Compartir
Publicidad
Publicidad

Los mensajes de los científicos a los posibles extraterrestres: de las placas metálicas a las microcomposiciones

Los mensajes de los científicos a los posibles extraterrestres: de las placas metálicas a las microcomposiciones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sabemos si estamos solos o no, y si no lo estamos no sabemos de qué forma nos acompañan y si podemos llegar a entendernos. Pero dejando a un lado todas esas locas teorías de por qué aún no hemos contactado con ellos, de momento lo que hacemos es enviar mensajes a extraterrestres, por si suena la flauta.

Si hace poco hablábamos de hacer en cierto modo realidad películas como 'Marte (The Martian)' o 'Interstellar', ¿qué pasaría si nos tocase hacer realidad la de 'La llegada'? A ese momento aún no hemos llegado, y no parece que estemos cerca cuando las señales que recibimos al final nunca resultan ser de otra civilización. Pero la esperanza es lo último que se pierde y seguimos intentando obtener contacto con ellos.

El "por si los aliens" de la NASA

Hace no mucho hablamos aquí de las imágenes que viajaban ocultas en un audio que enviamos al espacio con las misiones Pioneer 10 y 11 y Voyager 1 y 2. Misiones que se lanzaron en los 70 y que de hecho forman parte de las cinco que más lejos han llegado en la historia de los muchos trastos que llevamos lanzando al espacio exterior.

Así, no sabemos si hay extraterrestres, si son capaces de entender o tienen alguna manera de percibir la realidad que se aproxime a nuestros sentidos, pero la NASA dijo algo así como: "Si estas naves se van a ir lejos y no van a volver, vamos a dejar un mensaje por si a caso".

Y lo que hicieron fue instalar unas placas metálicas que daban constancia del lugar y época de creación de las naves en las Pioneer. Un particular lienzo de 229 x 152 x 1,27 milímetros con un mensaje simbólico que pudiese informar a los extraterrestres sobre nuestra especie y nuestro lugar de origen (la Tierra).

Las vimos al hablar de estas misiones como parte de ésas que han logrado llegar más lejos de nuestro planeta. En su contenido podemos observar la imagen de la sonda, dos seres humanos, un haz de líneas con origen común, un sistema solar en la base y un símbolo que une dos círculos en la parte superior.

Mensaje Pioneer Lo símbolos en la placa de las Pioneer, explicando el origen de la sonda y qué y quiénes somos a una posible cultura extraterrestre. Fue diseñado por Carl Sagan y Frank Drake y dibujado por Linda Salzman Sagan.

Los seres humanos frente a la sonda representan, a la vez, quiénes somos y nuestro tamaño relativo con respecto a la Pioneer. Las líneas concéntricas representan la dirección de los púlsares más significativos cercanos a nuestro sistema solar, siendo este centro el sol (el número en binario es la secuencia de pulsos) de manera que se indica más o menos nuestra ubicación.

En los mensajes de las misiones Pioneer y Voyager se incluyeron símbolos en referencia a qué somos, quiénes y dónde estamos

Arriba lo que se representa es una inversión en la dirección de spin del electrón en un átomo de hidrógeno, y en la parte inferior vemos el sistema solar con el orden de los planetas de Sol hacia fuera y la indicación de la ruta inicial de las sondas Pioneer.

Antena

Pero para las Voyager la agencia estadounidense quiso ir un poco más allá. Pensaron en algo más sofisticado y con más dosis de información, incluyendo una grabación de fonógrafo con sonidos y esas imágenes que comentábamos, lo cual aspirase a representar "la diversidad de la vida y la cultura en la Tierra", según la propia NASA cuenta. Los símbolos ya los vimos en detalle al hablar del audio con las imágenes:

  • Arriba a la izquierda: una representación del fonógrafo y la aguja, la cual está en la posición correcta para iniciar la reproducción por el principio de la grabación. La circunferencia indica en binario que la velocidad de rotación adecuada es de 3,6 segundos, expresándolo en unidades de 0,70 x 10^-9 segundos, el periodo de tiempo asociado con la transición fundamental del átomo de hidrógeno.
  • Centro a la izquierda: otra aguja con otro número en binario, en este caso indicando el tiempo de duración de una cara (alrededor de una hora).
  • Arriba a la derecha: indica cómo se han de reconstruir las imágenes a partir de la señal de audio, representando las ondas y recurriendo de nuevo al binario.
  • Centro a la derecha: se indica en binario la duración de cada línea de la imagen (unos 8 milisegundos) entre otras cosas y la primera imagen que se tendría que ver si se decodifica bien la señal: un círculo.
Mensaje Voyager 01 El disco dorado a la izquierda, y a la derecha los símbolos que hay en él.
Mensaje Voyager 2 La explicación de cada símbolo de la mano de la NASA.

Para que dejar notas escritas pudiendo enviarlas musicales: los intentos del SETI y el Sónar

Del último mensaje hace muy poco, concretamente el pasado mes de octubre. En esta ocasión ha sido con motivo del festival Sónar, concretamente por la iniciativa Sonar Calling GJ27b, enviándose 33 piezas musicales de 10 segundos a un exoplaneta, GJ27b, como explican en Microsiervos. Planeta que se haya a 12,4 años luz orbitando a la enana roja Luyten b, considerado una "supertierra", y que como Próxima b y Ross 128 b es candidato a albergar vida.

Los responsables del envío del mensaje han sido el METI (Messaging Extraterrestrial Intelligence) y el Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC). Se realizaron transmisiones en código binario entre el 16 y el 18 de octubre desde la antena de la EISCAT en Tromsø (Noruega) incluyendo una especie de tutorial matemático y científico sobre la codificación del contenido (a modo de indicación, similar a lo que veíamos en el disco de las Voyager).

En cuanto al contenido musical, se enviaron composiciones de artistas como Jean-Michel Jarre, Nina Kraviz, Autechre, Modeselektor, Francisco López, Kode 9, Fatima Al Qadiri, CaboSanRoque, BFlecha y otros, completando dos horas y media de transmisiones. Sonidos que tardarán unos doce años en llegar a su destino, y que de ser entendidos y respondidos tendríamos aquí, por tanto, en unos 25.

¿Por qué eso y por qué ahora? El motivo del contenido quizás algo más artístico que científico, pero el momento elegido se debe a que dentro de 25 años se cumple el 50º aniversario del Sónar, momento en el cual pondrán (toda su ilusión y esperanza y) las antenas en posición listas para esperar una posible respuesta.

Tromso El cielo de Tromsø a veces es así de "alienígena". Una fascinante instantánea de auroras boreales sobre el fiordo Ersfjordbotn, en el distrito de Tromsø (Noruega) de Nêssa Florêncio.

Sobre esto, el presidente y fundador del METI, Doug Vakoch, apuntaba en CNET que era "el tipo de mensaje que querríamos recibir aquí en la Tierra". Y lo que querrían obtener en un supuesto mensaje de respuesta es si se había logrado entender nuestro mensaje.

En un mensaje de respuesta, lo primero que desearíamos saber es si los extraterrestres entendieron lo que les hemos dicho en el primer mensaje. La manera más fácil de hacer esto es repetir nuestro mensaje, pero de manera extendida. Nosotros les decimos que "1 + 1 = 2", ellos podrían hacernos ver que lo han entendido con "10 + 10 = 20".

A colación de este último mensaje, a Vackoch le mencionamos al plantear si estamos preparados para un contacto con ellos, de hecho. Y sus reflexiones nos vienen muy bien esta vez para acabar este artículo quizás algo más peculiar.

El presidente del METI reflexionaba en el documental 'The Visit' precisamente sobre los muchos desafíos a los que tendríamos que enfrentarnos en un primer encuentro con extraterrestres (como ocurre en 'La llegada'), y añadía que en los discos del Voyager se ha omitido todo lo que nos hace peores (violencia, guerra, armas, etc.).

Aliens 01

De hecho, las ideas que más se repitieron en el proyecto "Earth Speaks" (La Tierra habla) del SETI (en el que se recogieron más de 50.000 "mensajes para extraterrestres" de todo el mundo, fueron, por este orden, cosas como "Somos humanos del planeta Tierra", "Hola y bienvenidos", "Por favor, ayuda", "Expresiones matemáticas y binarias", "Paz, amor y amistad", y "Obras de arte de distinto tipo".

De ahí que relacionásemos la lista con los pensamientos de Vackoch, que dejaba en el aire si si es eso lo que somos (arte, paz, amor, etc.) y si estamos preparados para vernos reflejados en el espejo contra otra especie inteligente. Puede que un día lo averigüemos, quizás al son de música alienígena.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos