Publicidad

Las agallas artificiales resultaron ser un engaño después de todo

Las agallas artificiales resultaron ser un engaño después de todo
Sin comentarios

Lamentablemente una de las campañas más exitosas que hemos visto en Indiegogo hasta la fecha, y que había logrado recaudar poco más de un millón de dólares, han tenido que admitir que su producto Triton no funcionaba como ellos decían, forzando a regresar a sus patrocinadores todo el dinero recaudado.

Triton argumentaba ser el primer respirador artificial, que permitía a las personas respirar debajo del agua por un espacio de 45 minutos utilizando una revolucionaria tecnología de branquias artificiales, las cuales tenían la capacidad de extraer el oxigeno del agua proveyendo lo necesario para que una persona pudiera bucear sin ningún equipamiento adicional como tanques de oxigeno tradicionales.

Lamentablemente esta tecnología no existe aun, debido a que no resulta factible con los materiales actuales. Los expertos en buceo, se dieron a la tarea de explicar las miles de razones por las cuales un producto como Triton no es real, al menos con la tecnología actual de baterías y bombas de succión. En primer lugar el pequeño gadget debería ser capaz de filtrar unos 40 a 90 litros de agua por minuto para poder extraer suficiente oxigeno como para que una persona pueda respirar con normalidad, lo que significaría contar con un sistema de bombas muy poderosas que no cabrían en un dispositivo tan pequeño y que obviamente una pequeña batería no estaría en capacidad de poner a funcionar.

Razones como las anteriores llevaron a los creadores de Triton a admitir que su producto no era como el que habían descrito en la campaña, y regresar a sus patrocinadores el dinero recaudado. No obstante ellos no querían rendirse, y por más increíble que parezca, han lanzado una segunda campaña de Triton, indicando ahora que en los pequeños brazos de los lados se esconden dos pequeños tanques con oxigeno liquido comprimido intercambiables, que permiten respirar a una profundidad de hasta 15 pies bajo el agua nuevamente por un espacio de hasta 45 minutos.

Este nuevo enfoque, aunque suene un poco más convincente que el anterior, nuevamente ha despertado la duda de los expertos, pues el oxigeno liquido comprimido es extremadamente peligroso y difícil de mantener en ese estado, lo que no lo hace ni practico, ni seguro para los usuarios. Un sistema de este tipo requeriría nuevamente una enorme cantidad de energía para mantener el oxigeno en esas condiciones, y una pequeña batería no podría proveerlo. De otro lado, si se tratara de simples tanques de oxigeno comprimido como el de las pistolas de balines (no en estado liquido), entonces estaríamos hablando de un sistema potencialmente más seguro, pero que no serviría sino para respirar por un par de minutos antes de agotarse el aire, nada cerca de los 45 minutos.

A pesar de las increíbles dudas que genera nuevamente esta campaña, y todo el revuelo mediático que han generado, esto no ha impedido que las nuevas Triton, recolectaran poco mas de un cuarto de millón de dólares en unos pocos días. Todo parece indicar que posiblemente van a tener que regresar nuevamente ese dinero si no logran explicar como funcionan sus revolucionarios tanques de oxigeno liquido.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios