Publicidad

Hombre arrestado por usar dispositivo que interfería la señal de todos los celulares a su alrededor

Hombre arrestado por usar dispositivo que interfería la señal de todos los celulares a su alrededor
Sin comentarios

Está claro que no a todos les agradan los teléfonos inteligentes, y muchas personas incluso sienten frustración si es que no rabia cuando se ven rodeadas de personas que solo interactúan con sus Smartphones. Para muchos, la solución natural seria solo ignorarlos o usar un buen par de audífonos para no tener que soportar las llamadas o sonidos que resultaran molestos a su alrededor.

Sin embargo este no era el caso de Dennis Nicholl, un contador publico de 64 años, quien decido que había tenido suficiente con las nuevas generaciones y sus molestos teléfonos inteligentes, y quiso tomar justicia por sus propias manos, adquiriendo un cellphone jammer que portaba consigo a donde quiera que fuera, cortando inmediatamente la señal de cualquier teléfono a su cercano a el.

Nicholl tenia meses tomando el tren en Chicago para ir a su trabajo, afectando la señal de los teléfonos de cientos de pasajeros que se sentaban cerca de el a diario. Ya muchos se habían quejado de la mala recepción en el sistema, pero no fue sino hasta que Aaron Robinson (otro pasajero) se percatara de que se trataba de las acciones de un pasajero, que las autoridades pudieron dar con el culpable y arrestarlo.

Un cellphone jammer tiene la capacidad de interferir las señales de radio a su alrededor, y a pesar de que son relativamente fáciles de conseguir en algunas paginas de accesorios electrónicos, su uso es considerado ilegal en muchos países por afectar el buen funcionamiento de un bien publico como lo es el espectro electromagnético, e incluso poner en peligro la seguridad de las personas al impedir que una llamada importante o incluso de emergencia se produzca.

Dennis Nicholl Nicholl sorprendido en el acto usando su Jammer

Aaron cuenta que notó como Nicholl cargaba con una bolsa de plástico en el tren y al percatarse de que había alguien hablando por teléfono, rápidamente sacó una caja negra de la bolsa y la encendió. De inmediato la persona al teléfono se quedó sin señal, al tiempo que todos los pasajeros a su alrededor también notaran que no podían acceder a sus servicios online o hacer llamadas. Aaron de inmediato supo que ese dispositivo estaba relacionado con el problema y lo informo a las autoridades.

La corta pero costosa campaña anti celulares de Nicholl, le ha dejado por ahora una estadía en la cárcel con salida bajo fianza de $10.000 dólares, y una posible multa adicional por daños y perjuicios posiblemente de mayor cuantía cuando comparezca ante los tribunales de la ciudad. Al menos por ahora en su lugar de reclusión Nicholl podrá conseguir algo de paz al no tener ningún teléfono cerca.

Foto | Ibtimes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios