Publicidad

Así se termina Super Mario Bros en menos de 5 minutos

Así se termina Super Mario Bros en menos de 5 minutos
Sin comentarios

Darvian es in increíble jugador de Nintendo, mundialmente conocido por mantener desde hace un par de años el record de velocidad a la hora de jugar Super mario Bros para NES. Darvian es tan pero tan bueno para el primer título del fontanero, que entrenó por un par de años para lograr batir su propio record este miércoles, sacándole poco más de medio segundo de diferencia a su record anterior.

Lo realmente sorprendente del speed run de Darvian, es que se trata de un recorrido prácticamente legal, es decir no se vale casi de ningún glitch importante para saltarse partes del juego (como si los usa SethBling en su impactante record de 5 minutos en Super Mario World para SNES), sino que usa el sistema de tuberías que periten adelantarse algunos niveles del juego para al final lograr el increíble tiempo de 4 minutos 57 segundos y 260 milésimas.

El desempeño de Darvian durante el juego raya en la perfección, y es probable que ya no sea posible sacarle más segundos a este speed run para batirlo (a menos que otro jugador descubra algún método que Darvian no pudo desarrollar para ganar algo de tiempo en su carrera); como el truco que vemos desarrollar en la meta del nivel 8-2 donde usa una bala de cañón para golpearse antes de llegar y así evitar la animación de Mario entrando al castillo.

Durante la grabación de su increíble record, Darvian incluso se conectó un monitor de ritmo cardiaco que podemos ver en pantalla. Al inicio en los primeros niveles, el intrépido jugador mantiene unos 80 latidos por segundo, mostrando una irrompible calma. Sin embargo conforme se acerca al último nivel sus pulsaciones comienzan a subir y subir hasta llegar a unos increíbles 170 cuando al fin logra romper su propio record, y la comunidad de usuarios que lo está viendo en vivo estalla de alegria en la sección de comentarios.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios