Publicidad

España siempre ha sido desastrosa vacunando contra la gripe: el problema es que, en plena crisis COVID, necesitamos hacerlo mejor que nunca

España siempre ha sido desastrosa vacunando contra la gripe: el problema es que, en plena crisis COVID, necesitamos hacerlo mejor que nunca
Sin comentarios

España es mala vacunando contra la gripe. Muy mala, incluso. Según la OMS, la cobertura en todos esos colectivos debería estar en el 75%. Pero, en 2019, solo dos comunidades consiguieron vacunar a más del 60% de los mayores de 65 años: La Rioja (64,6%) y Castilla y León (61,1%). Al final de la lista, estaban Baleares (41,5%) y Andalucía (49%).

Pero lo verdaderamente problemático no es eso, es que este es el colectivo en el que lo hacemos mejor. La comunidad que consiguió una mayor tasa de vacunación en embarazadas fue Cantabria con un 54,4%, y si nos fijamos en el personal sanitario, podríamos hablar de un 30% sin miedo a equivocarnos.

Llega la gripe

Flu Shot Advertising

Y ahora, en mitad de una pandemia mundial y a las puertas de la estacional de la gripe, el país quiere conseguir una vacunación récord para aliviar la presión hospitalaria. Por ello, el Ministerio tiene previsto empezar dos semanas antes la campaña de la gripe, justo en estos días a principio de octubre. Pero ¿será suficiente?

Es decir, ¿Basta con dos semanas más de trabajo para conseguir un mayor número de vacunaciones? Y lo cierto es que no está claro que bastara en condiciones normales, pero en la situación actual, con los centros de salud tratando de recuperar la normalidad en mitad de la "segunda ola" del virus, las dudas cogen peso. Y es que ese es uno de los principales problemas del enfoque español a la vacunación: su dependencia de un sistema de atención primaria que, regularmente, vive al límite.

En los próximos días, miles de personas que forman parte de colectivos de riesgo serán convocados a sus centros de atención primaria. Tiene sentido: no solo ayuda a salvar vidas, sino que ayuda a reducir el impacto de la epidemia de gripe en los meses más problemáticos. No obstante, como el sistema de vacunación no tiene recursos extra; la campaña se tiene que detraer recursos del sistema para ponerse en marcha. El resultado en estas circunstancias de congestión permanente es que va a resultar difícil que se haga un seguimiento pormenorizado de todos los que se encuentran en los grupos de riesgo.

¿Es importante vacunarse?

Images 1

La hipótesis del Ministerio es sencilla: como he visto estos meses, es relativamente sencillos que el COVID se descontrole y genere incidencias acumuladas altísimas, ocupe las UCIs y ocasiones decenas de fallecidos. Si el pico de la gripe coincide con una de estas oleadas los efectos pueden ser devastadores. Una buena inmunización de la gripe puede ser fundamental no solo a nivel individual, sino a nivel social.

La buena noticia es que las noticias que nos llegan desde el hemisferio sur (que suele servirnos para ver cómo será la próxima epidemia en el hemisferio norte) señalan que la gripe ha estado casi desaparecida este año. En un primer momento, se pensó que era porque el COVID estaba impidiendo hacer tests, pero al final de la temporada, cuando se redoblaron los esfuerzos por alcanzar un número similar de pruebas, se confirmó la escasa incidencia del virus. Es decir, la situación nos viene de cara: esperemos que no se tuerza.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios