salvar internet.

Imágenes: U.S. Department of Agriculture y Jan Persiel (via Flickr)

Más en Xataka Colombia | La neutralidad en la red sufre una gran baja en Estados Unidos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios